Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA DOMINGO, 26 DE AGOSTO DE 2018 abc. es espana ABC La familia Franco niega que vaya a colaborar con la exhumación Reiteramos nuestra más firme y unánime oposición aseguran GREGORIA CARO MADRID La familia Martínez- Bordiú Franco aseguró ayer que bajo ningún concepto colaborarán con el Gobierno de Pedro Sánchez para ejecutar el trasla- do del cuerpo. El mensaeje fue claro: Reiteramos nuestra más firme y unánime oposición a cualquier exhumación de los restos de nuestro abuelo Así lo expresaron mediante un comunicado que enviaron a los medios y con el que buscaban aclarar cualquier malentendido que pueda haber surgido durante la semana previa a la aprobación del decreto ley. La familia, eso sí, expresó que en el caso de que se produzca la exhumación del Valle de los Caídos se harán cargo de los restos mortales de su abuelo para darles cristiana sepultura como corresponde a la fe en la que vivió y murió La carta también asevera que los Franco no se pondrán de perfil ante el decreto ley, ya publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que están dispuestos a agotar todos los recursos legales que están a su alcance sin descartar cualesquiera otras acciones legales para impedir que se vulneren nuestros legítimos derechos para decidir el destino de los restos mortales de Francisco Franco Bahamonde. Según expresan los familiares en la misiva, el decretazo del Ejecutivo socialista vulnera gravemente la legalidad vigente, por lo que confian en que la Justicia española y la Iglesia les pueda ayudar para que finalmente el Gobierno no pueda culminar su propósito de vejar los mismos (los restos) en un acto de revanchismo retrospectivo sin precedentes Asimismo, los familiares aseguran que no permitarán que el Gobierno sea quien decida el destino del cadáver. La lápida de Franco en la basílica del Valle de los Caídos, en El Escorial REUTERS SPECTATOR IN BARCINO SERGI DORIA USOS (PERVERSOS) DE LA MEMORIA ¿L a memoria histórica de la izquierda bebe de la paradoja. Se acusa al pacto de la Transición el despreciado régimen del 78 -de amnesia y se patrocina la retirada de nomenclátor, símbolos y monumentos de la época franquista. La obsesión por hacer tabla rasa alcanza incluso a las placas del Ministerio de la Vivienda en los edificios de renta limitada A falta de propuestas (factibles) para nuestro presente Sánchez gobierna vía decretazo y Colau no cumple su programa de vivienda social, el izquierdismo infantil recurre como siempre a los réditos del contra Franco vivíamos mejor (Vázquez Montalbán dixit) En 2017 este cronista conversaba al respecto con Jean- Yves Jouannais (Montluçon, 1964) autor de El uso de las ruinas (Acantilado) un libro que deberían leer quienes rigen los desatinos de la memoria histérica. Jouannais puso por primera vez sus ojos en una ruina bélica a los diez años; su abuelo le llevó a Verdún, escenario de la gran matanza de 1914: Era la trinchera de las bayonetas recordaba. Profesor, crítico de arte y redactor jefe de la revista Art press, ha publicado L idiotie (2003) Artistas sin obra (2014) y El uso de las ruinas (2017) el conjunto de su ensayismo mereció en 2014 el premio Roger Caillois del PEN Club francés. Hace una década, Jouannais emprendió en el Centro Pompidou la Enciclopedia de las guerras ciclo de conferencias que ha de ocuparle toda la vida. Según sus cálculos, escribirá la última entrada al cumplir setenta y tres años... Como punto de partida, el curioso enciclopedista tomó el Bouvard y Pécuchet de Flaubert- un apasionado de la historia militar- y leyó todo lo que cayó en sus manos acerca de la guerra. En El uso de las ruinas Jouannais no sigue un orden cronológico. Sus pesquisas transitan de la guerra de Sucesión de 1700, al Cartago arrasado por Escipión, un lector de Heráclito; su orden del mundo es ir sembrando escombros al azar: Sólo salvaron una enciclopedia agrícola que no sirvió de gran cosa porque habían cubierto los campos de sal bombas de fósforo se despeñan sobre Dresde; el bombardeo salva a Víctor Kemplerer- autor de La lengua del Tercer Reich -del último viaje al campo de exterminio: Gracias al caos de las explosiones pudo escapar y so- porque somos una sociedad mayor de brevivir a la guerra explica Jouannais. edad. Gracias a la democracia se ejerce Pero la sustancia más sensible de El la mirada crítica sobre la Historia. Es uso de las ruinas lleva el nombre de curioso, porque la guerra civil es tal vez Michael Cinei. Tras los atentados del 11- la única guerra explicada por los venciS, el buque USS New York, dedicado dos; por lo menos, esa es la versión que a la guerra contra el terrorismo, se cons- conocimos en Francia truyó con ocho toneladas de acero proHacer desaparecer lo que huela a franvenientes de las Torres Gemelas. Entre quismo denota impotencia interpretaesas ruinas estaban los restos de Mi- tiva de la Historia y renueva el afán venchael. Su madre, Nancy, se mostró or- gativo que mostraron los vencedores gullosa. El episodio, subde la guerra civil. Si Franco raya Jouannais, descudominó el territorio militar En Francia bre, acaso sin tener La guerra civil y el encuadramiento social, conciencia de ello, que la el relato hegemónico sobre es tal vez la guerra, por moderna que lo sucedido fue de los perdeúnica guerra sea, no es más que un dores. Quienes califican de explicada por amnésica la Transición descuerpo a cuerpo Que una ruina sea o no los vencidos pués de cuarenta años de dicconservada atañe, sobre tadura, han dedicado otros todo, a su propósito polícuarenta años a construir un tico. La catedral de Rennes, incendiada relato sectario sobre lo ocurrido en Espor los prusianos en la gran guerra, fue paña entre 1936 y 1975 al dibujar un cuareconstruida; la ciudad de Oradour- sur- dro idílico de la II República. Galane, destruida por el Waffen- SS en No se puede dar lecciones de memo 1944, se dejó tal como la dejaron, como ria histórica en una Barcelona que reun museo a cielo abierto. Belchite po- memora el 90 aniversario de los bomdría ser su paralelismo español. bardeos italianos del 38 pero olvida a la Concluimos la conversación con una treintena de presos franquistas (casi topregunta comprometida. La obsesión dos catalanes) fusilados el 11 de agosto de borrar símbolos y debelar monumen- de aquel mismo año en el castillo de tos del franquismo mientras se reivin- Montjuïc, un espacio como la Modelo dica la memoria histórica. Jouannais no y pronto la comisaría de Vía Layetana dudó: Que haya tantas huellas del fran- acaparado por la memoria oficial del quismo es lógico, porque ocupó una por- nacional- populismo. Guste o no, esa es, ción importante de la historia españo- también, memoria de todos. Lo demás la. Mi idea es que todo eso debe perma- son usos políticos de las ruinas o, direcnecer y juzgarse, nada debe ser borrado tamente, perversión moral.