Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 9 DE SEPTIEMBRE DE 2018 abc. es espana ESPAÑA 23 SÁNCHEZ EN LA MONCLOA Un fragmento del vídeo en el que Sánchez repasa sus primeros tres meses de Gobierno NUEVO GUIÑO DE MARKETING DE MONCLOA Sánchez se olvida de Cataluña en su vídeo conmemorativo El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, publicó ayer un vídeo en las redes sociales en el que ensalza sus primeros 100 días en el Gobierno. Un minuto y 39 segundos en los que Sánchez, en mangas de camisa y sobre la mesa de su despacho, se define como un presidente feminista, ecologista, europeísta y social y que, asegura, hace lo que dice Asimismo, en la grabación defiende un enfoque europeo y respetuoso con los derechos humanos en la política migratoria de su Ejecutivo, al tiempo que destaca que España está liderando el crecimiento económico en la zona euro Sin embargo, el presidente se olvidó de Cataluña: el gran desafío que afronta España y su principal rompecabezas. pués, Sánchez rechazó el puerto a otro barco de rescate y se comprometió a un reparto ordenado con otros países europeos. LOS TRASPIÉS El presidente ha tropezado con la incongruencia de su política de inmigración. También han aflorado las primeras discrepancias internas a cuenta de la ambigüedad en la defensa del juez Pablo Llarena en Bélgica. Sánchez corrigió a su ministra de Justicia, Dolores Delgado, y ha acabado destinando más de medio millón de euros en un abogado defensor. La última crisis interna ha llegado con la decisión de la ministra de Defensa, Margarita Robles, de suspender la venta de armas a Arabia Saudí, que ha puesto en riesgo un contrato multimillonario que da de comer a 6.000 familias en Cádiz. Pero el autogol más sonado ha sido la autorización para crear un sindicato de prostitutas, que la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, asumió en primera persona reaccionando rápido para anular el acuerdo. Aunque fue su directora general la que ha pagado los platos rotos, dimitendo. TREGUA ECONÓMICA El presidente socialista disfruta de la buena situación económica de España pese a que se han encendido las primeras alarmas de frenazo en sectores vitales como el turismo. Nada que ver con el abismo al que se asomó Rajoy en 2011. En sus cien primeros días el Gobierno del PP se hartó a decisiones drásticas recortes, congelación de salarios e impulsó medidas ideológicas intento frustrado de reformar el aborto, eliminación de la asignatura Educación para la Ciudadanía Y, para coronar, una huelga general. La llegada de Sánchez ha sido como un bálsamo y el cambio parece haber anestesiado las protestas de jubilados, alentadas hasta hace poco por socialistas y Podemos. O en RTVE, donde los viernes de negro han dado paso al orgullo colectivo dentro de la Casa, que calla ante las purgas selectivas. gación del mercado laboral del PP. Fue el mantra durante sus años de oposición y ahora tendrá que pactarlo punto por punto con sus socios más conservadores del nacionalismo vasco y catalán. También está por ver en qué queda la prometida correción a la ley mordaza que se negocia en el Congreso. En el tintero han quedado igualmente su intención de obligar a los cargos públicos a prometer o jurar lealtad a la Constitución y al Rey. Además, esta semana Sánchez hizo tangible otro volantazo. El Gobierno paralizó la venta de 400 bombas a Arabia Saudí arrie- gándose a romper un contrato de 1.800 millones de euros por la construcción de unas corbetas en los astilleros de Cádiz. Pero las protestas de los trabajadores gaditanos y el malestar del reino saudí obligaron al Gobierno a rectificar la negativa de la venta de los proyectiles. EL AQUARIUS, SU IRAK Sánchez se ha aferrado a los restos de Franco. En su primer Consejo de Ministros tras las vacaciones de verano ordenó desenterrarle del Valle de los Caídos, relanzando la causa de la izquierda española por la Memoria Histórica, que pretende volver a llenar de contenido y dotar presupuestariamente para abrir fosas de la guerra civil. Además, el nuevo presidente socialista emuló el golpe de efecto de José Luis Rodríguez Zapatero ante la comunidad internacional que supuso la retirada de tropas de Irak acogiendo a los 629 inmigrantes del Aquarius. Un gesto humanitario con el que anunció a Europa que España tendría otro estilo de gobernar. Un aldabonazo a la conciencia europea, según La Moncloa, que sin embargo duró poco. Semanas des- Ha dejado sin esa munición electoral a Susana Díaz y a Ximo Puig, aunque a cambio les ha prometido mejoras individualizadas ante la sospecha general de que concederá privilegios a Cataluña. Tampoco creará el anunciado impuesto sobre la banca para cubrir el agujero de las pensiones, tras la revuelta del poder financiero. Ni mucho menos derogará la reforma laboral del PP, asumiendo que no tiene votos suficientes para ello. Está por ver qué cambios introducirá en la Ley de Seguridad Ciudadana, o ley mordaza LOS SÍMBOLOS Aferrados a los restos de Francisco Franco y la memoria histórica Pedro Sánchez se aferra a los restos de Francisco Franco, que pretende desenterrar del Valle de los Caídos, como la gran obra de su mandato. Para el Gobierno socialista lo simbólico es tan importante como lo práctico. Y sin fuerzas para impulsar reformas legislativas de calado en un Parlamento donde el PSOE cuenta con 84 diputados, el La cruz del Valle de los Caídos EFE presidente del Gobierno situó la exhumación de Franco como prioridad absoluta de su política. Se recupera el legado de Zapatero en memoria histórica, que se pretende llenar de contenido y, sobre todo, de dotación presupuestaria. Iglesias, además, anunció que se financiarán la búsqueda y apertura de fosas de la guerra civil. Por otro lado, Podemos avanzó otra exigencia a Sánchez: que España reconozca al Estado palestino. Por ahora, el rescate del Aquarius fue su gran golpe ante la comunidad internacional, como lo fue la retirada de tropas de Irak. ABC