Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 DEPORTES SÁBADO, 18 DE AGOSTO DE 2018 abc. es deportes ABC Entrevista a Javier Tebas (y 2) PRESIDENTE DE LA LIGA A Rubiales le viene grande el cargo El jefe del fútbol profesional critica a su homólogo al cumplirse tres meses desde su elección: No está haciendo una Federación de todos FERNANDO ROJO EMILIO V. ESCUDERO MADRID E n cada rueda de prensa, en cada entrevista, en cada conferencia. Durante los últimos tres meses, se le ha preguntado repetidamente a Javier Tebas, el presidente de la Liga, sobre el nuevo mandamás de la Federación Española de Fútbol. Son de sobra conocidas las discrepancias entre ambos desde que Luis Rubiales dirigía la AFE y le llegó a montar una huelga a falta de dos jornadas en 2015. Se le preguntaba a Tebas, pero él eludía hasta ahora la respuesta apelando a los cien días de cortesía que se cumplen la próxima semana. Al fin, en la entrevista concedida a ABC, decidió romper su silencio. ¿Qué balance realiza de estos tres primeros meses de mandato de Luis Rubiales? -En primer lugar, el cambio de estructura parece el adecuado. Ha hecho una Junta Directiva con menos personas, que parece un buen cambio. En segundo lugar, dentro de esa Junta Directiva, no todas, pero sí que hay dos o tres personas de una gran cualificación profesional, como Ana Muñoz o Andreu Camps. Reúnen un perfil importante que requería la casa. Yo creo que ese es un tema a valorar. Sin embargo, creo que no está haciendo una Federación de todos. ¿A qué se refiere? -A que las territoriales que no le apoyaron han sido totalmente apartadas. Y han entrado en esa Junta Directiva, aunque no sea oficialmente, en concepto de asesores, personas que están imputadas, en una especie de fraude de ley. Y eso es criticable. Ha sido sectario apartando a los que no le apoyaron y ha puesto como asesores a los que están imputados para no dar la imagen de que estén en la Junta. ¿La decisión de despedir a Lopetegui? -Ya dije que era una decisión precipitada. Yo no lo hubiera hecho. En absoluto. Tienes que ponderar los bienes. Y el bien de la selección, de la competición, estaba por encima de la dignidad de un trabajador de la Federación. La dignidad se puede defender de otras formas. Por lo demás, veo algunas decisiones a matacaballo. Quizá hay demasiados cambios de golpe. Muchas caras nuevas que hacen que todo se mueva lentamente. Eso es lo que puedo valorar de estos cien días. Lo fundamental lo veremos más adelante. Tebas, durante la entrevista con ABC. Abajo, con Luis Rubiales el pasado 1 de junio EFE -Al menos ahora se sientan juntos, no como en la época de Villar, que era imposible. -Con Luis Rubiales no me he llevado bien ni cuando era presidente del sindicato. No me voy a ir de fiesta con él ni voy a decir que es mi amigo. Pero eso no quiere decir que yo no me vaya a sentar a hablar con él. Todavía no puedo dar la opinión final de si está capacitado para llevar o no la Federación. Me faltan opiniones. Sigo pensando que el cargo le viene grande, pero igual dentro de seis meses pienso todo lo contrario y con la ayuda de la gente que se ha rodeado, si da más fuerza a esta gente, quizá le ayuden a su gestión. Hay que valorar que en estos días que ha estado hemos podido arreglar el lío que había con el calendario, hemos arreglado el tema del colectivo arbitral. ¿Espera que esa relación institucional se mantenga? -Rubiales se sentará las veces que sean necesarias, porque no es un tipo de esconder los problemas. Otra cosa es que tengamos discrepancias. De eso no tengo la menor duda. Pero nos tendremos que entender en muchas cosas por el bien del fútbol como hemos hecho has- ta ahora. En 90 días que lleva hemos resuelto más temas que en cinco años de presidente con Villar. -El que estuvo a punto de no coincidir en el tiempo con Rubiales fue usted, que fue tentado desde Italia. ¿Cómo surgió aquello? -La mayoría de los clubes italianos piensan en mí para dirigir el fútbol italiano. Acepto la propuesta porque me parece un reto interesante tanto en el ámbito profesional como en el económico. Llega esa noticia a España y los clubes quieren que siga aquí al frente. Igualan el tema económico y yo lo único que pedía era que hubiera un respaldo de la mayoría de los clubes. Eso ocurre y me quedo. Pero hubo un momento en el que pensé que estaría la siguiente temporada trabajando en Italia. ¿Y se ha arrepentido en algún momento de la decisión de quedarse? -No. En absoluto. El proyecto era muy atractivo, pero también lo es en España. Nos quedan muchos retos. Porque la industria del mundo del fútbol está viviendo una gran transformación. ¿Cuánto desgasta el cargo? -El desgaste del cargo es algo que asumes cuando lo aceptas, y más después de la renovación. Yo ya trabajaba mucho con mi despacho antes de acceder a este cargo, pero cuando lo asumí ya sabía que iba a tener un desgaste per-