Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN VIDAS EJEMPLARES PUEBLA MARTES, 24 DE JULIO DE 2018 abc. es opinion ABC LUIS VENTOSO SÁNCHEZ Y THE KILLERS Ha sido una treta de pillo, pero es una minucia frente a su gran error OY a exponer una tesis impopular, que no recibirá muchos me gusta en la era de la demagogia y en la meca de la envidia. Creo que España, por historia, peso económico, pujanza, nivel de vida e importancia de su lengua, es un país importante. No solo fue en su cénit la cabeza del mayor imperio conocido, sino que merced al ingente esfuerzo de los españoles ha logrado iniciar el siglo XXI en el furgón de cabeza del planeta. Lisa y llanamente, no hay muchos lugares donde se viva mejor que aquí. Una nación de tal categoría debe un trato honorable a sus representantes públicos, que han de estar bien pagados (lo que no ocurre, por ejemplo, con el presidente del Gobierno y los ministros) Además, en el caso de las más altas magistraturas del Estado, lo propio es rodearlos de un decoro acorde a la relevancia de sus tareas. Es decir, que en contra de la opinión al uso, yo no quiero que el Rey de España vuele apretujado en Ryanair y transite en chanclas; ni que mi presidente, sea del partido que sea, llegue a sus citas en taxi y sin la protección de seguridad debida. El boato público importa, porque al dignificar la apariencia de nuestros representantes e instituciones en realidad estamos dignificando al país. Lo saben bien los británicos, que proyectan inexorablemente una imagen de gran solera, con la que afianzan su poder blando. O los franceses, que convierten todas sus ceremonias de Estado en hiperbólicas escenografías que exageran la grandeur del país (bastante más achuchado de lo que sugieren las ampulosas coreografías de Macron) Por todo ello siempre me pareció un poco demagógico que Rajoy depellejase en su día al presidente Zapatero por usar el avión oficial Falcon para ciertos desplazamientos. O que luego PSOE e IU hiciesen otro tanto con algunos viajes del presidente Rajoy en la aeronave pública. O que ahora PP y Ciudadanos vuelvan a hacerlo con el vuelo del presidente Sánchez a Castellón del viernes. Es cierto que hay algo que sí cabe afearle a Sánchez: su trampilla de escolar de inventarse una agenda tapadera para ver a su grupo favorito, los artificiosos The Killers (nosotros somos más del cervecero Liam Gallagher, que cantó la noche siguiente) El objetivo real del viaje de nuestro presidente por accidente era ver el concierto de The Killers en Benicàssim, y disfrazó tal propósito con unas entrevistillas de pega con el sonriente Ximo Puig y la alcaldesa. Pero si Sánchez hubiese anunciado abiertamente que como presidente quería apoyar un festival que ya es un clásico de la vida cultural española, el uso del avión oficial estaría perfectamente justificado. Con todo este exordio queremos llegar a que lo auténticamente killer para España no es lo del avión para ver a The Killers, sino sufrir a un presidente que es rehén por voluntad propia de los separatistas que quieren liquidar la nación que Sánchez gobierna de prestado. Esa sí que es una pesadilla de altos vuelos, y no el chascarrillo aéreo con que Ciudadanos trata de animar su tiempo muerto. V VIVIMOS COMO SUIZOS ROSA BELMONTE MATRIMONIO, AVIONES, FAMILIA Carmen Calvo dice que lo del FIB era agenda cultural de Sánchez. Ya nos dijeron que con el PSOE iba a volver la kultur UIZÁ habría que prohibir el matrimonio. Parece la única medida capaz de evitar las vergonzosas despedidas de solteros (y de solteras) que arrasan ciudades y sensibilidades. El Pastifarismo es una religión cuyos miembros llevan un colador en la cabeza. De momento no existe como religión el Tontopollismo, con los miembros del sexo femenino portando en la cabeza miembros del sexo masculino. Pero al tiempo. Lo de Esquilache fue de ser tiquismiquis. Ya querríamos que llevaran capa y sombrero. Quizá habría que prohibir los aviones oficiales. Parece la única medida capaz de evitar que critiquemos su uso. Pero sale Carmen Calvo y lo aclara todo. Dice que el presidente tuvo todo el día agenda oficial (según Toni Cantó, valenciano de Ciudadanos, las reuniones informales con Amparo Marco, alcaldesa de Castellón, y Ximo Puig, presidente autonómico, fueron un paripé) Pero Calvo todavía puede llegar más lejos: Por la noche fue al FIB. Como si se hubiera sentado en un teatro Como si no fuera lo mismo que hubiera ido a ver Electra a Mérida. A lo de ir a ver a The Killers lo llama agenda cultural. Ya nos avisaron de que con el Gobierno del PSOE iba a volver la kultur, que estábamos antes de su advenimiento como los del Daesh destrozando monumentos históricos y arrancando las Q cabezas de las estatuas (yo estaba arrancándoselas a las gambas, que lo tengo apuntado todas las semanas en mi agenda cultural) No sé si hasta ahora alguien se había quejado del uso del avión por parte de un presidente del Gobierno. Teníamos a Magdalena Álvarez como consejera de Aviaco viajando de balde y a Alfonso Guerra usando un Mystére para llegar a tiempo a una corrida de toros en la Feria de Sevilla. El primer ministro francés, Édouard Philippe, sí fue acusado de despilfarro por pagar 350.000 euros para alquilar un avión privado y volver de Nueva Caledonia por su cuenta (por la del contribuyente) y no en el avión estatal. Pero como diría la vicepresidenta Calvo (nuestra Yogi Berra) el dinero público no es de nadie. Edward R. Murrow estaba cubriendo Europa antes de la Segunda Guerra Mundial. Cuando se enteró de que Hitler iba camino de Austria alquiló un avión de Lufthansa para ir a Viena y ver la llegada de las tropas alemanas. El dinero era de la CBS (entonces, radio) El dinero privado sí es de alguien y hace con él lo que quiere. Quizá habría que prohibir la familia. Tiene gracia que cuando Pablo Casado nombra a la familia entre los valores del PP se le considere muy de derechas (dejo aparte cuando nombra la vida ese eufemismo ya sabemos qué significa) Imagínense que, como un presidente americano, hubiera citado a Dios. No lo cita porque Pablo Casado no es lo que dicen los que le critican que es. Pero lo de la familia es muy sorprendente. Miro a Pedro Sánchez o Pablo Iglesias y los dos tienen familia. Mujer y dos hijos cada uno. Dos chicas y dos chicos. Esta gente es tan vulgar como los de derechas. No son George Burns cuando decía que la felicidad era tener una adorable, cariñosa y gran familia en otra ciudad. Ni Nancy Mitford cuando confesaba que le encantaban los niños, sobre todo cuando se ponían a llorar y alguien se los llevaba. Y si miras el Gobierno, hay que ver la de hijos que han criado (Ábalos y Calviño están a la cabeza, con cinco y cuatro) Pero Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tienen familias formadas por un hombre, una mujer y dos hijos. Además, viven en las afueras. Qué lugarcomunismo. Yo sí podría criticar a Casado. No paran de decirme que voy a acabar sola y sin hijos. Crucemos los dedos.