Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 SOCIEDAD MARTES, 28 DE AGOSTO DE 2018 abc. es conocer ABC El timo de la diarrea llega a su fin en España Tras el endurecimiento de la normativa, las denuncias de turistas británicos por intoxicaciones alimentarias casi han desaparecido JOSEFINA G. STEGMANN MADRID La ciudad de Benidorm, uno de los destinos preferidos de los británicos, también se ha visto afectada por el fraude Las denuncias de británicos por falsas intoxicaciones alimentarias pasaron de un 500 por ciento en 2013 a su práctica extinción este verano. El contraste es abrumador. El timo de la diarrea parece haber terminado en España. Desde que el Ministerio de Justicia de Gran Bretaña, citando a la industria hotelera, diera esta cifra el año pasado hasta llegar a los números irrisorios de este verano, hubo en el medio una fuerte movilización del sector, una operación de la Guardia Civil y una esperada reacción de las autoridades británicas. El fraude consistía en la presentación de falsas denuncias por parte de turistas británicos por supuestas intoxicaciones alimentarias a touroperadores que ofrecían el paquete del todo incluido El tique de un antidiarreico bastaba para pedir desorbitadas indemnizaciones por unas lamentables vacaciones en algunos de los destinos más turísticos de España y más visitados por los británicos, como las Islas Baleares, la Costa Blanca y Benidorm, las Islas Canarias o la Costa del Sol. No hemos tenido conocimiento de ninguna reclamación por parte de turistas británicos en lo que llevamos de verano aseguran, tajantes, desde la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) Y en la misma línea responden las asociaciones hoteleras de las comunidades autónomas afectadas. Se trata de un tema que está prácticamente cerrado corroboran desde la Secretaría de Estado de Turismo. A la caza de turistas La caída del fraude este verano no es casual. En septiembre del año pasado, la Guardia Civil desarticuló una banda que desde 2014 podría haber estafado a hoteles españoles por 60 millones de euros a través de las falsas denuncias. La trama contaba con agentes comerciales que merodeaban por los alrededores de los hoteles para cazar turistas, a quienes se les indicaba la mecánica para formalizar la denuncia a cambio de una parte de la indemnización. El resto lo hacían los bufetes de abogados encargados de gestionar las denuncias y que también se llevaban parte del pastel. Para poner freno a estas prácticas, el gobierno británico anunció que to- Comunidades más afectadas Islas Baleares Comunidad Valenciana Ni un solo caso de gastroenteritis en lo que va de verano J. M. AGUILÓ PALMA DE MALLORCA Desde hace meses, el fraude de la diarrea está en claro retroceso en Baleares, situación que cabe atribuir tanto a las investigaciones de la Guardia Civil y la Policía Nacional como a las medidas de vigilancia y control tomadas en el Reino Unido desde el pasado año. Hasta este momento, no se tiene constancia de que a lo largo de este verano se haya presentado una sola falsa reclamación por supuestos problemas estomacales, según confirmaron a ABC fuentes oficiales de la Guardia Civil. En cualquier caso, dichas fuentes prefirieron mostrarse cautas sobre esta cuestión, ya que la actual temporada turística todavía no ha acabado y aún cabe la posibilidad de que finalmente puedan ser presentadas algunas reclamaciones. En esa misma línea de prudencia se pronunciaron desde la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (Fehm) si bien dicha patronal reconoce que el problema parece haberse resuelto en gran medida De 2.000 denuncias en 2016 a reclamos anecdóticos R. B. CRESPO VALENCIA Uno de los destinos por excelencia de los británicos es la ciudad alicantina de Benidorm, también afectada por el timo de la gastroenteritis El repunte se produjo en 2016 y, según cuantificó en su momento la patronal hotelera de Benidorm y la Costa Blanca, se llegaron a registrar 2.000 denuncias en esta zona, lo que representó entre un 15 y un 20 del to- tal de España. Ahora son anecdóticas, asegura la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes. Tras el incremento desmesurado en mayo y junio de 2016, el pasado año se produjo una disminución drástica y este verano son prácticamente inexistentes. Era un fraude. Las que se producen ahora suelen tener más veracidad, aunque se dan por muchas causas, como la gran cantidad de comida y bebida que se ingiere Cada reclamación tenía un impacto aproximado de 6.000 euros, de los cuales el cliente se beneficiaba únicamente del 20 y el despacho del 80 según detalla Montes.