Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 CULTURA El sfumato La pintura de Da Vinci La Virgen, el Niño Jesús y Santa Ana perdió el barniz que la oscurecía durante una restauración en el Louvre de París. DOMINGO, 24 DE JUNIO DE 2018 abc. es cultura ABC La barba El Museo del Cairo decidió pegar la barba desprendida de la máscara del faraón Tutankamon con resina en lugar de enviarla al laboratorio. Ecce Homo En 2012 una vecina de Borja consideró que al Ecce Homo del santuario de la Misericordia le hacía falta un arreglo. Este fue el resultado. El Ecce Homo navarro: destrozan una talla de San Jorge del siglo XVI La responsable de una escuela de manualidades de Estella echa a perder una escultura única PABLO OJER MÓNICA ARRIZABALAGA ESTELLA MADRID OTROS DESASTRES rojos cuando esta figura tenía orla de plata y pan de oro, aunque perdido y sucio, pero recuperable con una buena restauración. ¡Pero qué ha hecho esta mujer! se lamenta la restauradora. Policromía lijada Miguel de la localidad navarra de Estella, el ya conocido como el Ecce Homo navarro. El San Jorge de Estella, una escultura del siglo XVI apenas es ahora reconocible. ¿Qué le ha pasado al San Jorge de Estella? Una magnífica escultura de principios del XVI que ha perdido la totalidad de su policromía original para transformarse en esto denuncia la restauradora Carmen Usúa en el perfil de su empresa ArtUs en Twitter y Facebook. Las imágenes que acompañan su lamento muestran una antigua escultura del santo a caballo, antes y después de la restauración llevada a cabo por Karmacolor Estella, una pequeña escuela de manualidades de la localidad navarra. ¡Parece un ninot, una falla valenciana! asegura Usúa, que denuncia cómo su restauradora ha lijado sin rubor la policromía antigua del San Jorge, le ha aplicado escayola y lo ha repintado dándole tres manos sin tener en cuenta cómo era esta figura. La propia responsable de Karmacolor colgó en Facebook el proceso llevado a cabo con la escultura. Los arreos del caballo son ahora En el vídeo se ve cómo la perpetradora de la intervención en el San Jorge aplica escayola, mientras dice: Estamos intentando mantener todos los tonos y el proceso para alterar la pieza lo menos posible. Ahora vamos a aplicar el mismo color que encontramos de base, que es un gris azulado, y hacerlo un poquitín más claro, porque como vamos a darle tres manos, y cada mano lleva su lijado, luego veremos cuando se seque si hay que alterar un poco el tono o no Para llorar. Karmacolor Estella permaneció ayer cerrada durante todo el día. La excusa que reza en la puerta de la tienda es que la dueña, Carmen, acudió a un curso. Tampoco responde a ninguna de las llamadas realizadas por este periódico. El historiador y bibliotecario navarro Mikel Zuza, miembro del Consejo Navarro de Cultura, también ha criticado esta desdichada intervención que ha sufrido el pobre San Jorge Imagino que hubiera querido salir a galope de su capilla antes de consentirlo. Qué pena que no pudiese lograrlo se lamenta. El San Jorge de Estella tenía la particularidad, entre todas las imágenes tardomedievales conservadas en Navarra, de que era prácticamente la única que mostraba a la perfección cada pieza de la armadura completa de los caballeros de fines del siglo XV principios del siglo XVI explica el experto, y añade: ahora se ha convertido en una figura de carrusel de feria Es tan evidente el destrozo que Carmen Usúa está convencida que una intervención así no ha podido ser autorizada por los técnicos de Patrimonio de Navarra, porque llevo más de 20 Madre mía... Eso Es la expresión más repetida cuando se pregunta a los estelleses sobre la restauración de la escultura de San Jorge, en la iglesia de San El San Jorge ha quedado como una figura de tiovivo o un ninot, según algunos expertos ABC El párroco de Estella solo se muestra disgustado por los periodistas José Miguel, uno de los dos párrocos con que cuenta la iglesia de San Miguel de Estella, llega justo de tiempo para oficiar la Misa de las 19: 00 horas. Con la excusa, sólo acierta a decir menudo disgusto me habéis dado. No voy a decir nada al respecto sobre la restauración de la estatua de San Jorge en la capilla que pertenece a su iglesia. Al menos dígame quién ha ordenado la restauración pregunta el periodista. José Miguel se limita a saludar a un feligrés y entra raudo en la iglesia donde le esperan un puñado de devotos. Lourdes ayuda en las labores parroquiales a José Miguel y a Óscar, el otro sacerdote encargado de la parro- quia. Eso mejor que le preguntes a los párrocos afirma escuetamente mientras se afana en encender las velas de la iglesia y encender las luces. La mirada de Lourdes denota que sabe quién está detrás de la restauración, pero prefiere no pronunciarse. Se limita a esa callada labor de ayuda voluntaria. La estatua se está ya reparando. Prefieren olvidar y rezan porque el daño sea el menor posible.