Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 6 DE MAYO DE 2018 abc. es deportes DEPORTES 71 QUE HAN HECHO HISTORIA Ramos emula a otra leyenda, Pirri El capitán jugará su partido 561 en el Real Madrid e iguala la cifra del ceutí. Ya es octavo en el ránking del club TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID Pirri Ramos es el líder del equipo, define la actitud del Real Madrid de no rendirse nunca hasta ganar, es ejemplo para los jóvenes Es un clásico para la historia. Iniesta se despide y su amigo Sergio Ramos, que le llama Andresinho porque con esa hache intercalada habría ganado dos Balones de Oro da hoy otro salto para la leyenda, camino del récord de partidos en el Real Madrid, que ostenta Raúl con 741. El capitán alcanza esta noche en casa del máximo enemigo los 561 encuentros oficiales con el club blanco e iguala a un mito, José Martínez Sánchez, Pirri, en la octava posición eterna de la entidad. La próxima temporada piensa superar a otros tres futbolistas de leyenda: Camacho (577) Hierro (601) y Gento (601) Y el siguiente objetivo será cazar a cuatro iconos más del madridismo: Santillana (645) Sanchís (710) y Casillas (725) antes de pensar en la plusmarca de Raúl. Pirri ha explicado ante ABC que Ramos representa el espíritu de lucha hasta el final que define al club. Sergio Ramos representa esa actitud del Real Madrid de no rendirse nunca en busca del triunfo imposible subraya el ceutí, autor de 172 goles en el equipo madrileño. Es un gran capitán, como lo fueron Gento, Zoco, Amancio, como lo fui yo, como lo fueron Santillana y Camacho rememora Pirri. Sergio es el líder del Real Madrid por su actitud dentro y fuera del campo, por su entrega y por la moral que inyecta al equipo El reto, jugar 741 3 mitos Primero debe superar a Camacho (577) Hierro (601) y Gento (601) características técnicas esenciales que requiere el Real Madrid, pero junto a ellas son necesarias las virtudes del espíritu de lucha constante en busca del triunfo. Ramos es carismático porque, como nosotros vivimos en otras etapas, pelea sin fin para conseguir goles y éxitos que ya nadie espera. Así lo hicimos Gento, Amancio, Santillana y yo mismo en nuestras épocas Pirri remata este informe: Sergio es la imagen actual del Real Madrid 4 iconos más 72 goles Marcar hoy y el día 26 El sevillano quiere celebrar este hito histórico con otro gol importante en el Camp Nou, como el que marcó el 16 de abril de 2007, que supuso el 3- 3 y el título de Liga. Como el que anotó el 3 de diciembre de 2016 (1- 1) Suma cuatro dianas, dos de ellas en el Bernabéu, en sus 39 clásicos disputados. Anhela superar el récord de 43 clásicos que ostenta Sanchís. En su pensamiento manda decidir la Copa de Europa en Kiev el día 26, como hizo en las dos Champions ganadas al Atlético en Lisboa y Milán. Pero el clásico le incita. Hoy quiere destrozar el récord invicto del Barcelona en esta Liga. Es el fiel heredero de Pirri. Alberga su carácter indomable. Los dos se han jugado siempre el tipo por marcar un gol. A Pirri le destrozaron la cara en Vigo al cabecear un golazo. Ya no quedan jugadores así. Son de otra raza. Después quiere alcanzar a Santillana (645) Sanchís (710) Casillas (725) y Raúl (741) en el Madrid. Jugó 388 partidos de Liga, 116 en Europa, 40 de Copa y 16 entre Supercopas de España y Mundialitos. para ganar cuando nadie cree en el triunfo. Es el capitán de esta gran época que disfruta el club y un ejemplo para los jóvenes Le define técnicamente: Un jugador fantástico, que aporta un rendimiento excelente. Seguro como defensa, líder para dirigir al equipo desde atrás, listo en el corte, certero en el pase y gran rematador de cabeza, Sergio suma todas las GRADA DE PREFERENCIA FERNANDO R. LAFUENTE NO HAY UN BARÇA- MADRID MENOR Este duelo nunca será una apacible jornada de brazos caídos, piernas quietas y músculos flácidos sicos. ¿Entonces? Pues ya lo advirtió el buen Horacio respecto a la costumbre que impera en cualquier época, lengua y sociedad: El uso es más poderoso que los césares así que poco pueden hacer la Academia o la Semántica, se queda con clásico. Llegan madridistas y culés con la vista puesta en otra parte, como la vida en la novela de Kundera. Los de Barcelona tan felices, tras la celebración, cena privada, de los dos títulos: la Liga y la L o llaman clásico, pero es contemporáneo. Es cierto que Madrid y Barça llevan enfrentándose desde el comienzo de los tiempos. Pero también otros equipos, muchos ya centenarios, también. Serían, así, clá- Copa del Rey sin brindis. Los de la capital menuda capital con dos equipos en las dos grandes finales europeas con el horizonte de Kiev, el Liverpool, y la conquista no puede haber mejor término- de la Decimotercera. Vidas cruzadas. Historias oblicuas. No se juegan nada, pensará alguno. Pero no es así. Entre el Madrid y el Barça no hay amistosos. No es posible. Se juegan mucho más que tres puntos o una eliminatoria; se juegan la esencia del deporte, la gracia del fútbol, la sensación de cualquier deportista de los de antes de ganar sin adjetivos, porque sí. Ganar. Poco importa si el Madrid rompe el cartel de invicto del Barça. Hemos quedado en que están, o habitan otra órbita. Des- de hace pocos años, de ahí lo nuevo de clásico se han convertido en Los duelistas de Joseph Conrad (formidable película de Ridley Scott) Han cambiado la esgrima por el toque; la punzada por el gol, pero entre ellos no hay lugar para el sosiego. Ningún partido será, nunca, una apacible jornada de brazos caídos, piernas quietas y músculos flácidos. No es posible. No hay clásico menor, de ahí la atención que despierta en todos los confines de la tierra. Para un deportista no existe la frase No se juegan nada Siempre se juegan mucho, por eso lo han convertido en su profesión, sin dejar de ser una maravillosa manera de contemplar la vida y, sobre todo algo sagrado pasar el desdichado tiempo presente.