Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 20.7.2018 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 37.481 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Teléfono de atención 901 334 554. Centralita ABC 91 339 90 00. MARAVILLOSOS GUIRIS SANDRA LAFUENTE PERIODISTA VENEZOLANA VISTO Y NO VISTO El verano me hace de aquí Nació y creció vecina del ecuador del mundo, en Caracas. En España, encontró su fuente de energía solar en Cabo de Gata y en la madrileña piscina de Moratalaz IGNACIO RUIZ- QUINTANO EL JALIFA España parece un protectorado de Cataluña, con Puigdemont de Alto Comisario, y Sánchez, de Jalifa S PISCINA MU el NICIPAL Peq s vírgenes en ueños oasis distribuidos a de esas cala donde se puede en los distrito RAJÁ Es un CALA Gata, s de Madrid, al del Cabo de l mar en estado puro periodista encontró el Parque Natur aturaleza y de suyo en Morat esta n alaz disfrutar de la Entonces emigré. El ser atávico que canso, digo reconexión con la jovialime habita todavía se asombra con los dad. Lo que nos hace correr al mar o a cambios de estación (celebra siempre la piscina, o al pantano algunas de las los primeros cantos de las tórtolas) tardes largas o el domingo entero, y, pero aprendió a escuchar al cuerpo, que, cuando la tarde se hace noche, a las tehijo de la atmósfera, responde a tales rrazas, para hacer del gazpacho, la cercambios con la música propia de su bio- veza y la horchata elixires hidratantes. logía. La semana deseada de vacaciones, ese Anhelo, como creo que hace el resi- privilegio, nos rinde al no tiempo bajo dente promedio de esta esquina del pla- la sombrilla, bajo el sol, del sol al agua, neta, la llegada a ese punto en el des- del agua al sol, cuerpo- teja. Yo no me plazamiento del globo, los tres meses muevo de la playa para la comida, poren los que sol se hace rotundo y que esas serían para mí horas peralarga los días. Esa pausa en la didas. SOL pesadez del ánimo. Procuro Mi yo salvaje y caribeño le El renovar la vida en la enersaca provecho a estos medescanso es gía solar directa, y en cualses; cada solsticio de junio una necesidad quier forma del agua: en llego a mi Arcadia. Vengo cuando los días se redoblan en Cala Rajá (Cabo de Gata) en del verano perenne, pero mi luz y calor la piscina pública de Moracuerpo sabe que el de aquí talaz, en el norte para huir del acaba en octubre, que la piel calor violento de la meseta, en regresará a su tono cetrino y el una manguera en el patio, o en la pla- ánimo volverá a hibernar. Presiento lo ya de Caldetas (Barcelona) a distancia mismo en los vecinos que hoy tuve en de Cercanías de Renfe. Así es como me el lecho de la arena, tan cerca, y los que hago de aquí con quienes ya lo han sido tendré el próximo domingo y en agosdesde siempre. to y el verano que nos queda. Somos El descanso es una necesidad natu- como dromedarios: almacenamos viral cuando los días se redoblan en luz talidad para resistir el desierto que nos y calor. Comprendo ahora esa obviedad llegará en el ciclo siguiente, el sol apeque cambia el horario laboral y la pro- nas encendido, la luz escasa, el látigo gramación de la tele. Cuando digo des- del frío. SANDRA LAFUENTE VENEZUELA ntes de emigrar a España, hace siete años, desconocía que el clima es una experiencia corporal. Vengo del verano perenne. Algo inconsciente y salvaje dentro de mí puede que hecho de la savia de los árboles espesos que en mi ciudad son más antiguos que los edificios ignoró casi toda la vida esa ley incontestable de la naturaleza: que el sol puede irradiar desde otro lado, según la región de la Tierra que en su movimiento lo mire. Nací y crecí vecina del ecuador del mundo, en Caracas. El sol amaneciendo siempre cerca de las seis, haciéndose cenital en mi cabeza a las doce y cayendo en el ocaso no más tarde de las siete. Veinticinco, veintiocho, treinta grados todo el año y la brisa refrescante en el sueño. El mismo concierto de pájaros y bichos en el alba y en la noche. La certeza, el alivio, de que detrás de la montaña central de la cordillera de la costa, el Ávila de dos mil metros en su pico mayor, comenzaba el mar Caribe. El mar: cálido, disponible. En agosto o en febrero. A Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Irregularidad, f. Regularidad vista desde cerca. i decimos que en España lo que falla es el habitante no es a humo de pajas. Don Claudio Sánchez- Albornoz, por ejemplo, siempre dijo que con la República acabó la Revolución de Octubre (Largo y Prieto) Ella y la vehementia cordis que Plinio atribuía ya a los españoles. Ahora la vehementia cordis del sanchismo podría desenterrar a don Claudio, que está en el claustro gótico- cisterciense de la catedral de Ávila ¡la cuna de Casado! bajo un hermoso epitafio: Donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad Jean Palette nos recuerda la vehementia cordis que vio un paisano suyo, Bartolomé Joly, limosnero del rey de Francia, de visita en 1603 con uno del Císter: Entre ellos los españoles se devoran, prefiriendo cada uno su provincia a la de su compañero, y haciendo por deseo extremado de singularidad muchas más diferencias de naciones que nosotros en Francia Es su conversación ordinaria. Y si aparece un castellano entre ellos, vedles ya de acuerdo para lanzarse todos juntos sobre él, como dogos cuando ven al lobo. España, según el 78, se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, pero eso son tautologías, pleonasmos y solecismos ideológicos, pues ningún Estado es individual, ningún Estado es democrático (la democracia no es una forma de Estado, sino de gobierno) y ningún Estado carece de leyes. En realidad España es un protectorado de Cataluña, con Puigdemont de Alto Comisario, y Sánchez, de Jalifa. ¡Pedro el Jalifa! llegado al mando por un golpe de Estado de Partidos (lo de Hitler en Weimar) para poner en marcha el programa filantrópico de Soros, sapo Simpson de todas las fábulas en este jardín de infancia. El Jalifato petrino blinda su izquierdismo con sinsentidos que hagan imposible la crítica e impone la nueva lingua franca (Scruton) de las humanidades, el galimatías, que ve en los Principia de Newton un manual de violación (Harding) o en e mc 2 una ecuación sexualizada (Irigaray) Eleuterómanos somos.