Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ECONOMÍA Importe mensual de la nómina 9.638,0 8.126,2 Jubilación Viudedad MARTES, 28 DE AGOSTO DE 2018 abc. es economia ABC Evolución del número de pensiones 9.581,8 En millones 1 de agosto 9.473,5 8.360,4 1 de agosto 8.623,2 8.881,0 9.218,0 Por clase de pensión 5.941,4 2.360,2 En millones de euros 7.883,8 Por clase de pensión Jubilación Viudedad 9.360,8 9.270,9 9.146,0 8.999,0 8.464,3 8.604,1 8.739,7 8.866,3 Incapacidad permanente 6.138,6 6.537,9 6.867,9 7.189,3 7.525,6 6.549,7 1.602,0 Incapacidad permanente 953,3 F. Familiar 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 Fuente: Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social 909,3 F. Familiar 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 Orfandad Orfandad 41,8 341,3 23,2 133,8 ABC Tras las subidas del 1,6 y los atrasos El gasto en pensiones se dispara un 5 y llega al récord de 9.218 millones al mes La Seguridad Social paga ya más de 9,6 millones de pensiones Trabajo avisa de nuevos impuestos o de una reforma fiscal justa SUSANA ALCELAY MADRID ulio fue un mes de subidas extra para los pensionistas; sus nóminas se adecuaron a la evolución de los precios y recuperaron así poder de compra, pero la factura para las arcas públicas fue histórica. La nómina mensual creció a ritmos desconocidos desde la crisis, un 4,86 lo que ha dejado la factura en agosto en 9.217,96 millones, la más alta de la historia en un solo mes. Esta subida se debe al efecto combinado de tres factores. Por un lado, la revalorización de las pensiones ha pasado del 0,25 al 1,6 salvo para las mínimas, que han tenido un alza del 3 Y a ello se suma que la base reguladora de la pensiones de viudedad han pasado del 52 al 56 lo que ha supuesto un incremento de hasta el 7,7 para más de medio millón de pensiones. La consecuencia de todos estos pagos es que el gasto ha crecido cerca de un 5 una cifra que no se había visto en los últimos cinco años, desde 2013. El gasto en pensiones había logrado contenerse y mantenerse en un crecimiento anual del entorno del 3 desde 2014, cuando empezó a aplicarse el índice de revalorización de las pensiones, un complejo indicador aprobado en la reforma de 2011 por el Gobierno de Mariano Rajoy que fijaba una subida mínima del 0,25 para épocas de crisis del sistema y una máxima del J IPC del año más un 0,5 para épocas de crecimiento. Las pensiones subieron en España un 0,25 desde 2014, cinco años seguidos hasta que el PNV puso condición al PP subidas indexadas a la inflación para apoyar las cuentas de 2018. Este acuerdo incluía subidas del 1,6 para las nóminas de jubilados con sus correspondientes atrasos, que los jubilados ya percibieron el pasado julio. ¿Qué ha costado vincular de nuevo la subida de las pensiones a los precios? Solo este año el coste ha sido de 1.800 millones de euros. La factura será mayor cada año que pase dado que el coste de la revalorización anual se irá consolidando. Es decir, que en 2019, los 1.800 millones abonados este año se sumarían a los que tendría que desembolsar el Estado ese ejercicio por la vinculación de las nóminas a la evolución de los precios. Serían otros 1.800 millones si se cumple la previsión de que los precios acaben el año en el entorno del 1,6 un pronóstico casi imposible de cumplir por la escalada de los precios del petróleo, circunstancia que provocará que los jubilados, si no se determina lo contrario, pierdan poder adquisitivo. El nuevo sistema de cálculo se rescató en un momento en el que la Seguridad Social sigue intentado equilibrar sus balances después de una dura recesión que destruyó 3,7 millones de empleos. La economía crece un 3 y se están creando más de 450.000 empleos al año, pero el sistema debe afrontar pagos más elevados que antes de la crisis. La Seguridad Social paga hoy 9.638.029 pensiones contributivas, prestaciones que se abonan con las cotizaciones de 19 millones de afiliados. El número de pensiones que se suman al sistema crecen por encima del 1 desde antes de la crisis, pero los gastos lo vienen haciendo un 3 desde 2014. IPC como referencia Sería de esperar que la subida del 4,8 sea puntual y los gastos se mantengan el próximo mes de septiembre. Pero este incremento de la factura de las pensiones públicas podría repetirse de nuevo si finalmente prospera el acuerdo entre el Gobierno de Pedro Sánchez y Unidos Podemos alcanzado la semana pasada, según el cual el que el Ejecutivo se compromete a subir las pensiones lo que aumente el IPC en 2018. Esto quiere decir que por cada décima que los precios superen el 1,6 que ya han subido las pensiones, el sistema incrementará su nómina en unos 230 millones. Este avance de los gastos no permite que el sistema público alivie su déficit. A los créditos de 10.200 millones usados en 2017 y este ejercicio, se une una nueva línea de financiación de 15.000 millones que, a la vista del desfase presupuestario que registra el sistema, también se agotará. Y esto pese a que por primera vez desde el estallido de la crisis, en 2017 el déficit de las pensiones redujo su peso en relación al PIB, aunque en términos absolutos volvió a batir un nuevo récord. El desfase entre ingresos y gastos se situó en el 1,61 del PIB, inferior al 1,7 de 2016, pero en términos cuantitativos los números rojos escalaron hasta los 18.800 millones, 200 millones más que un año antes. Las previsiones para este ejercicio son aún peores. La escalada de gastos tendrá impacto en el balance de la Seguridad Social, que podría cerrar el ejercicio con un déficit histórico superior a los 20.000 millones de euros, según las fuentes consultadas por ABC. Magdalena Valerio MINISTRA DE TRABAJO Si no es suficiente con las cotizaciones hay que inyectar impuestos a las pensiones. O hacemos una reforma fiscal justa JAIME GARCÍA