Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 ABCdelOCIO VIERNES, 4 DE MAYO DE 2018 abc. es ABC E n portada Kevin Spacey da vida a Whit Burnett, editor de Salinger Rebelde entre el centeno Un actor proscrito y el autor que tocó a una generación F. MUÑOZ M. ESTÉVEZ El biopic del escritor J. D. Salinger funciona como un homenaje a la vida de un autor tan atípico como venerado. El creador del personaje de Holden Caulfield se creó para sí un alter ego en la vida real tan íntegro como contradictorio. Una realidad que se refleja en la parte final del filme cuando, en su madurez, se pregunta por la función del escritor y la fama. El intérprete, rechazado por Hollywood tras su escándalo sexual, da vida al editor y mentor de J. D. Salinger en la nueva película biográfica del escritor El escritor oculto Salinger vivió sus últimos años recluido, alimentando su fama de huraño y, pese a morir en el año 2010, no existe ningún vídeo sobre él. Esa existencia fantasmal, como en un limbo, ha hecho que la figura de Salinger creciera de ma- tival de Sundance, en enero del año pauando hace un par de sado. Allí, su director, el debutante Daaños Kevin Spacey era la nny Strong, presumía de que no había estrella del rodaje de Re- nadie como Kevin Spacey para interbelde entre el centeno pretar a Whit Burnett, el primer editor no podía imaginar que un y mentor de J. D. Salinger. La historia año después se converti- entre Whit y Jerry Salinger es tan fasría en un nombre proscrito de Ho- cinante el interés que puso y el amor llywood. En aquel momento, que el do- que le dio que te das cuenta de que no ble ganador del Oscar por American hay mejor actor para retratarle que KeBeauty y Sospechosos habituales vin Spacey Es un actor capaz de trasapareciera en el cartel de una pelícu- ladar esa bravuconería al papel, aunla era sinónimo de éxito. Pero todo que también puede empequeñecerse cambió. El también actor Anthony hasta tener todo tipo de arrepentimienRapp le denunció por haberle acosa- tos sobre su vida Ahora, esas palabras do cuando tan solo era un niño de ca- se pueden interpretar desde tantos ántorce años. Tras él, una lluvia de acu- gulos que da miedo. Y tanto asustó dessaciones, que ahora hapués el nombre prohibicen imposible hablar de do a la distribuidora que El director su penúltimo trabajo sin amenazaron a los perio Spacey puede mencionar que su carredistas con vetarles si prehacerse pequeño guntaban al resto del elenra parece haber acabado hasta tener prematuramente. co por el actor. todo tipo de El destino, a veces, ofrePero volvamos a Rece extrañas casualidades. arrepentimientos belde entre el centeno Rebelde entre el centeque al fin es lo que ha trasobre su vida no se estrenó en el Fesído a Kevin Spacey aquí. C nera diferente en cada lector. Y eso se convirtió en un problema para Nicholas Hoult, el actor que lo interpreta en el filme: Mi mayor temor era que todos tuvieran una idea creada de J. D. Salinger, a pesar de que en realidad no hay vídeos o grabaciones de él. Es un misterio y con esa idea he creado el papel a partir de los sentimientos. Es mi visión de Salinger. Una representación Un autor secuestrado por su personaje REBELDE ENTRE EL CENTENO Dirección: Danny Strong. Con: Nicholas Hoult, Kevin Spacey, Zoey Deutch, Sarah Paulson. FEDERICO MARÍN BELLÓN n la tercera página de El guardián entre el centeno el protagonista, Holden Caulfield, avisa: Si hay algo que odio en el mundo es el cine. Ni me lo nombren Quizá sea mutuo. Puede que el oficio de escribir sea el menos cinematográfico. No hay forma de evitar los típicos planos de unas manos revoloteando sobre la E máquina (ahora es incluso peor, con los ordenadores) Un pintor, un músico o cualquiera que trabaje en el cine tiene más que aportar a la cámara. Para ilustrar el pensamiento o el misterioso proceso de la creación no basta con captar, y la película lo hace, unas pocas miradas inteligentes. Cuando la vida de un escritor funciona en la pantalla suele ser porque fue excepcional no es el caso, en su mayor parte o porque un intérprete portentoso las llena, vida y pantalla, con su presencia. Nicholas Hoult resulta convincente y al lado tiene el impulso (olvidemos otras polémicas) de Kevin Spacey, quien da vida al maestro y editor que lo animó a es-