Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 ENFOQUE DOMINGO, 29 DE JULIO DE 2018 abc. es ABC Una huelga que vertebra En un conflicto sin control ÁNGEL EXPÓSITO Es lo que suele ocurrir cuando se juntan todos los factores posibles en una olla a presión. Cada uno con sus razones, todos con su verdad y con la autoridad que brilla por su ausencia. Suele pasar. Entre el buenismo, el descontrol, la falta de orden y la violencia del grupo... lo más lógico es que el conflicto entre los taxistas y los conductores de los vehículos VTC acabe sin control. Como está ahora mismo. Porque los taxistas que ejercen la violencia actúan en bandas dispuestas a lo que sea. Incluso, a perder la razón que les asiste. Hasta que la desgracia sea infinita. Y falta un pelo. Alguien en el sector debería hacer cierta autocrítica, ¿o no? Porque las VTC y otras formas de supuesta economía colaborativa se han convertido en un sindiós en el que cada uno campa a sus anchas. En una flagrante desigualdad a la hora de pagar impuestos y de cumplir con las normas que se nos imponen al resto. Y porque la autoridad no ejerce. Por buenismo, por complejos progresistas y reformistas y porque y esta es la madre del cordero la Administración se ha convertido en un galimatías de competencias y permisos incomprensible. ¿Aquí quién manda? ¿El Ministerio de Fomento, la Comunidad, el Cabildo, la Mancomunidad o el Ayuntamiento? ¿Alguien se aclara? ¿Dónde pagan los impuestos las multinacionales de ese nuevo sistema de transporte? ¿A quién le corresponde negociar, mediar, otorgar licencias o regular los servicios mínimos? En este caos entre taxistas en huelga y conductores autónomos que se buscan la vida como pueden, hay tres cuestiones evidentes: 1. -El derecho a la huelga no justifica actitudes violentas o tomar como rehenes a los turistas. La imagen de esta España del turismo es perfectamente descriptible. 2. -Cualquier reivindicación laboral debe tener sus límites. Lo demás es la selva. Pero nadie se atreve a mencionar siquiera la necesidad de una ley de huelga. 3. -El cliente. El viajero o el turista. El paganini PD: Me llama la atención que los taxistas madrileños y de Baleares o de otros lugares se solidaricen así con los taxistas de Barcelona. Mira tu por dónde... en esto resulta que sí se vertebra España. ECONOMÍA