Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 2 DE AGOSTO DE 2018 abc. es espana ESPAÑA 17 con más inversiones to a largo plazo; se revisen traspasos pendientes del Gobierno a la Generalitat (como el relacionado con las becas al estudio) y se estudie la resolución de conflictos, incluyendo las leyes que o bien están recurridas por el Gobierno ante el TC o bien ya están suspendidas por el Alto Tribunal. Batet defendió un proyecto del Gobierno del PSOE para Cataluña lealtad al Gobierno catalán y, en este marco, aseguró que todos los temas tratados en la comisión bilateral forman parte de este proyecto Un proyecto que criticó Maragall, al asegurar que en la reunión ni la ministra ni nadie de la parte del Gobierno hizo mención. De esta manera, la ministra anunció que el Gobierno activará todas las comisiones mixtas entre la Generalitat y la Administración General del Estado que se prevén en el Estatuto, para abordar cuestiones relativas a financiación, infraestructuras, inversiones y traspasos pendientes. Y respetará lo que indica la Disposición Adicional 3 pese a que no es de obligado cumplimiento para el Ejecutivo. Pese a este avance en las reivindicaciones de los grupos nacionalistas, el consejero de Acción Exterior y ayer representante de la Generalitat no se dio por satisfecho, al obtener como respuesta a las pretensiones de celebrar un referéndum y tratar un tema judicial, como es el de los presos preventivos, un no por parte del Gobierno. Queríamos hablar de cosas que para Cataluña son muy importantes en materia de derechos: los presos y los exiliados, pero nos hemos encontrado con un no añadió. Dos mentiras ANÁLISIS SALVADOR SOSTRES P Críticas de Cs y el PP INÉS BAUCELLS Meritxell Batet Discrepancias importantes La reunión se ha dado en un tono leal y un tono franco, pero se han producido discrepancias Calendario No hay acuerdos materiales pero sí constituir las comisiones mixtas previstas en el Estatut ne el compromiso político de atender la Disposición Adicional 3 del Estatuto que afectará a la estación de trenes de la Sagrera, el Corredor del Mediterráneo y la mejora en la red de Cercanías, tal y como concretó Batet. Además, Batet confirmó que entre los dos gobiernos se ha fijado un calendario desde septiembre y para los próximos meses, en los que se pon- drán en marcha las distintas comisiones, subcomisiones y grupos de trabajo que se derivan de la comisión bilateral. En este sentido, la idea es que la Generalitat se incorpore a los grupos de trabajo de tributos propios y financiación, que es el primer paso para un nuevo modelo de financiación así como la posibilidad de pasar parte de la deuda de la Generalitat de cor- Para Ciudadanos y el PP la reunión de ayer estaba fuera de lugar debido a las reivindicaciones secesionistas. La formación naranja advirtió, antes de producirse el encuentro, que las reuniones entre el Gobierno y la Generalitat, en especial la de la comisión bilateral, suponen dar alas a los independentistas El secretario general del partido, José Manuel Villegas, exigió a Sánchez por la mañana la suspensión de la reunión. Lo que hace el Gobierno es legitimar a aquellos que quieren romper el país y reforzar la postura de los separatistas. A aquellos que quieren hacer que el jefe del Estado no pueda pisar Cataluña, los que secuestran los espacios públicos aseguró. En el PP también cargaron contra el presidente del Gobierno por el encuentro, que definieron como un éxito para los independentistas. La portavoz de los populares, Dolors Montserrat, insistió antes de la reunión en que el líder del Ejecutivo está arrodillado ante el secesionismo. El separatismo se alimenta de la debilidad de Sánchez añadió. edro Sánchez quiere hacerse el dialogante pero no dar nada y los independentistas quieren hacerse los duros pero llevarse hasta la última propina. Pedro Sánchez quiere tomarle el pelo a Quim Torra y Quim Torra quiere tomarle el pelo a los independentistas. A Pedro Sánchez le vigila Pablo Casado y a Torra le marca muy de cerca Puigdemont. Pedro Sánchez quiere ganar las elecciones gracias a que Cataluña no se va y los independentistas quieren no perderlas por no marcharse de España. Todo es muy cínico y muy necesitado. Hace tiempo que tanto Pedro Sánchez como Carles Puigdemont se están llevando a la boca más comida de la que pueden masticar, y los dos tienen en común que se avergüenzan ante los suyos del pacto al que a ambos querrían llegar. Puigdemont es independentista, pero negociaría una autonomía plus a cambio de poder volver a España aunque fuera inhabilitado llibertat, amnistia i Estatut d autonomia y Pedro Sánchez es el presidente del Gobierno pero en la más vieja tradición socialista cree en el buenismo como estrategia y estaría dispuesto a retirar los cargos por rebelión a fugados y encarcelados. Los enviados de Puigdemont y Torra que estos días empiezan a negociar discretamente con el Gobierno aseguran que sus interlocutores les dicen que Sánchez y el ministro Grande Marlaska querrían revocar las prisiones preventivas, y que si el Fiscal General no se manifiesta en este sentido es porque ha sondeado a los fiscales y le habrían amenazado con amotinarse. Tanto para los unos como para los otros, ganar tiempo es la mejor opción, a la espera de que algo suceda o se les ocurra una idea que pueda beneficiarles. De tanto prometer que tenían una solución, los socialistas llegaron a creerse que realmente la tenían, cuando en realidad no saben qué hacer, ni con qué apoyos. Los independentistas, de tanto decir que habían ganado y que ya somos república no saben cómo despertar a los suyos del espejismo y contarles que el sueño terminó y que la vida sigue igual en la autonomía. La bilateralidad entre el Estado y la Generalitat es lo que se representa en el escenario, pero es la función menos importante. Lo que de verdad importa son los eternos equilibrios que entre bambalinas hacen los socialistas just like so many times before para mercadear con material radioactivo sin que les explote en las manos; así como la penúltima farsa que se inventa el catalanismo político para seguir exprimiendo la autonomía haciéndoles creer a sus huestes enardecidas que cada día están más cerca de Ítaca.