Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA MIÉRCOLES, 15 DE AGOSTO DE 2018 abc. es espana ABC TURISMOFOBIA Arran arremete ahora contra pisos turísticos de L Hospitalet D. M. BARCELONA Arran, la organización juvenil de la CUP, sigue alentando la turismofobia en la ciudad de Barcelona y, como ya hiciera el pasado verano, se ha embarcado en una nueva tanda de acciones orquestadas para, aseguran, denunciar un modelo turístico que califican de insostenible a nivel humano y para el territorio Así, después de jactarse la semana pasada de haber expropiado cinco bicicletas de alquiler turístico que posteriormente sorteó a través de Twitter, la organización antisistema arremetió ayer contra varios pisos turísticos de la localidad barcelonesa de L Hospitalet de Llobregat. En el marco de su campaña Un piso turístico es una vecina expulsada y ataviados con gorras y capuchas, varios anticapitalistas recorrieron en la madrugada del martes el barrio de Collblanc señalando a su paso edificios que acogen alguna vivienda vacacional. En un vídeo colgado por la propia organización se puede ver grupos de dos personas pintando con plantillas eslóganes como Aquí hay un piso turístico vecino expulsado y El turismo nos afecta a todas La acción fue reivindicada más tarde por Arran como parte de su campaña capitalismofobia Imagen de archivo de la Paca, la matriarca del clan del mismo nombre que actúa en Baleares EFE El juez investiga presuntos sobornos de la histórica matriarca del narcotráfico en Baleares a dos altos mandos policiales Los tentáculos de la Paca JOSEP MARÍA AGUILÓ PALMA DE MALLORCA Cuarta aparición Es la cuarta aparición de los cachorros de la CUP este verano después de que dos miembros de la asociación juvenil se encadenaran en junio a la escalinata monumental del Park Güell de Barcelona y de que otros dos de sus integrantes asaltaran en julio un bus turístico de la capital catalana y lanzaran dos botes de humo mientras desplegaban una pancarta con el lema Paremos la masificación turística en los Països Catalans El año pasado, cuatro encapuchados asaltaron otro autobús turístico situado ante el Camp Nou, le pincharon las ruedas y llenaron de pintadas los cristales. Jóvenes de la organización, en la misma órbita que la CUP, también realizaron una acción en el puerto de Palma, donde lanzaron confeti y encendieron bengalas en la terraza de un restaurante. Ayer mismo, la entidad reivindicó otro ataque al turismo de élite tras irrumpir en uno de los campos de golf de Son Vida, en Palma de Mallorca, y plantar una pancarta en la que podía leerse Basta de destrucción del territorio El turismo de élite es un turismo adinerado que no tiene ningún tipo de miramiento en privatizar nuestro espacio público asegura Arran. esde hace décadas, los principales clanes de la droga en Mallorca operan en el poblado palmesano de Son Banya, muy conocido en toda España por las recurrentes redadas contra el narcotráfico que se llevan a cabo en su interior. Entre dichos clanes el más popular mediáticamente es, sin duda, el de Francisca Cortés conocida como la Paca histórica matriarca a quien se atribuyen múltiples contactos en diversos ámbitos, también en el policial. En ese contexto, se entiende el gran impacto que ha tenido en Baleares que a principios de este mes el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Palma, Juan Manuel Sobrino, haya citado en calidad de investigados equivalente a imputados a un excomisario y a un inspector de la Policía Nacional por, presuntamente, haber aceptado sobornos del clan de La Paca. Las acusaciones provienen del entorno familiar de la citada matriarca. Los dos imputados son el excomisario Antonio Cerdá, ya jubilado, que dirigió durante una década la Brigada de Policía Judicial; y el inspector jefe Antonio Suárez, aún en activo y responsable de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado. Las investigaciones de este caso han sido llevadas a cabo por el departamento de Asuntos Internos de la Policía Nacional y por el fiscal Anticorrupción Eduardo Navarro. D Toni Cerdá ABC Cabe recordar que tanto Cerdá, que se jubiló en 2016, como Suárez son considerados desde hace años dos de los mandos policiales más reputados de la Comunidad. En el caso concreto de Cerdá, durante su etapa al frente de la Policía Judicial dirigió algunas de las investigaciones contra la corrupción más importantes de estos últimos años en Baleares, como el caso Nóos. Esa labor fue llevada a cabo en estrecha colaboración con la Fiscalía Anticorrupción. Ese reconocimiento histórico explicaría el hecho de que tanto el fiscal superior de Baleares, Bartomeu Barceló, como por ejemplo el veterano fis- cal Miguel Ángel Subirán se hayan mostrado sorprendidos por la imputación de Cerdá. Dicho posicionamiento escéptico no ha sido bien recibido por parte de los fiscales más jóvenes de Anticorrupción, circunstancia que ha provocado algunos roces a nivel interno en dicho departamento. Por lo que respecta al caso en sí, Asuntos Internos sospecha que Cerdá podría haber cobrado 36.000 euros de manos de el Ico hijo de la Paca para que ayudase a su hermana, la Guapi, a salir de prisión. El pago se habría hecho en el aparcamiento de un hospital palmesano. Presuntamente, Cerdá habría exigido inicialmente 150.000 euros para llevar a cabo la citada labor de mediación. En principio, Cerdá y Suárez deberían declarar ante el juez el próximo 8 de octubre, para responder por un presunto delito de cohecho, pero previsiblemente comparecerán ante el magistrado un poco antes, para intentar dar lo antes posible su versión. Ambos han negado ya con rotundidad su posible relación con cualquier hipotético hecho delictivo. La explicación que presumiblemente ofrecerá Cerdá al magistrado acerca de sus contactos con el Ico será que en realidad estaba colaborando de manera voluntaria y desinteresada con la Fiscalía para intentar averiguar si el hijo de la Paca estaba recibiendo presiones en relación a otro caso de presunta corrupción. El juez tendrá la última palabra.