Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ECONOMÍA SÁBADO, 7 DE ABRIL DE 2018 abc. es economia ABC Guerra comercial en ciernes Trump eleva el tono y amenaza a China con más aranceles si mantiene el pulso EE. UU. vuelve a agitar el conflicto económico con el gigante asiático con barreras a importaciones chinas por valor de 100.000 millones de dólares JAVIER ANSORENA PABLO M. DÍEZ NUEVA YORK PEKÍN C omo en una partida de mus con la economía mundial en el tapete, EE. UU. y China intercambian envites en su guerra comercial. El último en subir la apuesta ha sido Donald Trump. El presidente de EE. UU. anunció nuevos aranceles contra el gigante asiático. He dado orden al representante de Comercio de EE. UU. de que considere si sería apropiada la imposición de aranceles adicionales de 100.000 millones de dólares 81.532 millones de euros aseguró Trump en un comunicado el jueves por la noche. La declaración llegaba un día después de que China anunciara una lista de aranceles a importaciones de EE. UU. por valor de 50.000 millones de dólares (40.766 millones de euros) en sectores clave para la economía estadounidense, como la soja, los coches y los aviones. En lugar de poner remedio a su mal comportamiento, China ha elegido dañar a nuestro agricultores y fabricantes dijo Trump, que acusó a Pekín de obtener repetidamente propiedad intelectual americana de forma injusta lo que ha destruido miles de fábricas y millones de empleos estadounidenses Durante su campaña y desde la Casa Blanca, Trump ha hecho de la relación comercial con China uno de sus grandes caballos de batalla. La escalada de ataques comerciales se inició el mes pasado, cuando Trump anunció nuevos aranceles a las importaciones de acero y aluminio, que acabó eximiendo para la mayoría de los grandes productores, con la excepción de China. Pekín respondió el lunes con aranceles a 128 importaciones, con especial incidencia en el sector agrícola. Un día después, Trump contraatacaba con el anuncio de tasas a importaciones chinas, que afectarían sobre todo a la electrónica, sector aeroespacial y maquinaria industrial. China no tardó en subir la apuesta el miércoles con nuevos aranceles, que han motivado la última réplica El comunicado también abría la puerta a nuevas medidas para el sector agrícola: Trump dijo haber dado órdenes al secretario de Agricultura, Sonny Perdue, para implementar un plan que proteja a los trabajadores del campo y a nuestros intereses agrícolas No dio más detalles, pero si fueran subsidios para el sector sería una política que afectaría a otros grandes países productores, como Australia, Argentina o Brasil. Las patronales estadounidenses han reaccionado con mucha preocupación a los planes del presidente de EE. UU. La Federación Nacional de Comerciantes advirtió sobre una peligrosa espiral descendente que podría provocar un desastre para la economía estadounidense. La duda en EE. UU. es si el anuncio de Trump se materializará o forma parte de un proceso de negociación en el que las dos grandes potencias eco- nómicas miden sus fuerzas. En su propio comunicado, Trump aseguraba que con independencia de estas medidas, EE. UU. está preparado para seguir las negociaciones sobre comercio. La confusión sobre la intención real de Trump llega también a la Casa Blanca: su asesor en comercio Peter Navarro defiende este tipo de medidas, mientras que otros, como el director del Consejo Económico Nacional, Larry Kudlow, las entienden como una presión negociadora frente a Pekín. Espero que esto sea otra forma de desahogarse del presidente confió el senador Ben Sasse, republicano como Trump. Si esto va medio en serio, es una locura añadió en un comunicado, antes de asegurar que China es culpable de muchas cosas, pero el presidente no tiene un plan ganador ahora mismo. Está amenazando con quemar la agricultura estadounidense Al otro lado del globo, Pekín aguan- LOS DISPAROS DE TRUMP Golpe inicial Trump firma el 22 de marzo un memorándum contra la agresión económica de China y anuncia nuevos aranceles a los productos chinos por 60.000 millones de dólares, por el robo de propiedad intelectual y para proteger a las firmas estadounidenses. EFE Contraataque Tras la réplica de Pekín, EE. UU. publica el 3 de abril la lista de productos chinos sujeros a nuevos aranceles por valor de 50.000 millones de dólares. Ahora, después de que Pekín fuera a más, Trump amenaza con 100.000 millones de dólares más de barreras.