Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 4 DE MAYO DE 2018 abc. es ENFOQUE 5 En el centro, Ricardo Javier González, el juez discrepante en la sentencia de La Manada ayer en una manifestación en Pamplona E. BUXENS Agradece el apoyo Habló el juez HUGHES Tras ser cuestionado por el ministro e insultado en redes y medios, el juez González agradeció ayer el apoyo de sus compañeros. La perversa correspondencia entre el clamor mediático, las palabras de Catalá y Robles, y la reacción del periodismo para indagar problemas en la vida personal y profesional del juez queda como nueva hazaña moral y también como esquema de funcionamiento del actual Estado de Partidos. Es curioso que la cuestión se haya establecido en términos de creencia, de fe. Los malos periodistas y los malos políticos le exigían al juez que también lo fuera. Que creyera. Mientras estas pobres líneas se escriben, por cierto, no se conoce que el ministro Catalá haya dimitido. Nuestros dos casos judiciales candentes están relacionados con reformas del Código Penal en los 90. Fue el Código Belloch el que estableció la exigencia de violencia en la rebelión. En 1973 aún se hablaba de violación y fue después cuando se tipificó el abuso no como escape de ella, sino para recoger una horquilla mayor de posibles delitos. Si se entiende bien, lo que público y partidos pretenden es lo mejor de los dos mundos: la simplicidad del código franquista en cuanto a la denominación culturalmente reconocible y penalmente sancionable de la violación, junto a la amplitud de los tipos posteriores. Esto es interesante, pero debe decirse: la dureza del código franquista y la amplificada sensibilidad posterior. El emancipado y deseante yo moderno busca la protección del mazo antiguo. Añádase algo más: la transposición al Código Penal del reciente Pacto de Estado para trasladar al ámbito de la libertad sexual la discriminación que ya existe en la Ley de Violencia de Género. Según Zizek, lo políticamente correcto sería un contrato sadomasoquista. En esas civilizadas relaciones todo está estipulado y existe una palabra de seguridad alguien con sentido del humor podría pensar que funcionan tan bien porque se basan en una definida dominación. La cláusula es el destino de casi todo erotómano. Lo que se pide ahora es que violencia sea lo no deseado Categorías como el deseo dan poder a los psicólogos. No es casualidad que casi dos mil de ellos firmaran contra el criterio del juez sin haber visto imagen alguna del caso.