Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 MADRID DOMINGO, 24 DE JUNIO DE 2018 abc. es espana madrid ABC El paseo del estanque, ayer, repleta de puestos donde los manteros venden bolsos, gafas de sol y otras prendas FOTOS: GUILLERMO NAVARRO El Parque del Retiro se queda sin vigilancia especial de la Policía La situación es extrema desde hace una semana. Sus 15.000 visitantes se mueven entre camellos, manteros y carteristas CARLOS HIDALGO MADRID De baja 14 agentes para un procesión y una manifestación El clima interno entre los 6.100 agentes de la Policía Municipal de Madrid está que arde. Un 85 dio el viernes su negativa a la propuesta de convenio del Ayuntamiento y las protestas laborales siguen adelante. Por lo pronto, se prorroga la huelga sin horas extra en los servicios especiales hasta finales de julio. Ayer se dieron dos casos muy significativos. Se había obligado a diez uniformados a cubrir, levantándoles su permiso de fin de semana, la procesión extraordinaria de la Hermandad de Jesús el Pobre. Ninguno se presentó al final, argumentando que estaban enfermos. Otros cuatro policías para una manifestación también se dieron de baja. Los refuerzos venían de Centro, Usera y Tetuán. S ábado, una de la tarde. El Parque del Retiro vive, junto a la del domingo, la que es su jornada semanal más concurrida. Alrededor de 15.000 personas pueden concentrarse al mismo tiempo en el principal pulmón verde del centro de Madrid. El calor ya está aquí y pasar el día en la zona es una de las atracciones principales. Sin embargo, entre la multitud, se cuece un mercado ilegal de drogas, productos falsificados y bebidas alcohólicas, aderezado con carteristas y exhibicionismo. Es la cara B del Retiro, que se ha ido intensificando estos dos últimos fines de semana cuando el dispositivo especial de vigilancia de la Policía Municipal ha desaparecido. Ya hace dos años y medio, como entonces dio cuenta ABC, el Gobierno de Ahora Madrid mermó sustancialmen- te los efectivos dedicados a patrullar el parque. Sin embargo, la situación ha empeorado desde el fin de semana del 15 y 16 de junio, y se repite el corriente: Es la primera vez que no ha habido ningún policía específicamente afirma uno de los destinados en el barrio. Con voluntarios El Área de Seguridad tiene un servicio especial para la vigilancia en El Retiro durante los sábados y los domingos, por la cantidad de ciudadanos que acuden. Lo habitual son cuatro radiopatrullas por cada turno (es decir, ocho agentes por la mañana y otros tantos por la tarde) De ellas, una se encuentra siempre apostada en coche en la Puerta de América del Retiro, ya que es el acceso para la carga y descarga y necesita el vehículo como parapeto de acuerdo con la alerta 4 por atentado terrorista en la que nos encontramos. Sin embargo, este dispositivo de fines de semana se cubre con personal voluntario, a los que se les pagan las horas extra. Y no se ha apuntado nadie. El origen de esta situación anómala es que el servicio especial para la vigilancia: Se trata de una medida de presión por la negociación del nuevo convenio. Este servicio lo tienen que cubrir con horas extra y no nos pueden obligar a realizarlo si no hay voluntarios indican fuentes. La negativa, el viernes, a rubricar el preacuerdo sobre la nueva propuesta laboral de Carmena para el Cuerpo, hará que situaciones como ésta se prolonguen, porque la plantilla ha dado cuenta de que está harta del tratamiento que reciben: Es humillante y desesperante. Pronto comienza el Orgullo Gay y no sé si me podré ir de vacaciones ya o tendré que cambiarlas se queja otro agente, puesto que para esa fiesta, por su enorme dimensión, Seguridad sí que puede levantar libranzas con una semana de antelación si no hay voluntarios suficientes. El jueves apenas se habían apuntado dos, de una plantilla total de 6.100 policías. Pues en El Retiro, con este panorama, apenas existe vigilancia. La específica, como decimos, ha desaparecido, y por ello ahora hay que tirar de los que hacen el patrullaje ordinario en el distrito (que cuenta con 120.000 habi-