Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 DEPORTES VIERNES, 20 DE JULIO DE 2018 abc. es deportes ABC La selección estrena técnico Luis Enrique impulsa una vuelta de tuerca El asturiano anuncia que no va a haber una revolución, pero sí una evolución para que el estilo de España vuelva a tener éxito ENRIQUE YUNTA LAS ROZAS Sus frases D efinitivamente, España y su fútbol aceptan el cambio y se adentran de pleno en el siglo XXI, notablemente renovada la imagen de la Real Federación Española de Fútbol y mucho más cercana a lo que exigen estos tiempos. Ayer, en la presentación de Luis Enrique como seleccionador, se entendió la necesidad de ofrecer una puesta en escena moderna, cambiando la modesta sala José Villalonga (la de las ruedas de prensa) por el salón de actos Luis Aragonés (donde se celebran las asambleas) acreditando a los muchísimos periodistas que acudieron al evento y colocando una enorme pantalla en el escenario con el rojo de España y la imagen del asturiano, que entró en el escenario en plan estrella, que aguantó durante una hora todas las preguntas y que se comportó con toda la educación esperable. Habrá tiempo para enredos, seguro, pero Luis Enrique fue coherente a su manual y asumió de buena gana el papel de agitador en el buen sentido de la palabra. La selección necesita un cambio, es imperativo, y él está dispuesto a darle un impulso a una idea muy buena, pero que reclama algo más. Pienso que hay muchas cosas que mejorar. No va a haber una revolución, es una palabra que no me gusta, sí que tiene que haber una evolución reflexionó el asturiano en primera instancia, encantado ante la idea de dar una vuelta de tuerca Va a haber cambios pero no por la edad, eso me da igual. Viene gente por detrás a la que vamos a dar confianza y habrá un poco de todo. Vamos a intentar ser lo más justos posibles con lo que yo soy, el entrenador de todos los jugadores españoles Y lo dijo así, con el pecho hinchado, dando tragos porque estaba tan sediento que apuró dos botellas durante su parlamento. España, pues, ya ha visto que lo que le fue tan bien hace unos años ahora ya no le vale, pero que nadie se vaya a pensar en un cambio radical. El estilo no se toca, dice Luis Enrique, y viene a la me- Cambios Viene gente por detrás a la que vamos a dar confianza Idea fija Vamos a seguir con el mismo estilo, que no haya dudas Satisfecho A mí me gusta lo que veo, la selección juega bien al fútbol, es noble Nueva era Viene gente por detrás a la que vamos a dar confianza Nombres Luis Enrique, ayer durante su presentación como seleccionador nacional Mi primera lista era de 70 jugadores, así que queda mucho trabajo Con los medios Seguramente no soy el más simpático. Haré mi trabajo de la mejor manera Sentimiento moria las variaciones que introdujo en el Barcelona cuando cogió a ese equipo por los suelos después de un curso decepcionante y sin títulos. España, gracias a la figura de Luis Aragonés, encontró lo que somos de verdad. Somos jugadores talentosos, no muy fuertes físicamente, pícaros, pillos, listos. A mí me gusta lo que veo, la selección juega bien al fútbol, es noble Entonces, Luis Enrique hizo algo que, paradójicamente, no suele suceder en el mundo del fútbol, que es hablar de fútbol. No soy el más simpático Vamos a seguir con el mismo estilo, que no haya dudas con eso. Ser protagonistas con el balón, hay que reforzar el perfil del jugador español, pero darle matices. Hay que mejorar la presión tras pérdida, hay que defender mejor, tener más profundidad, generar más ocasiones de gol. Al final quiero lo mismo que Lopetegui o que Hierro. La se- Me siento gijonés, asturiano, español y también catalán lección se debe parecer lo más posible a un equipo, aunque sé que es difícil Desde que Luis Rubiales se puso en contacto con él, única opción sobre la mesa según el presidente, el asturiano empezó a confeccionar una lista de futuribles y se le fue hasta los 70 nombres, así que la expectación es máxima con vistas al 31 de agosto, que será cuando diga quiénes forman parte de su primera convocatoria. Hay muchas decisiones que tomar, mucha información que tengo que recabar. Hay un cambio generacional, debo estudiar cada caso individual y valorar qué es lo mejor para la selección y que sea competitiva en dos años expuso. Todo con buena cara, incluso deslizando alguna broma y dando por hecho que, a sus 49 años, poco va a cambiar. Ni su relación con la prensa, combate nulo en el primer día de esta nueva era porque nadie estaba por la labor de alterar la fiesta. De la misma manera