Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 6 DE MAYO DE 2018 abc. es cultura CULTURA 65 ...y su personaje Enrique IV de Castilla 1474. El Rey Enrique IV de Castilla cae enfermo. Acusaciones de envenenamiento. Muere en diciembre 1475- 79. Guerra de Sucesión entre Isabel y Juana la Beltraneja. Isabel la Católica vence y usurpa el trono de Castilla a su sobrina 1474- 90. Los ballesteros castellanos pasan penurias en busca del mítico unicornio. Finalmente, abaten un rinoceronte 1491. Juan de Olid, único superviviente, es rescatado por una carabela portuguesa en las costas de África 1492. Olid regresa a España y deposita el presunto cuerno del unicornio en la tumba de Enrique IV en el monasterio de Guadalupe Palacio del Condestable Iranzo, hacia 1850 ABC gazmente en la Cróperios africanos: los nica cuando ataja, Columba, los Cuaraen compañía de sus fa, los Manda, los hermanos de armas, Mambetu, los Bandi a una cuadrilla de y los Tongaka. Todas moros que regresa ellas corresponden a de saquear tierras grupos humanos que cristianas. Con bruexistieron entre los sital inocencia el croglos X y XV. nista refiere que de En la Baja Edad Medieciséis moros que dia la cristiandad poeran allí donde fue la seía un vago conociNovela y cómic pelea y después por el miento de un dilatado A la izquierda, camino murieron los país de los negros en el libro de Eslava doce. Y los caballeros el que abundaban el Galán. A la derecha, tomaron tres o cuatro oro y los peligros. Ancómic de Ana Miralles cabezas de los moros tes del descubrimienque allí murieron y cinto de América, Ghana y Emilio Ruiz co o seis caballos de los fue la casi única prodichos moros y las oreveedora de oro de Eujas de otros tres o cuaropa, con la intermetro que murieron allí y armas y todo el diación del mundo árabe. Por relatos de despojo que los moros dejaron. viajeros islámicos sabemos que la sal, escasísima en África, se vendía allí por El país de los negros su peso en oro. Desde las minas partían Este es el capitán y estos son los hom- caravanas descritas en la novela que bres de la frontera que en nuestra no- llevaban el oro a las orillas del Níger, y vela se aventuran por las tierras incóg- desde allí a Europa. nitas de África para servir a su rey. Los El único intento serio del hombre vemos atravesar Marruecos y la ruta de blanco por hacerse con las fabulosas la sed y del espanto del Sahara para minas que surtían este mercado lo prollegar al centro caravanero de Tomboc- tagonizaría el sultán marroquí Mulay tú y desde allí internarse en lo que en- Ahmed hacia 1590. El sultán envió una tonces se conocía vagamente como el expedición compuesta en su mayor parpaís de los negros te por andalusíes al mando del renegaEn su paso por el país de los negros, do Yuder Pachá, renegado morisco baunuestros expedicionarios encuentran tizado como Diego de Guevara en la losucesivamente una serie de tribus o im- calidad almeriense de Cuevas del por vía marítima gracias al auxilio de los portugueses. Las expediciones portuguesas descritas en la novela tienen igualmente base real. En 1447 los portugueses que circunnavegaban las costas africanas, en su camino hacia la India y la especiería, habían alcanzado Cabo Verde y las desembocaduras del Senegal y del Gambia. En 1471, las naos de Fernando Gomes exploraron las costas de Ghana. En 1485 Diego Cao remontó el río Congo y poco después Bartolomeo Díaz bordeó África por el cabo de las Tormentas. También tiene base real la erección de pedraos o mojones ornados con las armas de Portugal que los lusos colocaban en la desembocadura de los ríos durante la ceremonia de toma de posesión de los territorios explorados, y lo mismo cabe decir del motivo por el que anuncian al cautivo Juan de Olid su posible libertad si un asunto pendiente del Papa de Roma sale como ellos esperan. Como es sabido, Alejandro VI, el Papa Borgia, consagraría en su bula Inter Caetera el reparto del mundo entre portugueses y castellanos en 1493. El cuerno de un rinoceronte Supuesto cuerno de unicornio en el palacio Hofburg de Viena ABC Almanzora. Yuder era el apodo que mereció porque a cada paso empedraba su discurso con el españolísimo palabro joder. La expedición de Yuder Pachá ocupó Gao y Tomboctú, pero fracasó en su empeño por alcanzar las fuentes del oro. Es que el preciado metal no se daba, como creían, a orillas del Níger, sino mucho más al sur. Los descendientes de Yuder gobernaron la región durante siglos. Gran Zimbabue La intensa actividad minera que la novela describe en la zona de Zimbabue tiene base real, hoy confirmada por la sorprendente cantidad de escombreras y restos de pozos auríferos que jalonan aquel territorio. Las ruinas del castillo, templo o palacio del Gran Zimbabue, en las que se desarrolla parte de la novela, fueron descubiertas en 1531 por el portugués Vicente Pegado. Juan de Olid, el último superviviente de la expedición castellana, consigue regresar a Europa En la penosa aventura africana que la novela describe pierden la vida todos los expedicionarios castellanos. Al final, el derrotado Juan de Olid se reintegra a Castilla llevando en su macuto lo más parecido al unicornio que ha encontrado: el cuerno de un rinoceronte. Para su sorpresa, en sus años de ausencia todo ha cambiado: su señor Iranzo y el rey han muerto, y también han evolucionado las mentalidades, el honor importa ahora menos que el interés. Juan de Olid, manco y derrotado, deposita su trofeo en la tumba del rey, en el monasterio de Guadalupe, y, consolado por el sentimiento del deber cumplido, contempla el crepúsculo del día y de su vida sentado a la puerta del claustro, como el espectro vivo de un tiempo fenecido, solo y sin camino La novela termina con el acta notarial levantada en 1947 tras el descubrimiento y examen del cadáver momificado de Enrique IV detrás de un retablo del monasterio de Guadalupe. Es una transcripción literal del documento original a excepción del breve párrafo en el que se menciona la insólita aparición de un polvoriento cuerno de rinoceronte en el ataúd del desventurado monarca.