Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 2.8.2018 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 37.471 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Teléfono de atención 901 334 554. Centralita ABC 91 339 90 00. MARAVILLOSOS GUIRIS WALTER GEROMET SAXOFONISTA VISTO Y NO VISTO Los años de la alegría Pasó sus primeros veranos en San Sebastián, Palma y Mojácar, amenizando las vacaciones de otros con su saxofón WALTER GEROMET ITALIA IGNACIO RUIZ- QUINTANO PRÓSTATAS ¿Cómo un país que debe más que Alemania en Versalles se permite invitar a médico a toda la humanidad? E res, dos, uno... ¡De vacaciones! Aunque estéis trabajando, sentados, viajando u haciendo lo que sea, este es vuestro momento. Es el momento de viajar, disfrutar de la familia, de los amigos, del mar, de la naturaleza, de conocer nuevos lugares, desconectar un poco y por qué no, reflexionar. Porque... ¿Cómo os gustaría replantear vuestras vidas a la vuelta de... vacaciones? Mi nombre es Walter Geromet, soy italiano y llevo doce años en Madrid por unas de estas decisiones que tomas... ¡De vacaciones! Me vine por amor a una chica con la que actualmente estoy casado y tengo dos hijos, Luna y Oliver, y por mi pasión por la música. Soy saxofonista, fundé en Madrid una escuela centrada en la enseñanza del saxofón, la Walter Sax Academy y varias big bands grandes formaciones de jazz compuestas por más de 20 componentes; además colaboro en distintos proyectos, compongo y produzco mi propia música. ¡Pero hablemos de vacaciones! Últimamente, como paso casi todo el año en España, durante mis vacaciones suelo irme fuera y pasar un tiempo con mi familia de Italia. Pero durante mis primeros años aquí, cuando tenía que buscarme la vida con lo que fuera, estuve trabajando en el mundo de la publicidad y en verano tocaba todos los fines de semanas para importantes marcas de bebidas, amenizando las vacaciones de otros. En aquella época viajé por muchas partes de España y conocí cientos de sitios, lugares y personas increíbles. Eran los años previos a la crisis y recuerdo aquello como un derroche total: unas fiestas, una marcha, se notaba una alegría general en la gente fuera de lo común. Fue la mejor experiencia que po- T MÚSICA Y FAMILIA Walter Geromet, durante uno de sus conciertos en España. Abajo, el saxofonista junto a su hija Luna dría haber tenido para arrancar con Cabo de Gata y Mojácar. Estas ciudami vida en España y conocer este país: des me sorprendieron mucho, aunque cada día en una ciudad, playa, isla o no quito nada de importancia al resdonde fuera con mi maletín y mi to de lugares de España, porque saxofón. Las actuaciones adetodos son únicos, destinos LUGARES más duraban solo unos completamente diferentes De España quince minutos por la noentre ellos, cada uno de una me sorprendió che y tenía todo el día libelleza entrañable. la diversidad de bre, tocábamos en salas y Ahora sí, eso de veranear cada ciudad por por España está muy bien, discotecas ante miles de sus paisajes y personas eufóricas bailan ¿pero el año que viene poculturas do y pasándolo bien. ¡No era dríais viajar para Italia, no? un trabajo aquello, sino unas Tengo allí una bellísima casa ruvacaciones pagadas! ral en la frontera con Eslovenia y CroaAl haber conocido tantos sitios y al cia, un sitio tranquillo al lado del mar haberme quedado tan sorprendido cerca de la ciudad de Trieste, mi ciucon la diversidad de cada ciudad y lu- dad natal. Si queréis escribidme o busgar por los diferentes paisajes, cultu- cadme en internet, no será difícil enras, climas y estilos de vida diferen- contrarme. Eso sí, puede que tarde un tes que hay en este país, me quedo con poco en contestar, sobre todo si estaSan Sebastián, Palma de Mallorca, mos... ¡De vacaciones! Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Antojo, m. Amor a primera vista. l mexicano José Luis Cuevas (si van a México, besen a su Giganta y reinventarán la Tierra) era un hipocondriaco tan coqueto que, cuando cayó en el cepo del cáncer de próstata, quedó en silencio, él, que hablaba como parpayuela y con el uno como Baroja y Gutiérrez Solana. ¿Por qué? Ay, pues no quería que la próstata de uno anduviera en boca de todos me contestó en un salón del Palace. Si algún día han de quitarte un cangrejo de ahí abajo, y no quieres quedarte como un buey de Florito, fíate sólo del robot me dijo un amigo de los toros en el último San Isidro. De toro a buey es fácil pasar, pero de buey a toro la cosa se vuelve imposible. Este pensamiento llevó a mi amigo a ponerse en manos de un robot privado por 24.000 euros, pues el robot público tenía en Madrid una cola de siete años, media entre los quince días de la del País Vasco y las calendas griegas de la de Extremadura, donde no había robot. Me vino a la cabeza el cuento con motivo del decreto del gobiernookupa que declara la Sanidad Universal. ¿Cómo un país que debe más que Alemania en Versalles se permite invitar a médico a toda la humanidad como quien toca el organillo con el codo o moja pan en el vermú? El agit- prop del sanchismo vende su gobierno- okupa como el gobierno de los pobres, por los pobres y para los pobres, parafraseando la muletilla demagógica de Lincoln en Gettysburg, pero todos los decretos del dictadorzuelo Sánchez (nadie le ha votado) son patadas a la próstata de los pobres, víctimas de su Sanidad Universal (los ricos tienen el robot en casa, y si no, cama en la clínica Mayo de la Minnesota de los amish de su Educación Pública (el viejo ascensor social hoy con el cartel de No funciona y de su Inmigración Sin Papeles (los ricos no viven en los guetos) Mas, como alternativa al capitalismo, hace mucho que los comunistas dejaron de prometer la abundancia sin límites para hacer la apología de la pobreza ejemplar y compartida. A disfrutarlo.