Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 20 DE JULIO DE 2018 abc. es economia ECONOMÍA 35 Claves Minoría de Montero Las comunidades apoyaron en suavizar la senda de déficit para 2019 en dos décimas hasta el 0,3 del PIB, es decir, tendrán 2.500 millones más de gasto en elecciones. La mayoría, eso sí, rechazaron la senda del Gobierno. Techo de gasto no financiero IGNACIO MARCOGARDOQUI Administración General del Estado En millones de euros 133.259 129.060 126.792 123.394 122.022 118.337 119.834 SOLO LO BUENO Deuda sí, deuda no Mientras comunidades socialistas como Baleares o Valencia apoyaron la reestructuración de deuda, Madrid se opuso duramente a ella por penalizar a las incumplidoras en sus palabras. E Financiación Se sucedieron las críticas a la decisión de Pedro Sánchez de postergar la reforma del modelo de financiación pese a que Montero defendía que se acelerara y a las negociaciones bilaterales con Cataluña al margen del resto. del PIB al 0,3 para 2019. Para 2020 la meta es 0,1 y para 2021, equilibrio. Pese a ello, en la aprobación de los objetivos de déficit, deuda y regla de gasto 2019- 2021 Hacienda no logró mayoría y hubo ocho votos en contra de las regiones del PP y Canarias mientras que siete comunidades socialistas y la Administración central votaron a favor. Comunidad Valenciana se abstuvo pese a estar gobernada por el PSOE. País Vasco, Navarra y Cataluña no asistieron. En el Consejo si una autonomía apoya la propuesta del Gobierno, la medida sale adelante, así que Hacienda logró imponer sus objetivos, pero Montero no convenció. También hubo polémica por dilatar la reforma de la financiación hasta 2020 decidida por Pedro Sánchez pese a que Montero defendía, como consejera, acelerarla. No necesitamos más o menos deuda, necesitamos una nueva financiación aseveró la consejera de Castilla y León, Pilar del Olmo. La madrileña Engracia Hidalgo lamentó que con la regla de gasto, las dos décimas adicionales de déficit, no se podrán gastar por parte de las regiones cumplidoras. Montero prometió relajar este corsé, pero solo si se aprueban los objetivos de estabilidad en las Cortes. La presión política crece. La votación augura una oposición dura del PP en las Cortes a los Presupuestos de Sánchez: pese a contar con el incentivo de 2.500 millones más en año electoral, la mayor parte de las regiones, todas las del PP en bloque, rechazaron las metas. La debilidad parlamentaria del Gobierno se anticipa entre las regiones: los objetivos de estabilidad tienen una senda difícil. l Gobierno bonito solo da noticias buenas. Ayer había Consejo de Política Fiscal y solo se comunicó la buena nueva de la ampliación del límite de endeudamiento de las CC. AA. que pasará del 0,1 al 0,3 del PIB. Si esto se hace en un momento de mejoras sensibles de la recaudación impositiva, ¿qué se hará cuando vuelva la crisis? Es decir, cuando recaudamos poco, por culpa de la crisis, aumentamos el gasto para contrarrestar sus efectos y cuando recaudamos más, como ahora, gastamos más para disfrute del Gobierno y contento popular. Entonces, ¿para cuándo la reducción del déficit? Qué pregunta más boba... Del nuevo sistema de financiación no se dijo nada, claro. Antes los acuerdos regionales se alcanzaban regando dinero y se cargaban sobre el déficit. Ahora, es más complicado, así que la solución final se acercará a un juego de suma cero, en el que unos recibirán más a cambio de que otro reciban menos. Una noticia desagradable que este Gobierno no dará nunca a nadie. A la reunión no asistió el Gobierno vasco, no es muy elegante pero está justificado dado que sus finanzas van por otro camino, por el controvertido sistema del Concierto. Tampoco asistió el Govern, lo que supone un desaire que se compadece mal con el despliegue de bondad, paciencia y comprensión desplegado por Sánchez. Al lado de este Gobierno