Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 3 DE MAYO DE 2018 abc. es opinion OPINIÓN 15 VIDAS EJEMPLARES A los cuatro vientos ERC da el plácet a Artadi LUIS VENTOSO ¿PERDÓN Y OLVIDO? Eran fanáticos que mataban a cualquiera en cualquier lugar de España O me considero ninguna prima donna del periodismo, sino más bien un jornalero del oficio con algo de chiripa. Pero aún así, en su día me tocó recibir consejos de protección personal para protegerme de ETA. Fue en Madrid a finales del siglo pasado, cuando alguien tuvo la original idea de convertirme en director de un pequeño periódico nacional. Un policía vino a explicarme que debía mirar los bajos de mi coche cada mañana antes de arrancar. También me enseñó que si en un día cálido me cruzaba con alguien vestido con una extemporánea prenda de abrigo, debía alejarme rápidamente, pues podría ser un terrorista que escondía su arma en el chaquetón. El primer día miré debajo del coche y también a los lados de mi portal. Pero enseguida olvidé aquello, pues me parecía algo remoto, un imposible. Sin embargo, lo cierto es que ETA continuó matando hasta marzo de 2010. Antes, en diciembre de 2006, reventó una de sus treguas ficticias haciendo estallar un coche bomba en un parking de la T 4. Con ese atentado terrorista los gudaris eliminaron a dos peligrosos enemigos de Euskal Herria: dos ecuatorianos, uno de 19 años y otro de 35, que habían estacionado allí para recoger a unos parientes. Así era la lucha de ETA por la libertad de la patria vasca. Los breves y pronto olvidados consejos de seguridad me sirvieron de todas formas para algo importante: ponerme en el lugar de los auténticos sufridores de ETA. Imaginarme lo que debieron ser las vidas bajo amenaza de los vecinos del País Vasco que eligieron resistir en defensa de sus libertades y de España. ¿Qué tal se concilia el sueño cuando sabes que en tu bloque puede haber un vecino soplón que te señale o más de uno para colocarte en la diana de una pistola? ¿Qué calidad de vida tienes cuando entras en un bar, o en un frontón, y cae a tu alrededor un telón de silencio insultante? ¿Qué sientes cuando tu rutina discurre bajo un férreo protocolo de seguridad, cambiando de ruta cada día, desayunando con un guardaespaldas frente a tu cara, temiendo a cada instante que algo falle y te revienten? ¿Quién le devuelve a Ortega Lara los 532 días en el zulo? ¿Cómo se va a resarcir a miles de vascos, tan de pura cepa como los capitostes del PNV, que tuvieron que dejar su tierra para buscar paz y cobijo en Cantabria o Benidorm? ¿Qué ganan Miguel Ángel Blanco y los otros 852 asesinados con el show etarra de esta semana? ¿Cómo eran los días de los empresarios que tenían que abonar una mordida mafiosa para mantener abiertos sus negocios? ¿Pueden perdonar los padres de los niños despedazados en el Hipercor, o los de las cinco niñas muertas en el atentado de la casa cuartel de Zaragoza? ¿Y los hijos y viudas de los políticos abatidos con un tiro cobarde en la nuca? ¿Se recuperará el País Vasco de la seria enfermedad moral que provocó allí el terror implacable de ETA? Dicen que se disuelven. Pero nunca lo harán en la memoria. Seamos francos: no se puede perdonar a Himmler y a Pol Pot. Tampoco a esta mugre, aunque ahora vendan una paz pop vestidos de camiseta. Otra ocurrencia: la presidenta puente A menos de tres semanas para que finalice el plazo máximo para la investidura, y tras marear exhaustivamente la perdiz durante seis meses, ERC da el visto bueno para que Elsa Artadi, del partido de Puigdemont, sea la candidata en caso de que el huido no pueda resultar elegido, como ya ha avisado el Tribunal Constitucional. El culebrón está resultando demasiado tedioso hasta para la banda del lacito que lleva medio año embarcada señalando posibles candidatos entre los golpistas a sabiendas de que eran inelegibles, para terminar transigiendo (el sábado Puigdemont puede ungir a Artadi en Berlín) con esta presidencia puente aperitivo de nuevas elecciones. N Elsa Artadi EFE Desde 2008 no pasaba La factura del paro ya la pagan los cotizantes Por primera vez desde hace una década, el servicio estatal de empleo recaudará ingresos suficientes gracias a las cotizaciones de sus trabajadores para hacer frente a las prestaciones por desempleo. En 2010 la nómina del paro superaba los 32.000 millones; el año pasado fue de menos de la mitad. No solo se trata de un drama y una angustia para las familias, el desempleo supone una sangría inasumible para las arcas del Estado. Cortar esa hemorragia es uno de los más notables logros del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Queda tarea por hacer, pero ese es el camino. AFP Tras el fallo de La Manada La Eurocámara afinará la definición de violación El pleno del Parlamento Europeo ha decidido introducir en el orden del día un punto de debate sobre la definición en los Estados miembros del delito de violación según el Convenio de Estambul y a raíz de la sentencia de La Manada A propuesta de la eurodiputada española Tania González, la iniciativa obtuvo el visto bueno de la mayoría de grupos la Eurocámara. Vistos los difusos márgenes de este delito en la legislación española, y en otras, conviene centrar con más precisión el ilícito penal en cuestión para que las sentencias y los ciudadanos hablen de lo mismo. Al oído EN EL MUSEO La Comunidad de Madrid celebró ayer su festividad entre ausencias, para empezar la de Cristina Cifuentes, que despojada ya de su cargo ha optado por apartarse del mundanal ruido de la política y refugiarse con su familia en Múnich. Justo cuando se repartían las medallas del Dos de Mayo en Sol, Cifuentes visitaba la Vieja Pinacoteca junto a su marido y sus dos hijos. Un poco de arte para encontrar la paz.