Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 CULTURA SÁBADO, 7 DE ABRIL DE 2018 abc. es cultura ABC A la izquierda, un fotograma de La tumba de las luciérnagas y, sobre estas líneas, una imagen de Heidi Muere Isao Takahata, el titán de las lágrimas El cineasta, guionista y productor japonés, creador de éxitos como Heidi y Marco fallece a los 82 años JUAN GÓMEZ- JURADO Fundador del Studio Ghibli Fue el director de Heidi y Marco dos series que marcaron al público infantil de los 70 y 80. En 1985 fundó el mítico Studio Ghibli, el emblema de la animación japonesa, junto a Hayao Miyazaki y el productor Toshio Suzuki. Con La tumba de las luciérnagas (1988) una de las obras cumbre de la animación japonesa, obtuvo un gran prestigio internacional. Su última película fue El cuento de la princesa Kaguya ¿Es posible odiar a alguien con todas tus fuerzas mientras al mismo tiempo profesas por él una absoluta, genuina, honesta admiración? Una dicotomía tal es posible en el mundo del deporte (pregúntenle a un aficionado razonable del Madrid qué opina de Messi o a uno del Barcelona qué piensa de Cristiano Ronaldo) pero cabe preguntarse si lo es en el mundo del arte, cuyas filias y fobias no son radicales. En la muerte de Isao Takahata (Ise, 29 de octubre de 1935- Tokio, 5 de abril de 2018) he recordado lo que sentí al ver su obra cumbre, La tumba de las luciérnagas (1988) Y era exactamente la respuesta a esa pregunta. A Isao Takahata le llevó una vida entera llegar a dirigir una de las mejores películas de la historia del cine y quizás la obra maestra de la animación japonesa. Primero tuvo que aprender a cautivar nuestro corazón creando personajes animados infantiles absolutamente entrañables. Junto a su inseparable Hayao Miyazaki, Takahata comenzó su carrera en la Nippon Animation. Él era licenciado en literatura francesa, y sin embargo no tardó en guionizar y dirigir episodios de una serie novedosa, Heidi, la niña de los Alpes (1974) que contaba una historia de personajes levemente basados en la novela de Johanna Spyri. Todos los españoles mayores de 30 años somos capaces de cantar sin equivocarnos la introducción de la serie, desde ese inolvidable Abuelito dime tú Porque Heidi fue un éxito mundial asombroso, al igual que Marco, de los Apeninos a los Andes o Ana de las Tejas Verdes Todos sabemos que Marco vivía en un puerto italiano al pie de las montañas, y lo sabemos porque Miyazaki y Takahata lograron crear personajes tan llenos de ternura, tan increíblemente cercanos, que no fallábamos ni una sola cita enfrente del televisor cuando se proyectaban sus aventuras. Empujados por el éxito, Takahata y Miyazaki fundaron el Studio Ghibli, el emblema de la animación japonesa durante treinta años. Centrado en las labores de producción, Takahata aprendería de Miyazaki la capacidad de crear historias realistas y sin concesiones, empapadas de verdad. Y cuando en 1988 ambos decidieron crear un programa doble, formado por dos películas como Mi vecino Totoro (1988) probablemente una de las películas más optimistas jamás filmadas, resultó que Miyazaki no daba abasto para dirigir La tumba de las luciérnagas Y Takahata tomó el mando, y en su ópera prima logro aunar la capacidad de crear personajes vivos, humanos, absolutamente creíbles, tiernos y reales, junto a la ausencia absoluta de concesiones propia de una historia ambientada en el Japón de finales de la Segunda Guerra Mundial. Espejo del alma humana No les desvelaré nada más, porque este artículo en el que celebramos y despedimos la vida de un creador magistral es una ocasión magnífica para que busquen y vean una película no muy conocida como La tumba de las luciérnagas y sientan lo que yo sentí al verla. La admiración más grande y el odio más exacerbado. Porque ver esa película es poner un espejo frente a la condición humana que le dejará tocado, el corazón encogido, el alma rasguñada y al mismo tiempo llena de una triste belleza. No la vea con niños. No la vea un día de lluvia. No la vea solo. No deje, sobre todo, de verla. Y de recordar, con una sonrisa y un insulto admirativo, al cineasta, guionista y productor que perdimos ayer, la mitad menos conocida de un Studio Ghibli que cambió la historia del cine para siempre. La película narra la juventud de Han Solo La nueva entrega de Star Wars se estrenará en Cannes ABC PARÍS Han Solo, una historia de Star Wars la nueva película de la franquicia galáctica que se centra en la juventud del carismático personaje de Han Solo, celebrará su estreno mundial en el Festival de Cine de Cannes. Lo hará fuera de la competición oficial, tal y como informó ayer el medio especializado Deadline Su proyección en el festival será el 15 de mayo, tan solo diez días antes de su estreno comercial. No es la primera vez que una cinta de Star Wars desembarca en Cannes, ya que tanto el segundo episodio de la saga El ataque de los clones como el tercero La venganza de los Sith se exhibieron en sus selectas pantallas antes de llegar al gran público. En esta nueva película Alden Ehrenreich es el encargado de dar vida al personaje que hizo famoso Harrison Ford en las cintas originales. Estará acompañado en el reparto por Woody Harrelson, Emilia Clarke, Donald Glover, Thandie Newton, Phoebe Waller- Bridge y Paul Bettany. La cinta narrará la juventud de Han Solo, una historia que se emplazaría entre los episodios tercero y cuarto del universo ideado por George Lucas. El guión lo firman Lawrence Kasdan y su hijo Jon, mientras que la dirección corre a cargo de Ron Howard, que sustituyó a los despedidos Phil Lord y Christoper Miller.