Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 ABCdelVERANO GASTRONOMÍA GENTE MARTES, 24 DE JULIO DE 2018 abc. es estilo ABC PECADOS CULINARIOS CARLOS MARIBONA Carne y pescado, en su punto En el caso del producto marino, se entiende que la gente lo prefiera bien hecho para evitar un contagio por anisakis Para mí, uno de los mayores pecados culinarios está relacionado con los puntos de cocción de carnes y pescados. Hace escasos días, comiendo en un buen restaurante de cocina tradicional de Tarancón, especializado también en carnes a la brasa, se repetía en casi todas las mesas un espectáculo que es muy habitual en los establecimientos donde trabajan carnes rojas a la parrilla. Los clientes pedían platos calientes para pasar más los trozos de chuleta. Algo completamente innecesario porque las piezas que salían de la cocina llegaban perfectas de punto y de temperatura, bien selladas por fuera y con el interior rojo y jugoso. Entiendo que si la carne se enfría se pida que le den otro repaso para calentarla, pero pasar más de la cuenta un producto de calidad no deja de dar pena. Al menos ya han ido desapareciendo, aunque no del todo, aquellos terribles platos refractarios donde la carne se recocía y además soltaba unos humos que apestaban a todo el comedor y que dejaban la ropa lista para pasar por el tinte por el olor a carnaza que se quedaba impregnada en ella. Me dirán que los clientes tienen todo el derecho a comer la carne en el punto que más les guste. De acuerdo. Pero, si la quieren casi carbonizada, mejor optar por otros cortes como el solomillo y dejar las chuletas para los genuinos carnívoros. Otro caso es el del pescado. Personalmente lo prefiero poco hecho, que no quiere decir crudo, para que quede jugoso y no seco. Pero entiendo que mucha gente lo prefiera más pasado, incluso por una cuestión tan preocupante en los últimos tiempos como es el anisakis. Bastaría que, como se hace con la carne, el camarero preguntara al tomar la comanda por el punto deseado. Y todos contentos. Adut Akech, de refugiada a musa de Chanel Las firmas ya lanzan sus colecciones de otoño- invierno 2018 19 y Chanel, además de sorprender con sus diseños, también lo hace con su nueva modelo: Adut Akech. Nacida en lo que hoy es Sudán del sur, en 1999, Adut no pudo ir a la escuela, porque su madre no tenía dinero para pagarla. Creció en un campo de refugiados de Kenia hasta que, a los seis años, viajó a Australia con su madre, donde adquirieron la condición de refugiadas. Soy refugiada, es lo que soy y no me avergüenzo ni me enfado por ello. Sí, soy una ciudadana australiana y soy una sursudanesa australiaADUT AKECH na, pero sigo siendo una refugiada explicó en una entrevista en The Guardian En 2016 comenzó su carrera en el mundo de la moda para Yves Saint Laurent, con quien desfiló durante dos temporadas hasta ahora, que Karl Lagerfeld la ha elegido personalmente para abrir y cerrar los dos últimos desfiles de Chanel. Poco importan los orígenes. No perdáis nunca la pasión ni la perserverancia y no abandonéis nunca, porque acabaréis consiguiendo vuestro sueño escribió en su Instagram para animar a sus seguidores a perseguir sus sueños. RECOMENDACIONES ara comer carne roja Hay en España muy buenos asadores de carnes rojas, casi siempre de vaca vieja, en ocasiones de auténtico buey, donde las sirven en su punto. Entre nuestros favoritos, Etxebarri y Baserri Maitea, en Vizcaya; Casa Julián y Casa Nicolás, en Guipúzcoa; El Capricho, en León; Epeleta, en Navarra; Alameda, en La Rioja; La Taberna de Elía, en Madrid; La Castillería, en Cádiz, o La Bolera, en Asturias. P Próxima entrega Cobrar por los extras