Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 22 DE MAYO DE 2018 abc. es espana madrid MADRID 73 Caso Valdeluz: Sufrí abusos 7 años pero callé: nadie me habría creído Dos presuntas víctimas reiteraron en el juicio las vejaciones sufridas por el exdocente, que negó las acusaciones M. J. ÁLVAREZ MADRID Sucesos Detenido un falso yihadista que extorsionaba a empresarios S. L. MADRID Intensa, dura y larguísima. Así fue laprimera sesión del juicio en la Audiencia Provincial de Madrid contra Andrés Díez Díez, el exdocente del colegio Valdeluz Agustinos de 55 años acusado de abusos sexuales reiterados a 14 menores durante una década en el centro (2004- 2014) y en la academia de música aledaña, Melodía Siglo XXI. Dos de ellas declararon por la tarde, tras el testimonio del procesado, que acaparó la mañana y duró cuatro horas. Además, al exreligioso le permitieron entrar por el garaje, haciendo una excepción, para eludir a los medios de comunicación. En total, la vista oral duró ocho horas. Díez, que daba clases de Ética, Religión y Música, repitió su guión y negó los hechos. Atribuyó las denuncias a una venganza hacia él y su mujer, a un asunto de adolescentes por los roces o disputas que tuvo con alguna alumna y a causas económicas; es decir, para cobrar la posterior indemnización Así lo dijo una y otra vez a las incisivas preguntas del Ministerio Público y de las acusaciones, según ha podido saber ABC de fuentes jurídicas. La vista se celebra a puerta cerrada para proteger la intimidad de las jóvenes, que tenían cuando sufrieron los hechos entre los 8 y los 16 años. Los testimonios de las dos primeras, que comparecieron ayer en la Sección 23 de la Audiencia Provincia, fueron desgarradores. Testificaron por videoconferencia y se derrumbaron en varias ocasiones al recordar las vejaciones de las que fueron objeto. El procesado, durante la instrucción en Plaza de Castilla DE SAN BERNARDO que en su día no daba muchos detalles por vergüenza. Su pesadilla acabó con las primeras denuncias y la detención del docente en 2014, quien solo estuvo dos meses en prisión y salió en libertad con cargos. El fiscal y las acusaciones piden 69 años. Al parecer, los supuestos abusos continuados de los que se acusa al exprofesor los habría cometido también en el colegio y en las barbacoas que organizaba en el chalé de su mujer. Agentes de la Policía Nacional detuvieron a un individuo que se hacía pasar por yihadista para chantajear a empresarios, amenazando con destruir sus empresas, asesinarles a ellos o a sus familias o incluso secuestrar y violar a las hijas de los extorsionados, según informó ayer la Jefatura Superior de la Policía de Madrid. La investigación se inició tras recibirse distintas denuncias por extorsiones telefónicas. Durante las llamadas, realizadas en nombre de la organización Al Qaida, se empleaban algunas frases en árabe y se proferían diferentes amenazas. Aportaba datos muy precisos sobre su vida personal y profesional, como el número de hijos, actividades cotidianas de la familia, trabajadores de la empresa, sede del negocio... También manipulaba un arma de fuego para que se escuchara su sonido durante la conversación. El detenido tenía cuatro órdenes de ingreso en prisión vigentes. Trastornos alimenticios El abogado del colegio Valdeluz, Jesús Mandrí JOSE RAMON LADRA Convencía a mi padre Se aprovechó de que era menor y vulnerable. Sufrí abusos durante siete cursos en la escuela de música que regentaba, donde Díez impartía clases de piano. No lo conté porque nadie me habría creído: era el profesor molón, el más popular dijo la primera víctima. Ahora tiene 20 años y, aunque lo ocurrido le pasó con 9 años, aún tiene secuelas. En su día, harta de los tocamientos por encima y por debajo de la ropa, le dijo a sus padres que no quería ir más a la academia relató. Sin embargo, según su comparecencia, cuando su padre acudía a darle de baja, Díez y su mujer, que cuando estalló el escándalo tenía 71 años, le convencían para que continuara y, además, le rebajaban sustancialmente el precio de las clases. Narró que en una ocasión el acusado le introdujo los de- El procesado Todo obedece a una venganza hacia mí y mi mujer, a un asunto de adolescentes y económico Un padre Yo creo a mi hija, no a él. El colegio lo sabía y no hizo nada en 20 años para tapar los abusos. Era más cómodo dos en la vagina, por lo que sangró y tuvo que ir al baño. La joven precisó que se sentía muy sola y tan solo le contó por encima a una amiga lo que le ocurría. No sabía si había alguien más en su situación La joven agregó La segunda víctima, que ahora tiene 28 años, una de las más mayores, explicó también durante dos horas que contó lo que le hacía Díez el día de Nochebuena de 2004. Entonces tenía 14 años. Se echó a llorar cuando recordó el momento en el que se lo dijo a su padre y lo mal que lo pasó. Yo creo a mi hija, no en la inocencia que pregona Díez, aunque nos quedamos sorprendidos porque era el alma del colegio precisó Julián. Agregó: Mi hija sufrió trastornos de alimentación pero ya está bien. No denunciamos entonces porque nos parecía devastador para mi hija hacerlo en solitario y que se enfrentara a un tribunal, lo hicimos tras la primera denuncia. Ella siguió en el colegio, ya que tenía ahí a todos sus amigos y se lo explicamos todo a la tutora. El director debió tomar medidas, pero no lo hizo. Era más cómodo no decir nada y mantenerlo en silencio 20 años los que estuvo dando clases el acusado El centro lo sabía, estoy seguro precisó, en la puerta de la Audiencia. De este modo, reprochó las actitudes del exresponsable del centro y del jefe de estudios, que fueron detenidos y no están imputados al no quedar probados los hechos. El colegio es responsable civil subsidiario.