Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL VIERNES, 4 DE MAYO DE 2018 abc. es internacional ABC Trump reconoce ahora que pagó a la actriz porno por su silencio Declara que reembolsó a su abogado los 130.000 dólares para callar a Stormy Daniels MANUEL ERICE CORRESPONSAL EN WASHINGTON E n la era Trump no hay día sin sobresaltos. En un nuevo giro a un caso que cada día se complica más para sus implicados, el controvertido presidente se desdijo ayer de afirmaciones anteriores y reconoció haber reembolsado a su abogado Michael Cohen los 130.000 dólares pagados a Stormy Daniels por su silencio, once días antes de la elección presidencial. En su versión anterior, proclamada en diversas ocasiones, Trump había asegurado que no sabía nada de pago alguno a la actriz porno, ni de dónde había salido el dinero. Su sorprendente nueva revelación en Twitter detalla que abonó a Cohen el dinero en distintos plazos, pero justifica el soborno a Daniels sin admitir la relación entre ambos que la estrella del porno ha relatado durante meses: El acuerdo con ella se hizo para frenar las falsas acusaciones y el intento de extorsión sobre el affaire Trump se remite a la carta que la actriz firmó negando sus citas sexuales, algo que formaba parte precisamente del acuerdo de silencio. Pese a ello, Daniels, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, sostiene que en el año 2006 ambos mantuvieron distintos encuentros como parte de una relación que duró meses. Trump, ayer durante un acto en la Casa Blanca con motivo del Día Nacional de la Oración REUTERS Posible delito En el fondo de la nueva afirmación del presidente se encuentra la necesidad de desviar la atención de un posible delito de financiación electoral, una vez que los investigadores sospechan que el dinero recibido por Daniels habría salido de fondos para la campaña presidencial. En sus declaraciones en Twitter, asegura precisamente que el pago a la actriz porno no tiene nada que ver con el dinero utilizado en la elección Sin embargo, aunque los 130.000 dólares hubieran salido del bolsillo del entonces candidato republicano, expertos legales consultados por el Wall Street Journal concluyen que Trump y Cohen pueden no quedar eximidos de un posible delito contra la ley de financiación electoral. El argumento es que si lo hizo para proteger su candidatura, también podría considerarse parte de sus gastos de campaña El caso de Stormy Daniels se ha ido complicando a medida que el FBI avan- zaba en sus pesquisas. Hace unas semanas, agentes de la Oficina Federal registraron el despacho y la casa de Cohen, entonces abogado de Trump y encargado de abonar a la actriz los 130.000 dólares, mediante un ingreso en su cuenta bancaria. Entonces, los investigadores se hicieron con mucho material vinculado al actual presidente, ya que Cohen, además de su abogado en la Trump Tower, estaba considerado como el chico para todo del mag- nate, incluido el conocimiento detallado y la gestión de las actividades más oscuras. En cuentro, además de por posibles ilegalidades en la financiación de la campaña de Trump, Cohen está siendo investigado por fraude bancario. Revelación de Giuliani El martes, no está claro si con el conocimiento previo de Trump, el exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani fue el primero en desdecir la conocida versión del presidente y asegurar que el entonces candidato republicano había reembolsado personalmente el dinero a Cohen. Giuliani detalló que el pago se había llevado a cabo en cuotas mensuales de 35.000 dólares cada una. Aunque el asesor de la Casa Blanca intentó también debilitar el grado de implicación de Trump en el asunto, al asegurar que él estaba muy poco al tanto de los detalles, más bien tenía un conocimien- MONNET CO. JOSÉ M. DE AREILZA EL PRESIDENTE CAVA TRINCHERAS an quedado muy atrás los días en los que Donald Trump se mostraba colaborador y dispuesto a responder todas las preguntas del fiscal especial Robert Mueller, H sin nada que temer. Después de un año de investigación sobre la interferencia de Rusia en la campaña electoral y la posible obstrucción a la justicia cometida por el presidente, la actitud de Trump es muy diferente. Se siente en peligro y teme también por algunos miembros de su familia. Por eso ha puesto al frente de su equipo jurídico a dos pesos pesados, Rudy Giuliani y Emmet Flood. El antiguo alcalde de Nueva York ha admitido que el presidente mintió al negar que hubiera comprado el silencio de una de sus ex amantes. Giuliani ha reconocido que la delicada gestión del abogado personal de Trump, Michael Cohen, fue de- bidamente reembolsada por el entonces candidato republicano. Es un dato que ya tenía el FBI, tras registrar el despacho de Cohen hace unos días. Ahora Giuliani lo ha hecho público y hace valer que no fue un pago ilegal, porque no protegía la campaña en curso, un argumento débil donde los haya. Al mismo tiempo que se producía este enésimo viraje de la serie televisiva en la que habita mentalmente Trump, el presidente ha fichado a Emmet Flood, un célebre abogado. Flood es un número uno en pleitos federales y un verdadero experto en reclamar el privilegio ejecutivo, es decir, el margen de actuación político que es-