Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN POSTALES DOMINGO, 27 DE MAYO DE 2018 abc. es opinion ABC JOSÉ MARÍA CARRASCAL A los cuatro vientos Carta de los embajadores Ajustes en un año electoral LA GRAN FARSA En cuanto un pueblo resuelve los problemas económicos más urgentes, quiere instituciones más limpias y líderes más honestos Las verdades del barquero, en versión alemana Tras reprochar al embajador de Bélgica en España la actuación de los tribunales de su país respecto a los golpistas fugados a Bruselas, el Grupo Informal de Embajadores Jubilados vuelve hoy a ABC para firmar una nueva carta, en este caso dirigida al embajador de Alemania en España, al que sitúan frente al espejo de la incoherencia y deslealtad de las que hace gala el tribunal que atiende el caso Puigdemont. No se trata de atacar a Bélgica o Alemania, sino de subrayar las garantías procesales de un Estado de Derecho como España, socio comunitario cuyo ordenamiento jurídico ha sido puesto en cuestión por un grupo de jueces. Convencer sin tirar de talonario Año de nieves, año de bienes, y año electoral, riego de millones a cargo del presupuesto. No falla. La meteorología puede equivocarse, pero las cuentas públicas, en cambio, tienen que cuadrar, incluso en un escenario electoral como el del año que viene, cuando las comunidades autónomas y locales, como es costumbre, tiren la casa por la ventana para garantizarse unos cuantos votos. Bruselas conoce el paño y vigila de cerca lo que suceda en los próximos meses. No solo no se puede gastar más, sino que hay que recortar 7.500 millones de euros. La mejor inversión es convencer sin necesidad de tirar de talonario. P RONTO nos daremos cuenta de que ha sido una gran farsa, un inmenso engaño, una pobre pantomima. Todos han mentido, ninguno cree lo que dice y hace, empezando por Pedro Sánchez, el primero en saber que no tiene los votos necesarios para su moción de censura y, si los tiene, tendrá que hacer concesiones a los secesionistas, cometiendo la mayor de las corrupciones: quebrar la unidad de su país. Sin ir tan lejos: nadie le ha preguntado si dimitirá cuando se falle el juicio de los ERE, que seguro implica al PSOE en una corrupción tan grave como la de Gürtel y cuantitativamente mucho mayor. De ahí sus prisas. Esa sentencia pende sobre su cabeza. Por no hablar de si va a seguir con los presupuestos del PP, que ha ayudado a pasar, o con otros nuevos con las demandas que le hagan Podemos y los sindicatos. De Ciudadanos, algo parecido, pero en tono menor. Exige a Rajoy convocar de inmediato elecciones, sabiendo que no puede hacerlo con una moción de censura contra él. Lo que le permite seguir criticándole a placer y no unirse a la moción de Sánchez, para no perder los votos que ha arrebatado al PP. Sigue entre dos aguas, que tan buenos resultados le está dando. En cuanto a Podemos, intenta aprovechar la oportunidad para que se olvide el chalé de su pareja líder y recuperar el pacto de la izquierda aunque ya no de protagonista, como hizo al presentar su moción de censura, sino dejando a Sánchez ese papel, para concretar luego los detalles del gobierno y del programa. Conociéndoles, sabemos cuáles serán sus exigencias. Los nacionalistas catalanes ya han dicho lo que quieren a cambio de su voto: Sánchez debe rectificar su política hacia Cataluña. Y una de dos: o les traiciona ellos o traiciona a España. Para resumir: la entera oposición se ha unido para echar a Rajoy porque sabe que, dentro de dos años, con la economía creciendo y Puigdemont en Berlín o la cárcel, solo verían La Moncloa al regresar de la sierra. Es ahora o nunca. Eso cuenta para ellos más que la unidad de España y la recuperación económica. Sin duda a Rajoy le corresponde buena parte de la culpa al ocuparse sólo de la economía, descuidando asuntos tan importantes como el secesionismo catalán y la corrupción dentro de su partido. Lo está (estamos) pagando muy caro. En cierto modo, le ha ocurrido lo que a esos dictadores que creen que elevando el nivel de vida de su pueblo (en este caso, evitando la bancarrota) lo demás se arregla solo. Y no es así sino al contrario: en cuanto un pueblo resuelve los problemas económicos más urgentes, quiere instituciones más limpias y líderes más honestos. Fue su gran error. Pero lo que Sánchez ofrece, un batiburrillo de todos contra Rajoy, desde los secesionistas a los antisistema, es un error aún más grande. Y, encima, sin creer en ello. ABC Y SUS LECTORES Señalados La división entre catalanes que durante años ha cultivado el separatismo, la creciente estigmatización social de quienes se apartan de la doctrina oficial de la ruptura y la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos dan pie a la interesante reflexión que de forma anónima y a través de una cuenta de correo electrónico creada al efecto nos envían desde Cataluña. El mensaje es revelador del grado de tensión y miedo generado por el proceso independentista. Según establece el artículo 19 de la Declaración de los Derechos Humanos dice la carta todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; y este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión En relación al párrafo este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones debemos hacer constar que en ABC este derecho no queda garantizado con el procedimiento habitual de publicación en la sección de cartas al director. Nos referimos con ello a que junto al nombre y apellido del autor de la carta incluyen ustedes la población donde reside. Creemos que tal Norma, opinamos, muy loable. Nos parece apropiado que el periódico conozca el nombre, DNI o pasaporte, teléfono, dirección completa del autor, pero preservándose la intimidad de su domicilio para impedir que pueda ser objeto de desagradables molestias o represalias Dogmas deportivos Para cierto sector del madridismo, hay cosas que son sagradas, y una de ellas es la figura de Raúl González, a la que Luis Ventoso recurrió hace unos días para elaborar un artículo en el que con fina ironía y mucha retranca cuestionaba sus valores deportivos. Cuesta trabajo creer que alguien que conozca mínimamente a Raúl, como persona y como jugador cuenta EDUARDO FERREIRA se pueda referir a él en esos términos. Aparte de su reconocida calidad humana, Raúl ha sido considerado por el Centro Español de Historia y Estadística del Fútbol como el mejor jugador de la historia de la Liga española. Es el jugador que más partidos ha jugado con el Real Madrid en toda su historia (741) equipo con el que ganó seis Ligas, tres Champions, cuatro Supercopas de España, una Supercopa de Europa y dos Copas Intercontinentales. Es el segundo máximo goleador de la historia del Real Madrid (323 Raúl González DE SAN BERNARDO práctica debe ser revisada para evitar que los lectores que escriben desde poblaciones de pocos habitantes sean fácilmente localizados y señalados y sufrir por ello represalias de cualquier tipo. Como ejemplo, baste señalar que actualmente tal grave perjuicio se puede dar, y de hecho se viene dando ya en Cataluña, por la recién creada división social y política que persiste y que tiene trazas de ir agravándose con el transcurso del tiempo. Tan sólo solicitamos que los lectores que publican en alguna de las secciones de su periódico lo hagan en pie de igualdad respecto a los periodistas que publican artículos de opinión, y a los que únicamente se les conoce el nombre y, generalmente, sólo un apellido.