Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 15 DE AGOSTO DE 2018 abc. es conocer SOCIEDAD 35 El hombre de 385 kilos de Valencia sale del hospital en un camión La familia se opone a que vuelva a casa porque aseguran que no pueden atenderlo R. B. CRESPO VALENCIA lo han abandonado completamente lamenta Debora, quien explica que ya han puesto reclamaciones y que denunciarán al centro. Asistencia Con 34 años y 385 kilos de peso, Teo Rodríguez fue dado ayer de alta del hospital de Manises (Valencia) tras permanecer ingresado una semana por una insuficiencia respiratoria. Lo hacía por tercera vez en un mes desde que dejó de poder andar debido a la obesidad mórbida que padece. Su traslado, en la última ocasión, se produjo en una camilla que, según denuncia su familia, sólo soportaba 318 kilos, con lo que se rompió. Ahora el hospital recomienda que esté en casa puesto que no existe una razón objetiva para que siga allí. La familia, sin embargo, se opone. Tras reclamar que su traslado se llevara a cabo en condiciones tal como señaló su hermana Debora a ABC, la escena vivida ayer despertó mayor indignación: Teo era transportado a su domicilio en la localidad de Turís en un camión de mercancías. Fuentes de Sanidad informaron de que todo se realizó con la mayor seguridad. El hospital de titularidad pública pero de gestión privada contactó por la mañana con el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) para solicitar un transporte sanitario. Éste recurrió a Bomberos, Policía Local y Guardia Civil al tener que ir por carretera. Dado que las ambulancias bariátricas únicamente admiten ese máximo de 318 kilos un problema existente en toda España se descartó esta posibilidad y el hospital finalmente gestionó el desplazamiento en camión en coordinación con personal del centro y los bomberos. derlo comentan desde la Conselleria de Sanidad. El hospital de Manises, de hecho, compró una cama especial en la que ha permanecido. La familia critica la falta de atención pese a la grave situación. Además de su obesidad, el cuerpo del joven está lleno de úlceras que requieren curación. Al final le pusieron un colchón especial para las llagas, pero hasta ahora no se las habían limpiado ni tampoco le habían cambiado pese a que la cama está mojada porque pierde orina explicaba su hermana a este periódico el pasado viernes. Mientras, Teo se encontraba semiinconsciente en el hospital, durmiendo la mayor parte del día. En su primer ingreso reciente hace un mes, los bom- Somos tres mujeres y no podemos beros tuvieron que tirar la pared de su moverlo. Él quiere quitarse la vida porcasa para poder sacarlo y trasladarlo que dice que es una carga. Andaba solo, de urgencia. Acudieron tres camiones se movía y se valía por sí mismo, pero y dos patrullas de Policía Local para po- de repente el cuerpo se le hinchó de líder moverlo. En la segunquido y ya no podía cada ocasión, lo mandaron minar narra. Teo tiene Coordinación a casa con oxígeno debiobesidad desde los nueLa Sanidad do a sus problemas respive años por un problema ratorios. Nos dijeron que valenciana indica de tiroides, afirma su herque su traslado nos hiciéramos a la idea mana. Para atenderlo esse hizo con la de que se iba a morir setán su madre, su cuñada, ñala su hermana. mayor seguridad su prima y ella, pero la Esta vez permaneció primera tiene problemas posible más días aunque, según en una costilla por la señala la familia, el cenfuerza que ha de usar. La tro les indicó que no están prepara- única ayuda que reciben es la de una dos para atender a un paciente de es- mujer que va a limpiar la casa, pero retas características y que está mejor claman una diaria para poder atenen casa Necesita cuidados médicos, derlo, lavarlo y hacerle rehabilitación. Espera en la calle Al llegar a la localidad, la familia del joven protestó en la calle por la falta de una camilla que aguantara su peso para meterlo en el domicilio. Lo han tratado como un animal, en un camión sin ventilación pese a los problemas respiratorios que tiene se quejaba su hermana. En un vídeo enviado por ellos mismos, el propio Teo denuncia su situación: Me han traído en un camión sin aire acondicionado ni nada. Tengo un calor que me muero. No veo justo no poder ir en una camilla como cualquier ciudadano Tras varias horas de espera, se le llevó finalmente al centro de salud de Turís, el cual se hará cargo por el momento hasta que el Ayuntamiento encuentre una solución como la intervención de los Servicios Sociales. Se trata de una situación muy excepcional, se ha hecho lo posible y lo imposible por aten- Bomberos y personal de Emergencias y sanitario coordinan el traslado del joven desde el hospital ROBER SOLSONA Informe judicial con casos de hace 70 años Más de 300 religiosos abusaron de un millar de niños en Pensilvania ABC WASHINGTON La Corte Suprema del estado de Pensilvania publicó ayer un informe de un gran jurado que documenta 300 supuestos casos de sacerdotes depredadores sexuales en seis diócesis, tras investigar denuncias de abusos de menores. El jurado explica en el documento, que consta de 1.356 páginas, que ha identificado a unos 1.000 menores que han sido víctimas, la mayoría va- rones, aunque también hay chicas, y entre los que se encuentran adolescentes y muchos preadolescentes. Algunos fueron manipulados con alcohol o pornografía. A varios les obligaron a masturbar a sus agresores o fueron objeto de tocamientos. Otros fueron violados oralmente, algunos vaginalmente, algunos analmente denuncia el texto. El jurado detalla que para elaborar este documento ha escuchado el testimonio de decenas de testigos y ha revisado medio millón de páginas de documentos internos de las diócesis. En ese sentido, no descarta que el número real de víctimas ascienda a miles. En el informe, el jurado critica que todos los casos fueron dejados de lado por los líderes de la Iglesia, que prefirieron proteger a los abusadores y a la institución, sobre todo Como consecuencia del encubrimiento, casi todos los casos son demasiado antiguos como para ser juzgados, ya que la mayoría son anteriores al año 2000. Además de las diócesis de Greensburg y Erie, el resto de las afectadas son las de Scranton, Allentown, Harrisburg y Pittsburgh, Pensilvania.