Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 TOROS LUNES, 2 DE ABRIL DE 2018 abc. es cultura toros ABC ¡Lo que se pierden los catalanes! Roca Rey corta la única oreja y Ferrera logra una gran faena en Resurrección SEVILLA REAL MAESTRANZA DE SEVILLA. Domingo de Resurrección, 1 de abril de 2018. Lleno de No hay billetes Toros de Victoriano del Río y Toros de Cortés (1 bis y 5 en general, flojos y deslucidos, salvo el 3 bueno, y el 4 manejable. ANTONIO FERRERA, de berenjena y oro. Buena estocada (saludos) En el cuarto, media atravesada y descabello. Aviso (petición y vuelta al ruedo) JOSÉ MARÍA MANZANARES, de azul y oro. Pinchazo y estocada (saludos) En el quinto, media defectuosa (silencio) ANDRÉS ROCA REY, de tabaco y oro. Buena estocada. Aviso (oreja) En el sexto, estocada y descabello. Aviso (ovación de despedida) ANDRÉS AMORÓS SEVILLA M e ha despertado, esta mañana, el jubiloso voltear de las campanas de la Giralda: proclaman que el señor Jesús ha resucitado de entre los muertos (igual que Bach, en su Oratorio de Pascua Para celebrarlo, Mahler añadió, de su puño y letra, al final de su Segunda Sinfonía esta frase: Moriré para vivir Joaquín Romero Murube, con su Sevilla en los labios resume esta gloria: Las campanas cubren, con la enredadera de sus sonidos, el cristal de la mañana Y repite, tres veces: ¡Cam- Andrés Roca Rey, en un momento de su faena RAÚL DOBLADO Primavera de Puerta Grande de Álvaro Lorenzo ROSARIO PÉREZ MADRID LAS VENTAS MONUMENTAL DE MADRID. Domingo, 1 de abril de 2018. Casi diez mil espectadores. Toros de El Torero, bien presentados, de variado e interesante juego, con casta y buenos en conjunto; el 6 de vuelta al ruedo. Saludó el mayoral. DAVID MORA, de verde y oro. Estocada tendida. Aviso (palmas) En el cuarto, estocada. Aviso (petición y vuelta al ruedo) DANIEL LUQUE, de catafalco y oro. Estocada enhebrada, pinchazo, y estocada corta con derrame (silencio) En el quinto, tres pinchazos, estocada y descabello (silencio) ÁLVARO LORENZO, de azul pavo y oro. Estocada (oreja) En el sexto, estocada. Aviso (dos orejas) Abril para soñar. Abril para torear. Abril para embestir. ¡Y cómo embistieron algunos de El Torero! Lola Domecq envió a Madrid una corrida con movilidad, variada, con interesantes y rítmicas notas. Y fue un matador en el abril de su vida el que aprovechó los cartuchos del mejor lote y triunfó a lo grande con tres orejas. Álvaro Lorenzo, cosecha del 95, sintonizó ya con la frecuencia ganadora en el tercero, un toro pronto y de alegre primer galope. El joven toledano, que había mecido el capote en un par de verónicas, brindó una bella apertura por bajo. Ya erguido, el animal le lanzó una miradita nada agradable, pero no se amilanó. Aunque de viaje algo descompuesto a veces sobre todo si tocaba las telas este Miliciano se arrancaba con prontitud y la dispuesta faena, cimentada a izquierdas, transmitió. Hubo muletazos con gusto y con el sello clásico y castellano de su maestro, Pablo Lozano. Sabedor de que el premio estaba cerca, se ciñó por bernadinas, algo atropelladas, pero que conectaron. La estocada supuso el pasaporte definitivo a la oreja. Honores para El Torero Sabedor de que tenía media Puerta Grande abierta, Lorenzo dirigió su mirada al sexto, fenomenalmente lidiado por Ser- gio Aguilar, que enseñó los caminos al sensacional toro. La majestuosidad de los estatuarios descorchó la ilusionante faena. El clasicismo, el temple y una importante dosis de torería arroparon la sentida y medida obra. Hubo una ligada ronda diestra y naturales de glorioso trazo, muletazos con la mano de contar los billetes que guiaban la fantástica embestida de Viscoso Perfumó la actuación con pintureras trincherillas y un pase de pecho largo como un navío de guerra. A más la obra, con el de Toledo crecidísimo mientras se doblaba con sabor. Diez mil almas se asomaban a la ventana de los tendidos, expectantes mientras se perfilaba para matar. La emoción ya se había desbocado con la plaza vestida de anuncio de detergente. Flameaban los pañuelos: dos blancos y uno azul asomaron por el palco. Dos orejas para Lorenzo y los