Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ENFOQUE LUNES, 23 DE JULIO DE 2018 abc. es ABC Festivales de rock España, el escenario interminable El ska que impregnó, atemperado, los primeros éxitos de Police sube de tono en la gira que de la mano de Shaggy traduce al idioma del reggae los viejos éxitos de Sting y de su banda. Después de pasar por Marbella, la pareja estuvo el pasado sábado en Cap Roig, más o menos a la misma hora en la que los Pet Shop Boys repasaban sus éxitos en el FIB de Benicasim, que anoche echó el telón con Liam Gallagher. La fiesta, sin embargo, no se detiene. Cuando se cierra una puerta se abre otra, más aún en el mercado de los festivales de rock y en una España cuya temporada estival se ha convertido en sinónimo de música para los miles de turistas que, además de sol y playa, buscan canciones en el menú turístico. Aquí no llueve, como en Glastonbury. Queda verano, tanto como festivales. En vísperas de que el Arenal Sound de Burriana ponga en marcha su faraónica maquinaria, los escenarios cambian de sitio. Según el Ministerio Cultura y Deporte, en 2017 se celebraron 869 festivales en España, con una recaudación que fuentes del sector sitúan en 269 millones de euros, cantidad a la que hay que sumar el impacto económico aún mayor que el de la venta de abonos y entradas que estas masivas peregrinaciones musicales dejan en otros sectores de la industria del ocio. Bailar no es tan mal negocio. ABC DEL VERANO El cantante británico Sting y el jamaicano Shaggy, en el Festival de Cap Roig de Palafruguell (Gerona) EFE Los fibers se agolpan ante el escenario principal del Festival de Benicasim, que anoche cerró sus puertas Neil Tennat, vocalista de los Pet Shop Boys, en el escenario del FIB de Benicasim (Castellón) AFP EFE