Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 CULTURA JUEVES, 12 DE ABRIL DE 2018 abc. es cultura ABC LOS INTELECTUALES DESTAPAN Violencia también es intimidar, excluir y crear listas negras Entrevista Jordi Canal Historiador En su libro Con permiso de Kafka escarba en las raíces de la crisis catalana y combate sus mentiras CÉSAR CERVERA MADRID principios del siglo XX, el escritor austrohúngaro Franz Kafka escribió una novela inacabada titulada Der Prozess en español El Proceso de grandes tintes esperpénticos. Cien años después, el político español Artur Mas inició el denominado en catalán como procés cuya oda al absurdo habría hecho palidecer a Kafka. En Cataluña ya no se sabe lo que está ocurriendo o lo que va a pasar apunta el historiador Jordi Canal (Olot, 1964) que acaba de publicar Con permiso de Kafka: el proceso independentista en Cataluña (Península Atalaya) Sin desenlace aparente, Canal es uno de los muchos intelectuales catalanes que se han hartado de que usen su silencio en su contra. ¿Qué tiene que ocurrir para que termine el procés -Hay que actuar con la Constitución y con la Ley, pero si la oposición al independentismo quiere ganar la bata- A lla hay que ir más allá. Hay que hacer un trabajo de explicar lo que está ocurriendo en Cataluña fuera y dentro de nuestras fronteras. Es responsabilidad del Gobierno, pero también de la oposición, de los intelectuales y de toda la sociedad. España ha tenido una excesiva confianza en que quien tiene la razón no debe entrar a explicar las cosas. Gracias al silencio de la otra parte, los nacionalistas han ganado una y otra vez. Han construido con mentiras un discurso positivo, creído y atractivo. Una religión. ¿El silencio favorece al mentiroso? -Tu silencio es tu debilidad. El nacionalismo ha creído que el silencio del Estado español, la no respuesta judicial y política, era un signo de debilidad. Por eso, el año pasado los independentistas se sorprendieron tanto con la fortaleza del Estado. Pensaban que la aplicación del 155 iba a ser algo de grandes dimensiones... En este sentido, no hay que olvidar que el nacionalismo catalán tiene aires de superioridad. Se creen más modernos, más listos, más democráticos e incluso más ricos que el resto de España. -En su libro denuncia la perversión del lenguaje que vienen realizando los nacionalistas. -Hay un trabajo de construcción de una nueva lengua. Son tramposos con las palabras. Dicen que eran una nación antes de que existieran las naciones. Dicen Jordi Canal, antes de la entrevista ISABEL PERMUY que democracia es votar, pero en el franquismo también se votaba y había elecciones. Entienden libertad y respeto a las leyes de forma distinta al resto de espa- ñoles. Puigdemont habla de dialogar, pero, ¿a qué se refiere? ¿Sobre qué bases se va a dialogar? Yo tengo amplias dificultades para hablar del tema con amigos y familiares independentistas, porque no hablamos la misma lengua Albert Boadella El catalanismo es esencialmente xenofobia JUAN CARLOS DELGADO MADRID El dramaturgo Albert Boadella, autoproclamado presidente de la plataforma Tabarnia, presentó ayer en Madrid su nuevo libro, ¡Viva Tabarnia! (Espasa) que cuenta con prólogo del Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa y en el que reflexiona sobre la situación actual de Cataluña. Durante la rueda de prensa, Boadella aseguró que la falta de decisión del Gobierno del PP la estamos pagando muy cara y reprochó a Rajoy que permitiera el conato de referéndum, que no interviniera en el adoctrinamiento que se practica en las escuelas catalanas o que no tuviera preparada una contraprogramación desde la televisión pública a TV 3, que calificó de televisión golpista EFE En su opinión, en el tema catalán todo se ha hecho muy mal y las responsabilidades de los distintos gobiernos son inmensas Boadella también culpó al expresidente Jordi Pujol de fabricar toda la estructura actual y, de hecho, le ve en el origen del catalanismo nacionalista: Lo tenía en la cabeza antes de ser presidente Sobre lo que está por venir, el presidente de Tabarnia advirtió de que Cataluña puede ser una brecha mortífera para el conjunto de Europa y se refirió a países europeos que pueden estar interesados en avivar la situación catalana y en desmontar parte de la Unión Europea, que tiene