Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 MADRID SÁBADO, 7 DE ABRIL DE 2018 abc. es espana madrid ABC ÁNGEL GARRIDO PORTAVOZ Y CONSEJERO PEDRO ROLLÁN CONSEJERO La sombra de la presidenta Perfil Aunque Ángel Garrido lleva toda la vida haciendo política en el Partido Popular, primero como concejal de distrito y después como presidente del Pleno municipal, lo cierto es que su salto a los grandes despachos lo dio de la mano de Cristina Cifuentes. Fue el número dos de su lista a la Comunidad de Madrid y el encargado de negociar el pacto con Ciudadanos, gracias al cual la presidenta pudo ser nombrada para este cargo. Ahora tiene bajo su mando la Consejería de Justicia, y también la Portavocía del Gobierno autonómico, y además de eso es la mano derecha de la presidenta en el partido. Tras muchos años de trabajo, la mayor parte de ellos en la sombra, su posición a la vera de Cifuentes parecía marcar el inicio de un brillante futuro político. Pero, si la estrella de la presidenta madrileña se apaga, muchos en el partido temen que también lo haga la de su escudero, que ha permanecido fiel a su lado durante todo este tiempo. El favorito en la calle Génova Perfil Pedro Rollán es un tipo afable y con un marcado perfil político. Dejó la alcaldía de Torrejón de Ardoz que ocupaba desde 2007 cuando le llamó la presidenta regional, y a solo unos días de haber obtenido allí su tercera mayoría absoluta consecutiva. Al lado de Cifuentes ha sido consejero de Transportes primero, y de Medio Ambiente desde la remodelación de gobierno que ella hizo en septiembre de 2017. Dicen sus compañeros que su principal baza es lo bien considerado que está dentro del PP. Es el favorito en Génova aseguran, refiriéndose a la sede de la dirección nacional del partido. Apuntan que allí prefieren a alguien con su perfil, que ante la opinión pública no supondría una solución totalmente continuista con respecto a la presidenta Cifuentes. En el PP de Madrid ocupa uno de los cargos que más poder confiere: presidente del comité electoral, uno de los responsables de determinar quién va en las listas. La incertidumbre sobre el máster abre la guerra por la sucesión de Cifuentes En el PP madrileño aumentan los que piden una solución a la murciana cambiar a la presidenta por otro diputado para no perder el Gobierno SARA MEDIALDEA MADRID C unde la incertidumbre entre los populares madrileños ante el torrente de informaciones contradictorias en torno al curso de posgrado de la presidenta Cifuentes. La inquietud es mucha, y con ella han comenzado a registrarse movimientos que defienden una solución a la murciana cambiar a la presidenta por otro diputado para no perder el gobierno. El que ya es conocido como mastergate tiene desconcertados a los di- putados y altos cargos del PP en la Comunidad de Madrid; quieren creer a su presidenta, que insiste sin descanso en defender su inocencia, pero no pueden aislarse del cúmulo de informaciones en contra de su versión. Salvados por Cs Mientras se aclara el panorama que mantiene abiertos el frente universitario, el de la Fiscalía y el político con la moción de censura pendiente de fijar fecha las siempre revueltas aguas de la política han comenzado a planear opciones de futuro. Y a preparar, por si fuera necesario, la sucesión de la presidenta. Todos tienen algo claro: lo que nunca va a perder el PP es la presidencia de la Comunidad de Madrid. Ese escenario sólo sería posible si Ciudadanos decidiera dar su apoyo o al menos abstenerse en la moción de censura que ha registrado el PSOE. Hasta ahora, la postura de la formación naranja ha sido muy crítica en las palabras, pero no tanto en los hechos: quiere una comisión de investigación primero para aclarar lo sucedido y sólo apoyarán la moción si Cifuentes es imputada. Con la premisa, por tanto, de mantener la presidencia, la opción que les queda en el PP es la de sustituir a la presidenta Cifuentes por otra persona de su partido al frente del Gobierno regional hasta el final de la legislatura. Y ahí es donde empiezan las especulaciones. Entre los más cercanos a la presidenta, nadie quiere ni siquiera especular con esta sucesión. Pero en el siguiente escalón o en conversaciones MAYA BALANYÀ privadas con diputados regionales, surgen los nombres de futuribles Ruptura Uno de los primeros que surgen es el de Ángel Garrido, portavoz del Gobierno de Cifuentes y su consejero de Presidencia. Es su mano derecha también en el partido, ha vivido con ella todo el proceso de llegada a la Real Casa de Correos y también a la sede regional del partido, y ha conducido con mano firme el proceso de regeneración interna que se aceleró desde el congreso regional del partido de marzo de 2017. Garrido controla el partido y lleva gran parte del peso del Gobierno autonómico. Además, es el portavoz gubernamental y hombre de la absoluta confianza de Cifuentes. Como su número dos, sería el sucesor natural. Pero esa cercanía es, precisamente, su mayor hándicap; hay quien piensa en su partido que está demasiado vinculado a Cifuentes: no habría ruptura con