Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA DOMINGO, 26 DE AGOSTO DE 2018 abc. es espana ABC MEMORIA HISTÓRICA DE LA LUCHA CONTRA ETA (IV) La cárcel del pueblo de ETA: meses de terror en un chiscón de 4,5 metros cuadrados La entrega de México de Ramada y Yoldi llevó a la nave de Irún donde estuvieron cautivos Aldaya y Delclaux PABLO MUÑOZ CRUZ MORCILLO MADRID ¡Coño, aquí he estado yo! Esta fue la primera reacción de Cosme Delclaux, secuestrado por ETA durante 232 días, entre 1996 y 1997, cuando en los primeros días de enero de 2001 agentes de la Comisaría General de Información le llevaron hasta una nave industrial en la calle Gaviria, 39 del barrio de Ventas de Irún. Pocas horas antes los agentes antiterroristas de la Policía habían arrancado la localización de la cárcel del pueblo al etarra Francisco José Ramada, exmiembro legal del comando Donosti. Este individuo había sido entregado por México a España el 9 de enero junto a su pareja, Sagrario Yoldi, y según admitió había sido él quien había construido aquel habitáculo siniestro. Delclaux no fue el único huésped del chiscón de apenas 4,5 metros cuadrados reservado para las víctimas; ya antes, entre 1995 y 1996 José María Aldaya había estado también cautivo en ese lugar durante casi un año, 341 días para ser exactos. Policía, localizó y entregó a España a los dos terroristas. Al llegar a Madrid fueron trasladados al complejo policial de Canillas para tomarles declaración. El interrogatorio, complicado, comenzó al mediodía, pero no fue hasta las tres de la madrugada cuando Francisco José Ramada derrotó y dio a los agentes la localización exacta de la nave de Irún donde habían estado cautivos los dos empresarios. Su preocupación en ese momento era que se tratara bien a su pareja, Sagrario Yoldi, porque tenía una hernia de disco que prácticamente le impedía andar. Además, él se atribuyó la responsabilidad de haber construido el habitáculo por orden de Kantauri, que extendió a los liberados Gregorio Vicario Setién y Dolores López Resina. Tedax y Policía Científica A la vista de la confesión se alertó de inmediato a la comisaría de San Sebastián para que desde ese momento quedase precintada la nave, a la espera de la llegada de los expertos de los Tedax y de Policía Científica. Los especialistas en explosivos debían ser los primeros en entrar para descartar Caída de Kantauri La detención el 9 marzo de 1999 en Francia de José Javier Arizcuren Ruiz, Kantauri por entonces jefe del aparato logístico de ETA; Irantzu Gallastegui, pareja de Txapote y miembro del comando Donosti; Jesús María Puy Lecumberry, Mikel Zubimendi, José Ignacio Herrán y Jon Mirena Sanpedro, en una brillante operación del Servicio de Información de la Guardia Civil, provocó la huida de Ramada y Yoldi de su domicilio de Lasarte. En el piso de la pareja la Ertzaintza encontró anotaciones manuscritas relativas a informaciones de empresarios y vigilancias, que podían ser utilizadas para un secuestro. Finalmente, ambos se trasladaron a México. Prácticamente dos años después de la fuga, y gracias a las excelentes relaciones de la Comisaría General de Información, el Cisen (servicio de Inteligencia mexicano) con la ayuda de la Perspectiva derecha de los cuatro departamentos Estanterías Ducha Puerta del baño 60 x 60 Nevera Retrete químico Puerta de acceso al zulo Chiscón donde estaba la víctima del que nunca salía Zona de los terroristas que custodiaban al secuestrado Imagen general de la nave industrial de Irún donde ETA había construido la cárcel del pueblo Varios policías junto a la puerta de entrada al zulo, que estaba oculta por mercancía Detalle de la puerta vista desde dentro del habitáculo Una de las estancias en las que estaba dividida la cárcel del pueblo y que era utilizada por los etarras que custodiaban a la víctima Puerta de acceso al zulo donde permanecían los secuestrados, de mínimas proporciones