Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 6 DE MAYO DE 2018 abc. es espana ESPAÑA 19 Las alusiones a Navarra en carreteras y localidades del País Vasco son una constante La ikurriña, las cadenas de la bandera navarra y el águila negra, antiguo símbolo de los reyes navarros, conviven en las calles de Oñate (Guipúzcoa) En el punto de mira del nacionalismo vasco ra como una asignatura más. En el modelo B, se cursa el aprendizaje en euskera y se imparten varias asignaturas en castellano. Esta opción podría decirse que se basa en una filosofía bilingüe. El modelo D ofrece una enseñanza íntegra en vasco con una asignatura de lengua castellana. Y en el modelo G todas las asignaturas se imparten en castellano. Esta opción es la que predomina de forma casi exclusiva en La Ribera, donde históricamente no se ha hablado jamás en euskera. Hay que subrayar que cada una de las tres zonas tiene una oferta distinta. Esto significa, por ejemplo, que en la zona vasca no se puede elegir el modelo G de enseñanza totalmente en castellano. O que en La Ribera se descarta el modelo B de bilingüismo. Como se puede observar, el sistema es extremadamente complicado. Los cambios normativos realizados por el Gobierno permiten educar en vasco en las zonas de La Ribera si hay al menos siete alumnos que lo soliciten, lo cual no es nada frecuente. Por ejemplo, en Tudela, una población de casi 40.000 habitantes, sólo ha habido un estudiante que lo ha pedido. Según los datos oficiales, el 26 de los alumnos navarros son educados en el modelo D, mientras que en los territorios cercanos al Ebro el porcentaje no llega al 1 de los que se inclinan por esta opción. El Parlamento navarro aprobó el año pasado una modificación normativa que ampliaba el número de localidades para fomentar el euskera. En concreto, más de 40 pueblos pasaron de la zona de La Ribera a la zona mixta, que sí permite optar por el modelo D. La modificación legislativa otorga competencias a los ayuntamientos para impulsar iniciativas de apoyo al euskera. En total, hay ahora algo más de 100 municipios incluidos en la zona de La Ribera, mientras que la del euskera engloba a 63 pueblos. La zona intermedia, a unos 80. Mario Fabo, alcalde de Marcilla (UPN) y uno de los dirigentes que ha denunciado con más énfasis la política educativa del Gobierno de Pamplona, señala que los nacionalistas se han empeñado en imponer el euskera a toda costa y gastando el dinero que sea preciso Cuenta que en la inauguración del instituto, en septiembre pasado, la subdirectora del centro se dirigió a las autoridades, los padres y los alumnos de Marcilla en euskera, a pesar de que hay un escasísimo número de personas que lo entienden en esta población de La Ribera. Estaba presente Uxue Barkos. El alcalde, que no sabe euskera, se dirigió a los asistentes con un irónico good morning que no sentó nada bien a algunos cargos del Gobierno. La propia presidenta le reprochó que no hubiera dicho simplemente egunon buenos días en vasco. FRANCIA PAÍS VASCO NAVARRA Pamplona LA RIOJA ARAGÓN Un reducto abertzale La educación es un reducto abertzale, los profesores son militantes que aprovechan el contacto con los chicos para hacer propaganda. Lo lógico sería zonificar la enseñanza con un único modelo para racionalizar el gasto. Aquí nadie estudia en euskera, que debería ser una opción en el norte donde sí hay po- Educación Cada una de las tres zonas de Navarra tiene una oferta: en la zona vasca no hay un modelo totalmente en castellano blación que lo habla dice Fabo. El alcalde critica el sistema de acceso a la educación, que proporciona ventajas a los maestros que hablan euskera, que pueden participar en las pruebas de selección que se celebran tanto en castellano como en vasco. Es un procedimiento que discrimina a los que no hablan euskera, porque ellos no pueden acceder a las plazas de los vascoparlantes, que, en cambio, sí pueden optar a las dos vías de entrada en el sistema explica el alcalde de Marcilla. No hay ninguna duda de que el Gobierno que encabeza Geroa Bai está imponiendo el vasco. Esto se ve en los propios impresos de matrícula, en los que el euskera se pone siempre por delante, incluso en las zonas donde nadie lo habla. Ahora todo debe ser bilingüe, empezando por las señales de tráfico y los carteles en la calle. El euskera sólo es oficial en el norte de Navarra, pero los nacionalistas quieren que el bilingüismo se extienda a las zonas exclusivamente castellanoparlantes. Incluso las empresas tienen ahora la obligación de ofrecer un plan en euskera si quieren obtener contratos (para servicios que requieran la atención al público) Eso favorece a las empresas vascas y, concretamente, beneficia a una firma radicada en Guipúzcoa frente, por ejemplo, a otra de Zaragoza subraya Ana Beltrán. La batalla de los símbolos Uxue Barkos insiste en que hay carencias que queremos subsanar, pero no pretendemos imponer nada. Por ejemplo, en el complejo hospitalario de Navarra había una plaza que exigía el euskera frente a otras 3.000. Tenemos que conciliar intereses diversos y proteger a las minorías y hacerlo siempre con racionalidad La presidenta Barkos habla de convivencia y de respeto, pero luego gobierna para los suyos. Cuida mucho una ima- Empresas Las empresas tienen que ofrecer un plan en euskera si quieren obtener contratos para servicios de cara al público FOTOS MATIAS NIETO KOENIG