Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 24 DE JULIO DE 2018 abc. es internacional INTERNACIONAL 29 El gorila de Macron tenía privilegios de alto cargo del Estado descubierto disfunciones intolerables y derivas inaceptables se descubrió un rosario de favoritismos concedidos, posiblemente a dedo, desde los pasillos del poder presidencial. Según las revelaciones del vespertino Le Monde y el semanario L Express el gorila de Macron tenía su JUAN PEDRO QUIÑONERO residencia personal junto a las más alCORRESPONSAL tas jerarquías de la Presidencia de la EN PARÍS República, dos apartamentos próximos al jefe de Estado mayor del Ejército y Alexandre Benalla, el godel secretario general del Elíseo. rila de Emmanuel MaInsatisfecho con ese cron, no solo sabía dar gadoble apartamento, al Confianza rrotazos a los manifestanmás alto nivel jerárquico, absoluta tes que protestaban el 1 Benalla había conseguiBenalla tenía las do que alguien autoride Mayo contra el Gobierllaves de la casa zase trabajos de ampliano: también se benefició familiar de los de favores y privilegios ción por un montante de personales que solo se 180.000 euros, con el fin Macron en la conceden a los más altos playa de Touquet de poder vivir en un dúcargos del Estado. plex personal, de más de Tras las audiencias 200 metros cuadrados. parlamentarias del ministro del InteBenalla circulaba por los pasillos del rior, Gérard Collomb, y el Prefecto de poder nacional, utilizando una tarjeta París, Michel Delpuech, que dejaron al de visita con membrete de la Presiden- El jefe de seguridad poseía dos pisos de lujo que pidió remodelar por 180.000 euros Enmanuel Macron, junto con su jefe de seguridad, Alexandre Benalla cia de la República, presentándose como adjunto al jefe de gabinete del jefe del Estado con domicilio en el Palacio del Elíseo. El gorila de Macron también utilizaba un coche especial, con equipos de seguridad y comunicación a los que solo tienen acceso algunos ministros y militares de la más alta graduación. AFP Ante tales revelaciones, Collomb y Delpuech desconocieron las atribuciones concretas de Benalla, quien había conseguido conquistar la confianza absoluta de Macron hasta unos límites nada frecuentes: tenía las llaves de la casa familiar en la playa del Touquet y había llegado a compartir momentos de intimidad sin precedentes.