Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 MADRID MARTES, 24 DE ABRIL DE 2018 abc. es espana madrid ABC El fin de Villa Giralda A la izquierda, la residencia de Don Juan y Doña María de las Mercedes donde pasaron sus últimos años de vida, en Puerta de Hierro. Debajo, uno de los exclusivos chalés recién construidos en la parcela ABC La finca de Don Juan en Puerta de Hierro albergará chalés de lujo La parcela donde se levantaba Villa Giralda espera la llegada de inquilinos para finales de mayo AITOR SANTOS MOYA MADRID Con la mística de residir donde lo hicieron Don Juan de Borbón y Doña María de las Mercedes tras regresar de su exilio en Estoril (Portugal) cuatro lujosos chalés esperan nuevos inquilinos en el número 25 de la calle de Guisando. Allí, en pleno corazón de la exclusiva colonia de Puerta de Hierro, se levantaba la histórica Villa Giralda bautizada con el mismo nombre que la famosa morada de los Condes de Barcelona en la ciudad lusa y convertida en el lugar de residencia hasta su muerte. La mansión, vendida en 2002 por los herederos el Rey Don Juan Car- los y sus hermanas, las Infantas Doña Pilar y Doña Margarita, fue derribada el año pasado para levantar un lujoso proyecto que encara ahora su recta final, prevista para finales de mayo. Sobre una parcela de 4.229 metros cuadrados, los cuatro búnkeres se ofertan desde 3.100.000 euros y cuentan con un diseño interior hecho a medida, piscina privada, seguridad las 24 horas y un agradable espacio exterior que incluye terraza y jardín privado. Cada una de las viviendas, de más de 660 metros cuadrados, posee, además, una sala de estar y otra de televisión, cocina con zona de comedor, cinco cuartos de baño más un aseo, cinco dormitorios, un gimnasio, estancias independientes para el servicio y Don Juan de Borbón, en una imagen de 1969 cuatro plazas de garaje. Todo un sinfín de lujos acorde al histórico emplazamiento sobre el que se asientan. Tras un pequeño periodo en una finca cercana de la urbanización, los padres de Don Juan Carlos se trasladaron en 1987 a Villa Giralda El inmueble, formado por dos edificaciones la principal, de 825 metros cuadrados repartidos en planta baja, semisótano y un piso abuhardillado; y una segunda de apenas 46 metros cuadrados y solo una altura fue decorado por Doña María de las Mercedes con muebles y adornos de alto valor artístico y familiar. Hasta el punto que el Rey Felipe VI escogió para ornamentar su actual residencia (a unos mil metros del Pala- cio de La Zarzuela) la mesa, las sillas y los aparadores del comedor utilizados por los Condes de Barcelona desde los tiempos del exilio. Primero, en el comedor de la casa de Estoril y después en la propia residencia de Puerta de Hierro. Tras el fallecimiento de Doña María de las Mercedes, en 1996, el Rey dio la orden de contar con esos objetos en su vivienda, estrenada trece años atrás. Enclave privilegiado Con la entrada de la piqueta, el inmueble dejó paso a un extenso solar que ahora, más de un año después, volverá a registrar actividad vecinal. Promocionados por la consultora británica Knight Frank, los nuevos chalés formarán parte de la urbanización de Puerta del Hierro, cuyo nombre proviene, precisamente, de la puerta de hierro del siglo XVIII, la más antigua de las cuatro monumentales que sirvieron de contorno a Madrid. Dada la tranquilidad y las extensas zonas verdes, el entorno de la antigua Villa Giralda es una de las zonas favoritas de los golfistas y se ha convertido en un área de referencia para embajadas y universidades. Dispone de numerosos servicios e instalaciones para todas las edades y estilos de vida.