Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 27 DE MAYO DE 2018 abc. es opinion LA TERCERA 3 F U N DA D O E N 1 9 0 3 P O R D O N T O R C UAT O LU C A D E T E NA CON VISTAS A ESPAÑA POR JUAN ESLAVA GALÁN Frente a la calificación del líder podemita Pablo Iglesias junior, que considera nuestro Himno nacional una cutre pachanga fachosa hace pocos días los vecinos franceses corearon la Marsellesa para mostrar su repulsa a un antitaurino que pretendía reventarles la corrida en el coso de Nimes EVILLA, bellísima como siempre, bajo un cielo de primavera virada a otoño. Ciclo de conferencias Letras en Sevilla patrocinado por la Fundación Cajasol. El gran escritor y periodista argentino Jorge Fernández Díaz (La nación de Buenos Aires) se extraña de que hayamos compartido almuerzo, charlando civilizadamente, el politólogo Juan Carlos Monedero, cofundador del partido podemita; Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno; Arturo Pérez- Reverte y servidor. En mi país una reunión similar sería impensable señala el argentino. Indagamos el motivo y llegamos a la conclusión de que es porque aquí no ha llegado Podemos al poder como allá el kitchnerismo. Si hubiera llegado, además de hundir al país, habría dejado heridas abiertas lo suficientemente enconadas como para que esta convivencia fuera imposible. Histórico palacio de la Real Audiencia de los Grados. En el majestuoso patio abarrotado de público se ha instalado una tarima desde la que hablan de España oradores de variado pensamiento político. Como fondo, el cartel de las jornadas reproduce el conocido óleo de Goya en el que dos gañanes clavados en el suelo hasta las rodillas se dan de garrotazos. Esta dramática imagen de la cainita España que se asegura del aniquilamiento del adversario, ante la que los turistas orientales, hijos de los héroes de Nanking, se detienen pasmados por la crueldad que encierra, no es tan dramática como parece. En el original (del que se conservan añejas fotografías) los labriegos conservan sus piernas desembarazadas, lo que permite que el vencido escape. La imagen estaba con las otras pinturas negras de la Quinta del Sordo y cuando la arrancaron para llevarla al Museo del Prado se perdió la parte inferior que luego se ha restaurado en la dramática forma que conocemos. Regresemos al meollo de la jornada. Juan Carlos Monedero hizo su aparición sobre el escenario, se despojó de la chaqueta, que arrojó con elegante displicencia a una silla, y ataviado de profe progre pero elegante: chaleco estiloso, zapatos todo terreno ideales para transitar por subdesarrollados populismos de Sudamérica, aunque, eso sí, adornados con estridentes cordones rojos, nos repasó la historia de España con sus sombras y sus sombras (luces, ninguna) Demostró ser un brillante orador y un inteligentísimo demagogo, con admiración lo digo y sin pizca de ironía. Lástima que el fondo no acomdo hizo su discurso en favor de la unidad de España, lo que contribuyó poderosamente a esa floración de banderas nacionales en balcones que todavía perdura. Es cuestión de opiniones, pero a un servidor le pareció que con ese acto el joven Monarca se ganaba el respeto y el aplauso de los españoles, además del sueldo. Abundando en el mismo asunto el también participante de las jornadas Antonio Escohotado escribió en octubre de 2017: La última pusilanimidad de Rajoy (fue) pasarle la patata caliente de Cataluña al joven Monarca, que por lo demás habló claro y firme, como esperaban las gentes de buena voluntad, demostrando madurez para lo requerido de un rey constitucional, que no es para nada gobernar, sino añadir un mediador al resto de las instituciones estatales. Algún analfabeto seguirá confundiendo la Corona de países como los escandinavos, Holanda, Bélgica, Inglaterra y España con el imperio de algún autócrata, pero allá él S rosiguiendo las jornadas actuamos a continuación Arturo Pérez Reverte y servidor, claros partidarios de rescatar el orgullo de ser españoles (con todas las tachas y condiciones de lo manifiestamente mejorable que ello pudiera conllevar) y sobre todo de no avergonzarnos de nuestra hisJAVIER CARBAJO toria, del mismo modo que no se avergüenzan de las historias de sus países respectivos nuestros socios europeos. pañara a la forma. Desde el punto de vista del Es de señalar que, frente a la calificación del que esto escribe su discurso hubiera merecido líder podemita Pablo Iglesias junior, que consiuna enmienda a la totalidad, pero ello hubiera dera nuestro Himno nacional una cutre paprecisado otros cincuenta minutos, lo que nos changa fachosa hace pocos días los vecinos hubiera situado ante la paradoja borgiana ex- franceses corearon la Marsellesa para mostrar puesta en el cuento Del rigor en la ciencia (El su repulsa a un antitaurino que pretendía reHacedor, 1960) donde el mapa de un imperio ventarles la corrida en el coso de Nimes. Gente ocupa justamente todo el imperio, a escala 1 1. nada sospechosa de ser facha, a no ser que conEn la conferencia del profesor Monedero, que sideremos fachas a los aficionados al toro, solo en su recta final se volvió vibrante mitin com- por el hecho de serlo. Franceses que no se averpletamente fuera de lugar, hubo una mención a güenzan de su historia. la transferencia de la jefatura de las Fuerzas ArHubo más en Sevilla. Alfonso Guerra leyó un madas realizada entre el Rey emérito y su hijo discurso meditado y fervoroso, con larga cita de y sucesor, el Monarca felizmente reinante Feli- un Indalecio Prieto en la que mostraba que tampe VI, que el orador denunciaba como enjuague bién del lado de la izquierda de cuando entonalevoso. ces se amaba a España. Al término mereció un Bueno, desde las guerras napoleónicas exis- unánime aplauso tanto de tirios como de troyate la costumbre de que los reyes constituciona- nos, tan largo que el moderador, Jesús Vigorra, les europeos (todos instalados en democracias hubo de interrumpirlo para que se cumplieran bien asentadas y aplaudidas por sus súbditos) los horarios. sean también jefes de las Fuerzas Armadas de Volviendo al quijotesco Antonio Escohotado, sus respectivos países (en el caso de Inglaterra fue memorable su conversación con María Elvila anciana Reina, que es también cabeza de la ra Roca, señaló el filósofo que los nacionalisIglesia anglicana, se retrata a menudo de uni- mos han venido representando un no ser frenforme regimental y a caballo) Parece natural te al ser y que aceptar un mundo imaginado que el Rey saliente no conserve la jefatura del en lugar de un mundo real es una chorrada ejército. No hay secreto ni culpa en la transmiComo falsear una historia nacional que nunsión. ca existió. Otra mención desafortunada fue la del pretendido desprestigio que cosechó Felipe VI cuanJUAN ESLAVA GALÁN ES ESCRITOR P