Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL DOMINGO, 24 DE JUNIO DE 2018 abc. es internacional ABC Miles de manifestantes proeuropeos se concentraron en el centro de Londres Miles de británicos exigen otra consulta para seguir en Europa Reino Unido ahonda en sus divisiones en el segundo aniversario de la votación sobre la UE IVÁN ALONSO LONDRES UE, en porcentajes que no bajan del 59 a partir de los 55 años. Setecientos treinta días después y a pesar de que pocos saben realmente qué significará el Brexit a partir del próximo 29 de marzo, no ha habido un claro cambio de opinión entre los británicos. Cerca de 100.000 simpatizantes de la Unión Europea marcharon ayer por el centro de Londres para exigir al Gobierno británico que convoque un nuevo referéndum sobre el acuerdo final del Brexit. Dos años después de la histórica votación, en la que el líder brexiter Nigel Farage declaró el día de la independencia de Inglaterra, los manifestantes llenaron las principales arterias de la capital ondeando banderas británicas, irlandesas, europeas y todo tipo de pancartas coloridas para pedir un nuevo Voto del pueblo Las últimas encuestas no distan demasiado de aquel 52- 48 por ciento a favor del Brexit de hace dos años ni de la brecha generacional que marcó aquella histórica votación. Según la agencia encuestadora británica Survation, se- guir en la UE ganaría con un 52 en unas hipotéticas elecciones, aunque hace un mes la diferencia era aún más ínfima. Reino Unido está partido en dos, especialmente si se tiene en cuenta la edad de los votantes. En 2016, los mayores de 50 años, favorable en su mayoría al divorcio con Bruselas, decidieron el futuro de toda una generación que sí voto por seguir en la UE. Ahora con datos de Survation si los menores de 50 años optan masivamente por el Remain (los jóvenes de entre 18 y 24 años, con hasta un 82 los que peinan canas prefieren seguir fuera de la May pide unidad Unidad puede que sea la palabra más utilizada por Theresa May en los últimos meses. A la primera ministra británica se le ha encargado llevar a puerto una de las empresas más complicadas de la historia de Reino Unido. Lo que seguro que ni ella misma se imaginaba es la dificultad máxima que se está encontrando en un camino repleto de baches y piedras que está dejando división en todos los estratos de la sociedad. La premier británica pide unidad Con voz propia BORIS JOHNSON MINISTRO DE EXTERIORES PHILIP HAMMOND MINISTRO DE ECONOMÍA DOMINIC GRIEVE EX FISCAL GENERAL DEL ESTADO CHUKKA UMMUNA JEFE DE COMERCIO EN LA SOMBRA El baluarte brexiter del Gobierno. El exalcalde de Londres seguramente sea el político más excéntrico de Reino Unido y lidera la corriente más euroescéptica del Ejecutivo, la que más dolores de cabeza le está dando a May. Es el principal escollo. Johnson le ha catalogado como el corazón proeuropeo del Gobierno. Philip Hammond pretende mantener todos los lazos económicos posibles con Bruselas para evitar una ruptura total con la UE y una crisis mayor en Reino Unido. El cabecilla de la rebelión conservadora contra May. El que fuera fiscal general con Cameron lidera el bando más europeísta entre los tories y quien más problemas está poniendo a la primera ministra con sus peticiones para conseguir un Brexit más suave. El Obama británico es quizá el laborista que más ha hecho porque su partido apoye otro referéndum sobre el Brexit. Se ha alineado con varios movimientos que lo piden y con los tories más proeuropeos para meter presión.