Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 24 DE ABRIL DE 2018 abc. es deportes DEPORTES 49 nadie, se llamase como se llamase. Y así ha sido desde el pasado mes de octubre. Tanto que el Bayern de Heynckes se rehizo de la noche al día y ha acabado arrasando en la Bundesliga, clasificándose para la final de la copa alemana y está a dos pasos de una final de Champions. Se marchó con un triplete y puede lograr otro en su excedencia de jubilación. Una situación provocada por la sabiduría y la buena mano izquierda de Jupp, seguramente el mayor peligro de la eliminatoria para el Real Madrid, aunque a Heynckes no siempre le funcionó esta fórmula. Zidane ensaya el disparo a portería Manolo Sanchís Su despido, después de ganar la Séptima, fue una situación ilógica y extraña, pero ya se había decidido echarle antes de aquella final. Me dio pena porque se ganó seguir en el club Dani García Lara Conmigo se portó siempre genial. Sabía que por delante tenía a Mijatovic, Suker y Morientes, pero siempre fue honesto y me dijo la verdad Koke Contreras Había un ambiente raro, los resultados no acompañaban y en el club no confiaban en él El entrenador del Real Madrid está preocupado por la falta de acierto en el remate que su equipo soporta en los últimos partidos y ayer volvió a ensayar en Valdebebas el disparo. Desde el 0- 3 de Turín el conjunto blanco ha marcado cinco goles en cuatro encuentros, tres de ellos de Cristiano, a la Juventus, el Atlético y el Athletic. En Málaga (1- 2) no jugó. Es la dependencia del portugués la que el técnico combate. Ronaldo ejecuta el 43 por ciento de los remates y el francés pide a Kroos, Modric e Isco que disparen más y busquen menos al Balón de Oro. Solicita a sus hombres que tiren y no busquen tantos pases dentro del área. planta noble del club pensaba como la gran mayoría y daba la final por perdida. Así que cuando ganamos, imagino que tuvieron que guardar en el cajón algunas de esas decisiones que ya habían tomado, pero hubo otras, como el adiós de Jupp, que ya fue imposibles de parar. Me dio pena porque se ganó seguir explica Sanchís. Siempre fue honesto No era un vestuario fácil el de aquella temporada. Había muchos jugadores con carácter y liderazgo, y los futbolistas pecamos muchas veces de egoísmo. Había un ambiente raro, los resultados no acompañaban y en el club no había mucha confianza en él rememora Koke Contreras, tercer portero de aquella plantilla. Conmigo se portó genial. Sabía que por delante de mí tenía a Raúl, Suker, Mijatovic o Morientes, pero siempre fue honesto conmigo y me dijo la verdad. Una pena que acabara saliendo, porque logró lo que muchos madridistas llevaban décadas soñando, la Séptima, pero él no estaba cómodo en el club detalla Dani García Lara. Como ya sucediera en las semifinales de 2012, que acabó ganando el Bayern en la tanda de penaltis, Heynckes vuelve a cruzarse en el camino europeo del Madrid y eso significa peligro. No dirige al mejor Bayern de los últimos años, un equipo de avanzada edad y defensa con grietas, pero Osram (multinacional de iluminación) apelativo cariñoso por el que se conoce a Jupp en alusión a la rojez de su cara, es un sabio que ha tocado la tecla adecuada. Y sí, eso significa peligro. Seis años después, Heynckes es de nuevo el penúltimo obstáculo del Madrid para llegar a una final de Champions. Su historia en el Madrid Aquella temporada, lo que sucedió es que los resultados de la Liga no acompañaron en ningún momento, y así era más difícil ir a entrenarse con una sonrisa. Aquella situación generaba malas caras en la afición y en el club, eso se contagiaba al equipo