Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 ABCdelDEPORTE LUNES, 2 DE ABRIL DE 2018 abc. es deportes ABC En el fracaso es cuando más hay que estar al lado de los jugadores Entrevista Carlos Mac Allister Secretario de Deportes del Gobierno argentino La mano derecha de Macri en asuntos deportivos promueve la candidatura con Uruguay y Paraguay para el Mundial 2030 FERNANDO ROJO MADRID Visita la Redacción de ABC horas antes del encuentro del Metropolitano entre España y Argentina. Llega con una primicia bajo el brazo: Messi no juega anuncia. Hoy, como hombre del deporte, no pienso tanto en el resultado, sino en que no haya lesionados reflexiona en tono serio, como rumiando el varapalo que la selección de su país va a sufrir esa misma tarde. Carlos Mac Allister (Pergamino, 1968) ha aprovechado el amistoso para promocionar en Madrid la candidatura conjunta de Argentina, Uruguay y Paraguay para organizar el Mundial de 2030. Zurdo en la banda, cuando en los terrenos de juegos le apodaban El Colorado ahora es la mano derecha deportiva del presidente Macri. ¿Por qué merecen Argentina, Uruguay y Paraguay organizar el Mundial de 2030? -Hay muchos motivos. Se van a cumplir cien años del primer Mundial, cuya final disputaron en Montevideo Argentina y Uruguay. Son dos países que han sido campeones del Mundo y han aportado grandes jugadores a la historia del fútbol. Viven, junto a Paraguay, un momento maravilloso de reconstrucción. Argentina está creciendo muchísimo, y creemos que en 2030 nos va a encontrar en un buen momento. -Tenemos el recuerdo del Mundial de 1978, organizado en un momento político muy distinto. -Sí, en el 78 estábamos bajo la dictadura y ahora Argentina vive en una democracia formidable, donde nuestro presidente conversa continuamente con otras fuerzas políticas. Tanto es así que nosotros no tenemos mayoría en las Cámaras, y eso genera que haya un diálogo permanente con las otras fuerzas políticas. Eso es muy positivo. -Y en 2030 también habrá momento futbolístico muy diferente al actual. -Claro, nosotros ya no tendremos a Messi, pero aparecerán otros grandes jugadores. Ojalá nos vuelva a tocar a los argentinos tener uno de esa naturaleza, como tuvimos en su momento al gran Alfredo Di Stéfano, a Diego Armando Maradona y ahora a Lionel Messi. Sin duda, los argentinos estuvimos tocados por la varita mágica cuando hablamos El Mundial de 1978 El momento político es muy distinto. Vivíamos bajo una dictadura y ahora tenemos una democracia formidable Violencia en las gradas Se fue muy permisivo, y lo hemos pagado muy caro. Ahora estamos limpiando las gradas Caos en la Federación El fútbol argentino necesita ordenarse, pagar las deudas contraídas como tiene que hacer cualquiera Dependencia de Messi Tuvimos la suerte de tener a Di Stéfano, Maradona y Messi. Aparecerán nuevos jugadores Evasión fiscal Hay que explicar a los futbolistas desde pequeños que hay que pagar impuestos para poder mejorar la calidad de vida de la gente DE SAN BERNARDO de fútbol. De los seis o siete grandes jugadores que ha habido en la historia, tres han sido argentinos. Pero lo que es seguro es que seguiremos siendo competitivos, seguiremos siendo pasionales y seguiremos disfrutando del fútbol. ¿Cuál es la clave para producir tantas estrellas? -Los argentinos hemos tenido circunstancias históricas que nos hacen ser muy competitivos. Nos formamos en situaciones adversas, nuestras canchas no gozan de las mejores condiciones, y por eso el futbolista argentino desarrolla esa picardía y esa capacidad técnica. De todos modos, ustedes los españoles no se pueden quejar. Cuentan con una gran selección y una de las mejores ligas del mundo. -Argentina es uno de los países en los que se vive el fútbol con mayor pasión en las gradas. Pero eso a veces se transforma en brotes de violencia. ¿Qué ha hecho su Gobierno para atajar la violencia de los ultras? -Creo que si algo tiene bueno el Gobierno argentino es que cuando algo le preocupa, se ocupa. Se está empezando a limpiar las canchas de los malos hábitos, para que ir al fútbol cada fin de semana sea una fiesta. No ha sido fácil, pero estamos recorriendo ese camino. A los argentinos nos ha salido muy caro todo esto, desde el ámbito familiar, el económico, el deportivo. ¿En el pasado se miró para otro lado? -Se ha sido muy permisivo, y eso ha sido muy malo. No olvidemos que en su momento hubo un Gobierno que propició la existencia de las denominadas Hinchadas Unidas Argentinas, y no eran grupos que fueran buenos para el de- porte. Ahora, sin embargo, estamos trabajando duro para erradicarlo. Esa es la línea de nuestro presidente, el ingeniero Mauricio Macri, que continuamente nos dice: Trabajen con la verdad, digan las cosas que ocurren, erradiquen la violencia y no tengan miedo, porque el presidente les va a apoyar -Usted encontró una situación muy turbulenta en la Federación Argentina, con un problema de corrupción que también hemos vivido aquí. -La corrupción no fue un hecho únicamente de Argentina. La corrupción del fútbol tuvo un ámbito mundial, rozó a muchos países y dirigentes. Después, hubo una crisis dentro la dirigencia del fútbol argentino, que ahora está normalizada. Y creo que el actual presidente de la Federación está haciendo las cosas bien. El fútbol argentino necesita