Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 SOCIEDAD SÁBADO, 18 DE AGOSTO DE 2018 abc. es conocer ABC Vergüenza y dolor El Papa Francisco considera los sucesos como criminales y moralmente reprobables No prescriben El arzobispo de Detroit recuerda a las víctimas que no hay límite de tiempo para denunciar los delitos el candidato perfecto para realizar la visita apostólica es el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, quien descubrió en cuatro días en Chile más delitos que los obispos de ese país en una década. El segundo punto es simplificar el procedimiento para tramitar las denuncias contra obispos, mientras que el tercero es establecer las limitaciones que se imponen a los obispos en cada fase del proceso de modo similar a como se suspende de tareas a los sacerdotes acusados mientras dura la investigación. Según el cardenal DiNardo, la conferencia episcopal quiere establecer estos mecanismos siguiendo tres principios: verdadera independencia de los investigadores para impedir que los obispos obstruyan la investigación respeto a la autoridad del Papa como único facultado para castigarles, y abundante participación de los laicos pues aportan experiencia en tareas de investigación, aplicación de leyes, psicología y otras disciplinas relevantes Daniel DiNardo (en el centro) presidente de la Conferencia Episcopal Católica de Estados Unidos ABC Tras el informe de Pensilvania Plan de choque en la Iglesia de EE. UU. tras los abusos sexuales Pondrá en manos de laicos la investigación para garantizar la independencia JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL EN VATICANO Cuando la credibilidad se ha esfumado, las repetitivas peticiones de perdón de los obispos suenan a falso. La conferencia episcopal de Estados Unidos entiende que solo el cese y castigo de los obispos encubridores de curas pederastas puede recuperar la confianza de los fieles. Se trata de repetir la política iniciada en 2002 con los sacerdotes: expulsar a quienes abusan de menores. A raíz del informe del gran jurado del estado de Pensilvania que documenta abusos de 300 sacerdotes sobre 1.000 niños en los últimos 70 años, el Papa Francisco hizo saber el jueves a través de su portavoz Greg Burke que solo hay dos palabras que pueden expresar los sentimientos frente a esos horribles crímenes: vergüenza y dolor El comunicado afirma que los abusos descritos en el informe son criminales y moralmente reprobables por lo que subraya la necesidad de obedecer a la legislación civil, incluida la obligación de denunciar los casos de abusos de menores Da prioridad al aspecto penal, pues son crímenes además de pecados. Según el Vaticano, las víctimas deben saber que el Papa está de su parte. Quienes han sufrido son su prioridad, y la Iglesia quiere escucharlos En Estados Unidos, la Carta de Dallas estableció en 2002 los mejores protocolos de protección del mundo, mientras que Benedicto XVI convirtió en normal expulsar del sacerdocio a los abusadores. Pero ha habido encubrimiento episcopal de muchos sacerdotes delincuentes, y también, como se ha visto en el caso del antiguo arzobispo de Washington Theodore McCarrick- suspendido a divinis de su actividad sacerdotal y expulsado del cardenalato por el Papa Francisco el pasado mes de junio- demasiado silencio y encubrimiento de los abusos cometidos por obispos. En muy pocos días, el comité ejecutivo de la conferencia episcopal norteamericana ha esbozado un plan de choque articulado en tres procedimientos. El primero consiste en llamar a expertos laicos para la investigación y pedir al Vaticano una visita apostólica en coordinación con el grupo formado sobre todo por laicos seleccionados por su experiencia Aunque el arzobispo de Houston y presidente de la conferencia, cardenal Daniel N. DiNardo, no indicó nombres, Catástrofe moral Con palabras muy claras, el presidente de la conferencia reconoce que lo sucedido es una catástrofe moral y que una de las causas de raíz es que ha fallado el liderazgo episcopal La investigación de los obispos por laicas y laicos independientes había sido propuesta ya por algunos de los mejores prelados americanos. Según el arzobispo de Atlanta y antiguo presidente de la conferencia episcopal, Wilton Gregory, dada la situación en que estamos, la supervisión por laicos puede ser la única garantía creíble de que se tomen medidas reales y decisivas El arzobispo de Detroit, Allen Vigneron recuerda a todas las antiguas víctimas en su diócesis que no hay límites de tiempo ni restricciones para las denuncias A diferencia de los plazos de prescripción en el derecho penal, ya sea 15 o 50 años más tarde, nuestra diócesis las acepta y da respuesta En la línea de participación de laicos, el nuevo arzobispo de México, cardenal Carlos Aguiar Retes, ha llegado a un acuerdo de colaboración con SNAP, una asociación de victimas para colaborar en la ayuda a otras víctimas y en las medidas de prevención. Aguiar Retes quiere una iglesia en salida, que esté al servicio de la sociedad y que el esfuerzo como institución sea para que la Iglesia sirva Cardenal de Boston: El tiempo se acaba para los líderes eclesiásticos El cardenal Sean O Malley, autor de la limpieza de abusadores en la diócesis de Boston y presidente de la Pontificia Comisión de Protección de Menores, fue tajante: El tiempo se acaba para todos nosotros, líderes de la Iglesia. Los católicos han perdido la paciencia con nosotros y la sociedad civil ha perdido la confianza en nosotros O Malley pidió a los sacerdotes que lean en todas las misas de este domingo una declaración en la que reconoce la falta de sistemas claros y transparentes de rendición de cuentas por parte de los obispos, y pide que haya consecuencias para los líderes de la Iglesia cuyos fallos han permitido que ocurran estos crímenes El cardenal acaba de cancelar su asistencia al Encuentro Mundial de las Familias en Dublín ya que cree prioritario esclarecer las denuncias.