Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 24 DE ABRIL DE 2018 abc. es espana ESPAÑA 19 Contra la Patrona de la Benemérita Solo tres días antes del ataque a los dos agentes y sus parejas, el 12 de octubre, el movimiento Ospa se manifestó contra una misa por la Virgen del Pilar, la Patrona de la Guardia Civil. Participaron dos acusados. Tuvo lugar frente a la iglesia de los Capuchinos en Alsasua. Podemos no expulsa a Bescansa y ella se aferra al escaño La fundadora del partido se niega a dimitir: Ni se me pasa por la cabeza ALEXIS ROMERO MADRID ABC ANÁLISIS MANUEL MARÍN SOCIALIZAR EL TERROR H an intentado que Alsasua no fuese un juicio por terrorismo, sino una operación preventiva y calculada de blanqueamiento de la realidad y de edulcoración del odio social. Han intentado infravalorar el estigma que ETA dejó en los pueblos que adocenaba, y han querido suavizar, como si hubiese sido un simple ejercicio de retórica lingüística, aquella escalofriante socialización del terror que la banda terrorista impuso. Resulta insultante que ayer, en muchas alsasuas, ETA acuñase la socialización del miedo y la omertá como garantes de su dictadura, y ahora el tallo de aquella semilla lo niegue en un banquillo judicial, como si la meditada agresión a unos guardias civiles y a sus parejas hubiese sido una riña irrelevante de bar. Intentan presentar un linchamiento como una agresión amparada en criterios de falsa libertad de expresión, porque a fin de cuentas odiar ya se ha convertido en un derecho, en una justificación y en una legitimación reveladora de lo enferma que puede llegar a estar nuestra democracia. ETA dejó de matar por su desinte- gración a manos de policías, jueces y fiscales, y no por su deseo político de poner fin a su historial de crímenes. Sin embargo, dejar de matar no es un salvoconducto ni un argumento de generosidad suficiente para limpiar antecedentes, gozar de inmunidad, y crear un clima ominoso de pre- amnistía injustificada. La normalización no puede consistir en la abolición sentimental del Código Penal sencillamente porque ya no haya sangre en las calles o secuestros en ataúdes bajo tierra. Disfrazar el odio hasta transformarlo en un mero arrebato puntual no es libertad. Porque eso es lo que buscan los blanqueadores del odio... que no venza la libertad. El debate no reside en definir qué es terrorismo y qué no lo es, sino en reafirmar qué es libertad y qué no lo es en decenas de alsasuas. Alsasua fue la expresión más cobarde de una jauría envalentonada y enmascarada tras su desprecio por la vida. Humillar y expulsar. Amedrentar en manada. Atemorizar. Matar de miedo con el arma que carga ese odio larvado. Nada fue irracional. Nada fue improvisado. Y aún hablan de normalización, paz y convivencia en la eterna construcción de una posverdad la enésima- basada en la mentira, el fingimiento y un perdón selectivo. Los chicos de Alsasua... Hasta en la perversión del lenguaje nuestra democracia es capaz de perder ingenuamente lo que ha ganado enterrando a inocentes asesinados. Qué mal calculamos nuestros perdones. Qué mal medimos los recuerdos. Qué mal pesamos los olvidos en balanzas trucadas. La dirección de Podemos decidió ayer qué hacer con Bescansa después de la difusión del documento en el que la cofundadora del partido se postulaba para disputarle el liderazgo de la formación a Pablo Iglesias con la ayuda de Íñigo Errejón. Y decidió no hacer nada. El secretario de Organización, Pablo Echenique, aseguró que, después de debatirlo en el seno del Consejo de Coordinación, no iban a adoptar ninguna medida. Aunque los estatutos del partido no contemplan una sanción ad hoc para los hechos que protagonizó la diputada, la dirección tildó la pasada semana el contenido y las intenciones del escrito que ella misma difundió, al parecer por un error de muy graves Sin embargo, no habrá expulsión del partido, ni sanción disciplinaria, ni tan siquiera un aviso. Lo que no significa que lo que aconteció vaya a ser olvidado o, de alguna manera, apartado, sino que la dirección colocaba la pelota en el tejado de Bescansa. Echenique confirmó que no habría sanción, pero a su vez lanzó una advertencia. No habrá acciones, pero no porque los hechos no se presten a una sanción, sino porque todo el mundo ha visto lo ocurrido y cada uno puede sacar sus valoraciones Preguntado sobre si la dirección le ha llegado a pedir la dimisión y si se han planteado algún plazo para ello, Echenique negó cualquier ultimátum y valoró una posible dimisión de Bes- Carolina Bescansa EFE cansa: Esa pregunta habría que hacérsela a ella. Por nuestra parte hemos decidido no tomar ninguna medida. Respecto a su opción personal, no soy yo quien tiene que valorarla, sino que es ella la que debe hacerlo Bescansa recogió el guante y, apenas una hora después del anuncio de Echenique, hizo declaraciones en el programa Al Rojo Vivo No dimitirá, ni tan siquiera se le pasa por la cabeza hacerlo. A su juicio, si abandona el partido sería mandar un mensaje a la interna de Podemos y decirle a los inscritos que si se quieren postular a la Secretaría General podrían tener problemas, y eso me parece un disparate La diputada insistió en varias ocasiones en que querer disputarle el liderazgo a Iglesias no tiene que acarrear problemas y pidió perdón a la militancia del partido por alterar el ritmo normal del proceso de primarias en la Comunidad de Madrid: Asumo personalmente mi responsabilidad y lo lamento mucho