Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 15.8.2018 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 37.484 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Teléfono de atención 901 334 554. Centralita ABC 91 339 90 00. MARAVILLOSOS GUIRIS NINON VÖLKERS PRESIDENTA DE ENGEL VÖLKERS CHARITY VISTO Y NO VISTO Lloré con la belleza del mar y la montaña de Mallorca Esta empresaria lleva veraneando en España 18 años. Aún recuerda las sensaciones que experimentó el día que descubrió la isla NINON VÖLKERS ALEMANIA IGNACIO RUIZ- QUINTANO CUPLETISTAS Antes del 78 la socialdemocracia ya tenía gran boga en España, que en eso fue como el cuplé ace un mes el ministro italiano Salvini era el mismo Himmler sólo por hacer lo que ahora hacen Macron y Sánchez, que es pasar del Aquarius, ese Calypso de los progres. Los pasajeros del Aquarius quieren un máster de Begoña Gómez, no vacunas y una bicicleta, que es todo lo que la socialdemocracia ofrece hoy, como símbolo de la libertad occidental, reducida a poder ir en bici por donde más moleste uno a los demás. Los obreros lo que necesitan es bicicletas contestó Franco a Ridruejo, que le pedía sindicatos. O sea, que antes del 78 la socialdemocracia ya tenía gran boga en España, que en eso fue como el cuplé, que vino de Francia con los pasos del can- cán y los estribillos de los cabarets. Como ocurriera con el cuplé, al trasponer la frontera la socialdemocracia perdió su sprit para adquirir aire chulón. El género ínfimo que decía el Caballero Audaz. Nuestras cupletistas, acuciadas por un público burdo, se dieron prisa a achabacanar el género importado, esmaltándolo de timos flamencos y tufaradas del arroyo. Del felipismo pasamos al aznarismo, y Aznar vino a ser La Goya, que renunció a la denominación de cupletista para anunciarse tonadillera, revalidando la herencia tradicional, castiza, eminentemente española, de la socialdemocracia. Zapatero sería Amalia Isaura, es decir, el maquietista palabra perdida en el lenguaje del teatro y que nunca estuvo en ningún diccionario, aunque Haro Tecglen la halló en el Vocabulario de ocupaciones del Ministerio de Trabajo, 1963. En fin, una mezcla de caricatura grotesca y sentimentalidad a flor de piel. Y Rajoy fue ya el Ramón Peña del marianismo, un primer cómico saliendo a hacer reír vestido de smoking un perfume de elegancia, o así, sobre los desgarros y la pobreza decorativa del género chico. En cuanto al sanchismo, hecho de procacidades verbales y exhibiciones escandalosas para veteranos del amor y desertores del servicio doméstico, la referencia vuelve a ser el Montúfar de Salas Barbadillo. H cabo de cumplir la mayoría de edad veraneando en España, dieciocho años desde que me sorprendieron por primera vez los colores de la isla de Mallorca, los azules del Mediterráneo y el verde de su naturaleza, ese maravilloso contraste entre el mar y la montaña. Cuando vine por primera vez a Banyalbufar, donde está mi actual casa, en la finca Son Coll, y contemplé los olivos, las montañas y el mar, me puse a llorar. Me pareció alucinante tanta belleza y me emocioné mucho. Enseguida comprendí por qué mi marido, Christian, y su familia llevan pasando aquí el verano ¡45 años! Cada temporada disfrutamos de un verano tranquilo, rodeados de naturaleza y de caballos, con una parte de las vacaciones dedicada a la familia y otra a los amigos. Ya es tradición que nos vengan a visitar con todos sus hijos durante diez días en los que tenemos la casa llena. Por momentos parece que va a explotar, pero no nos importa. Somos felices de estar juntos en Mallorca hablando de todo en lo que hemos ocupado el año. Ni las altas temperaturas ni la humedad de agosto pueden con nosotros. A PASIÓN POR BALEARES Ninon y Christian Völkers en Son Coll, la finca que poseen en Mallorca, en una imagen del verano pasado Productos locales Me fascinan los productos locales, como el aceite de oliva, los limones y los tomates. Tengo mi propio huerto y a veces, como directamente de la planta. Mis platos preferidos son el trampó (una ensalada a base de cebolla, tomate y pimiento verde picados muy fino) y esos maravillosos pescados del Mediterráneo, enteros, como sirven aquí el Cap Roig o el gallo de saturada. En más de una ocasión nos San Pedro. En Can Madó, en el Port hemos vuelto a casa tras una hora sin d es Canonge, Cati prepara la mejor lu- lograr aparcamiento en Palma. Si no bina del mundo (una vez pedí en Fran- se controla de algún modo ese excecia un pescado y especifiqué entero, so de turistas que hay en verano, los sin filetear. Me preguntaron dos veces cruceros con miles de personas y los y terminaron trayéndome un pez de alojamientos masificados, Mallorca perderá su encanto. Hay que más tres de kilos... buscar el equilibrio, el turisTambién tenemos muchos CRÍTICA mo de calidad, por el bien amigos autóctonos. Sabemos La isla está de esta maravillosa isla, que a algunos mallorquines saturada. Si no y todos los que la disfruno les gusta que los extranse controla el tamos debemos coopejeros compren propiedades exceso, Mallorca rar. Por ejemplo, la en zonas como el centro hisperderá su Unesco está luchando tórico de Palma, pero esas encanto inversiones han servido para para conservar la Sierra rehabilitar magníficos edificios de Tramontana y las instituque se encontraban en muy mal esciones locales no tienen el sufitado. Pese a estos pequeños choques, ciente dinero para conservarla, pero mi relación con los mallorquines es no aceptan aportaciones de fondos magnífica. De hecho, el carácter es- privados extranjeros para ayudarles pañol me parece fantástico, pero sí a cuidarla. Esto, para mí, carece de me gustaría hacer una crítica cons- sentido, es tirar piedras sobre ellos tructiva a las autoridades: la isla está mismos. Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Civilizado, adj. Hombre con algo que perder.