Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 DEPORTES DOMINGO, 6 DE MAYO DE 2018 abc. es deportes ABC Fernando Alonso pilota el Toyota TS 050- Hybrid, en las Seis Horas de Spa Alonso revive las celebraciones Tras cinco años sin victorias, el español triunfa, junto a Bueni y Nakajima, en las Seis Horas de Spa, la carrera de su estreno en el Mundial de resistencia SERGI FONT E mpezó de manera impecable Fernando Alonso su aventura en el Mundial de resistencia. Hacía mucho tiempo que no pilotaba un coche tan competitivo y sus manos hicieron buenos los pronósticos para que el TS 050 Hybrid, con el número 8 en el chasis, rebasara la línea de meta en primera posición en las Seis Horas de Spa, primera prueba de la exigente supertemporada del Mundial que la mayoría de pilotos asumen como banco de pruebas para las prestigiosas 24 horas de Le Mans. Quedará siempre en la sospecha si hubo órdenes de equipo ante la lucha final que mantenían los dos monoplazas de la marca japonesa, pero lo cierto es que el asturiano, brillante, se reencontró con la vic- toria en una carrera en la que los dos Toyota demostraron su supremacía. Una sanción administrativa a su coche hermano el Toyota pilotado por Kobayashi, Conway y Pechito López, le permitió partir en franca ventaja. Alonso, Buemi y Nakajima comenzaron en la pole a pesar de haber acabado la clasificación en segunda posición. Una declaración incorrecta del caudalímetro del combustible obligó al coche 7 de Toyota a salir desde el pit lane, a una vuelta del equipo del asturiano. Solo la incertidumbre y los imponderables que rodean a las carreras de resistencia podían aguar el sueño del español, que llevaba cinco años de sequía en la Fórmula 1 pese a estar al volante de un Ferrari y de un McLaren. Estoy en el equipo adecuado y en el momento correcto había asegurado el bicampeón del mundo, que llegaba de Bakú tras un séptimo puesto que tenía sabor a victoria por las condiciones con las que tuvo que afrontar la carrera. Toyota ponía en sus manos un coche campeón, superior a todos sus rivales, aunque los privados, como los Rebellion, son menos pesados y disponen de más energía por vuelta y combustible. Coche de seguridad activo Arrancó Sébastien Buemi manteniendo a raya a André Lotterer, aunque el primer accidente a los tres minutos ya obligó al coche de seguridad a salir a pista. Sorprendió el suizo entrando en boxes antes de lo previsto. Durante su relevo, Buemi mantuvo a su gran ri- Brillante actuación con el Toyota El asturiano, sensacional en el último relevo, regresa a lo más alto del podio en la mítica pista de las Ardenas, en la que nunca ha ganado como piloto de Fórmula 1 val, el Toyota número 7, a una vuelta de distancia Una hora y 22 minutos después del inicio de la prueba, Fernando Alonso tomó el relevo y mantuvo las distancias con sus rivales y con la gran amenaza, el Toyota gemelo que mantenía a un minuto y 50 segundos. Tras poco menos de hora y media de pilotaje, cedió su asiento a Kazuki Nakajima. El japonés tardó dos vueltas en tirar un minuto de ventaja por la borda. Tuvo que entrar en el pit lane inmediatamente por un problema con los cinturones de seguridad y en cuanto retomó la carrera protagonizó un trompo que encendió las alarmas en el box de su equipo. Fueron templándose los ánimos del nipón, que encadenó tres stints y a falta de 1: 13 regresó Alonso al habitáculo del coche. El asturiano estaba destinado a rubricar la victoria de su equipo. Llegados a este punto, el Toyota de Kobayashi, Conway y Pechito López ya rodaba segundo tras haber rebasado a los dos Rebellion mediada la mitad de la prueba, mientras el japonés estaba al volante. Espectacular remontada repleta de adelantamientos. Pero las carreras de resistencia mantienen