Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE MARTES, 28 DE AGOSTO DE 2018 abc. es ABC Bajo estas líneas, la detención en Barcelona del sospechoso de asesinar en 1998, en Holanda, al niño Nicky Verstappen (en sobreimpresión) AFP Resuelto en Barcelona el asesinato de un niño Justicia para Nicky veinte años después Nicky Verstappen, de 10 años, veraneaba en agosto de 1998 en un campamento de la provincia holandesa de Limburgo cuando desapareció. Su cuerpo fue encontrado al día siguiente en un pinar, a un kilómetro del lugar donde fue visto por última vez. Ayer, veinte años después, su presunto agresor sexual y asesino fue detenido en un monte cercano a Castellterçol (Barcelona) El arrestado es Jos B. un holandés de 55 años experto en técnicas de supervivencia en solitario, que era uno de los monitores de aquel campamento donde el niño veraneaba. Su apresamiento por los Grupos Operativos Especiales (GOES) de la Policía se produce después de que la familia del sospechoso denunciara su desaparición el pasado abril y Holanda emitiese una orden europea de detención y entrega al imaginar que huiría a algún país europeo. En su día, cuando Nicky desapareció, no se pudo esclarecer lo ocurrido, pero hace unos meses la Policía holandesa reabrió la investigación para cotejar el ADN de una camiseta del niño con el de 21.500 personas de la zona donde se produjo el suceso. Jos B. no se presentó a la toma de la muestra, pero gracias a la del ADN de un familiar cercano pudo ser identificado como principal sospechoso. Su foto publicada por los servicios policiales holandeses fue reconocida por un testigo, también de nacionalidad holandesa, que alertó de su presencia en Castellterçol. Ayer, una vez apresado y puesto a disposición de la juez Lamela, de la Audiencia Nacional, aceptó la extradición y será puesto a disposición de los jueces de su país. Veinte años después, la familia de Nicky verá por fin cómo se hará justicia. ESPAÑA