apaciguador, el de Neville Chamberlain era de una belicosidad intratable. Impasible el ademán, la ministra de Hacienda confirmó que planea asumir 4.500 millones de deuda catalana. Los barones regionales se soliviantaron. ¿Qué esperaban? Si se va a imponer un sistema de negociación bilateral, ¿para qué este Consejo? Total, ayer, todos volvieron contentos a casa por el huevo (con más dinero para gastar en el bolsillo) y enfadados por el fuero (todos quieren negociaciones bilaterales y que el Gobierno central se olvide de sus deudas) Pero esto no casa. El Gobierno dice que los presupuestos actuales son inviables por culpa de las ilusas previsiones del anterior. Perfecto. Pero, entonces, ¿a qué viene empeorarlas con una montaña de promesas de mayores gastos? Ahora recuerdo que hay en marcha otra montaña, esta vez, de nuevos de impuestos. 117.353 110.000 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 ABC Fuente: Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas IGAE El mayor déficit y la subida de impuestos elevan el techo de gasto para 2019 El Gobierno puede prorrogar la meta de déficit si las Cortes tumban la nueva J. TAHIRI MADRID El Gobierno inicia hoy el primer puerto de montaña que entraña la aprobación de los Presupuestos para 2019. El Consejo de Ministros validará hoy la senda de objetivos de estabilidad para 2019- 2021 y aprobará el techo de gasto que servirá de molde para las cuentas del año que viene, en lo que supondrá el mayor aumento del desembolso en años. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya señaló que iba a contener un incremento, que se avecina fuerte. Lo cierto es que con la nueva senda de déficit y la subida de impuestos el techo de gasto subirá con fuerza. El techo o límite de gasto no financiero no incluye los intereses de deuda y se calcula estimando los ingresos del ejercicio y, a partir de ello, el gasto que permitiría cumplir con el objetivo de estabilidad. Al subir la recaudación por el incremento de impuestos a la banca, negocios digitales, diésel y grandes empresas, habrá mayor margen para el gasto. Asimismo, por la relajación de la meta de déficit con Bruselas para 2019 del 1,3 del PIB al 1,8 también habrá mayor manga ancha para elevar el desembolso, aunque realmente lo que afecta es la suavización de la senda de déficit del Estado. Frente al 0,3 del PIB de la anterior meta, ahora el Estado deberá cerrar el próximo año en el 0,4 es decir, 1.200 millones más de margen. Junto a esta décima, la nueva senda de objetivos de estabilidad que votará hoy el Consejo de Ministros otorga un margen mayor de 2.500 millones a regiones y Seguridad Social a través de dos décimas del PIB más de objetivo al 0,3 y al 1,1 respectivamente Asimismo, el objetivo global para 2020 subirá del 0,5 previo al 1,1 y el de 2021, al 0,4 Impacto de 1.200 millones El reto será que las Cortes aprueben esta senda de estabilidad. Desde Hacienda explican que Congreso y Senado no votan el techo de gasto, sino los objetivos de estabilidad, por lo que si tumban las metas que propone el Gobierno, este puede prorrogar las que había antes ya aprobadas y, al solo suponer una décima del PIB de diferencia para el Estado en 2019 1.200 millones que no haya gran impacto en el techo de gasto y así seguir con las cuentas. Su tramitación será difícil, ya que el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta, puede tumbar los objetivos. El Gobierno aún no ha empezado a negociar: mientras el PSOE hablaba hace meses de subir el gasto en 8.000 millones, Podemos pide elevar el techo de 2019 en 15.000 millones. Estamos en contra de la subida de impuestos, mucho más después de la flexibilización de déficit explica el portavoz de Hacienda de Cs, Francisco de la Torre, quien apunta que la anterior senda era factible El diputado del PP Jaime de Olano apunta que esperarán a que los presenten para decidir.