y en el vestuario había más momentos tensos que de costumbre recuerda a ABC Manolo Sanchís, capitán blanco en la temporada 1997- 98, la única que dirigió Heynckes al Real Madrid. Aquel curso terminó con la tan ansiada Séptima, tras 32 años de larga espera, pero incompresiblemente el entrenador fue despedido: Fue una situación ilógica y extraña, pero antes de esa final había muchas decisiones tomadas y una de ellas era echarle. Una buena parte de la De la Séptima al paro Heynckes, en la imagen con Lorenzo Sanz y Sanchís, fue despedido después de ganar, por fin, la Séptima del Madrid EFE TEODORO NARANJO DOMINGUEZ Beckenbauer, Horsmann; Roth, Hoeness, Kapellmann, Durnberger; Muller y Rummenigge. El árbitro era un vecino de Alemania, el austríaco Linemayer, y la preocupación del equipo español era evidente. Se confirmó. Roberto Martínez marcó el 1- 0 a los invasor con un buen gancho de deretrece minutos. Muller empató al filo chas. La Policía entró al campo y codel intermedio, en un contragolpe del gió al radical. Luego se les escapó. Bayern, al aprovechar que los madriEl agresor del Bernabéu se llama distas protestaban un saque de esqui- Jaime D. P. En aquel 31 de marzo de na que Linemayer no 1976 tenía 26 años. En la concedió. El estadio, ciengrada estaba con su esSantillana to veinte mil espectado ¡Menudo penalti posa, embarazada, un res, rugía contra el colehermano y su cuñada. Le me hicieron! giado, anticasero. Todo dijo a su mujer que se iba Linemayer no lo el segundo tiempo fue un al baño. Lo que hizo fue señaló Y el loco bajar las gradas corrienacoso del Real Madrid. Y a dos minutos del final del Bernabéu saltó do, saltar al campo y pese produjo el escándalo. y agredió al árbitro gar a Linemayer. Sus paLinemayer no señaló labras posteriores fueun claro penalti cometiron: Les digo a los do sobre Santillana. Menudo penal- aficionados que esto que he hecho nunti me hicieron rememora Carlos Alon- ca lo hagan, no se puede hacer en ninso González ante ABC. Me agarraron guna situación Su padre no habló a varios segundos para impedirme re- su hijo Jaime a lo largo de dos años. matar, pero el árbitro no pitó nada Pero el perjuicio era para el Madrid. explica. Y ocurrió algo inesperado. Al club le costó muy cara esa locuUn aficionado con un gorro blanco ra de un forofo. La UEFA clausuró el y tiras azules saltó al campo y corrió estadio por tres encuentros, que los rehacia el árbitro. Le dio un puñetazo. cursos dejaron en dos. El Real Madrid Hoeness, que le vio llegar, no pudo evi- perdió 2- 0 el partido de vuelta en el estar el golpe, pero sujetó y sacudió al tadio muniqués, caldeado por la pren- sa local como una guerra. Publicaron que los aficionados madridistas también pegaron a los jugadores alemanes en el Bernabéu. El 14 de abril, el Real ya fue recibido con insultos en el aeropuerto de Múnich. Al día siguiente, la confrontación (nunca mejor dicho) de vuelta fue un infierno. Dos goles de Gerd Muller decidieron. Miljanic alineó este once: Miguel Ángel; Sol, Benito, Pirri, Camacho: Netzer, Del Bosque, Guerini, Breitner; Amancio y Santillana. El Bayern repitió alineación. En el estadio insultaron y llamaron traidores a Breitner y Netzer. El Madrid se quejó del árbitro, el escocés Clive Thomas, que permitió la dureza alemana. Expulsó a Amancio con doble amonestación, la segunda por pegar una patada al balón tras sufrir otra entrada violenta. Amaro se despidió de la Copa de Europa de esta forma. Ahora, cuarenta y dos años después, Real Madrid y Bayern reeditan un enfrentamiento que se calentó de aquí, 1976, a la eternidad. Es el clásico más picante de Europa.