Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 2 DE ABRIL DE 2018 abc. es economia ECONOMÍA 37 EL QUINTO EN DISCORDIA POR JOSÉ RAMÓN ITURRIAGA España- Italia, una inútil comparación Italia, los partidos populistas de uno u otro signo han tenido una mayoría abrumadora y quizá La Bolsa italiana es la que mejor con el desenlace de la crisis se ha comportado entre los catalana más cerca, la Bolsa no mercados desarrollados en este ha recogido el guante. 2018. Quizá ya se hayan dado Así las cosas, todo apunta a cuenta, pero me ha sorprendido que el ruido hace más mella en mucho ver el comportamiento los mercados bursátiles que en relativo respecto a la Bolsa los demás. Si, por ejemplo, española en los últimos 12 meses, comparamos el comportamiento pues saca más de un 15 de de la prima de riesgo, la española ventaja al Ibex 35. No está claramente soy muy partidario mejor. Es más, si de realizar análisis nos atenemos a esta sobre índices, medida, que hasta porque en muchos hace poco copaba casos nos lleva a portadas económicomparar peras con cas, España está manzanas. Sin mucho más cerca de embargo, lo que los países core están haciendo los (centro y norte de mercados italianos Europa) que de los EFE Bolsa de Madrid sirve para desmonperiféricos. Adetar algunos de los más, los mercados de mitos con respecto a la renta fija son mucho inversión en Bolsa y las creencias más eficientes gracias a la sobre la influencia de la política. profundidad de mercado y La situación política en Italia menos esquizofrénicos. difícilmente puede ser peor. Es Por tanto, teniendo en cuenta mala incluso para sus estándael comportamiento reciente de la res. Sin embargo, parece que los Bolsa italiana semblanza que inversores han desconectado podríamos hacer extensible a la hace tiempo de todo el ruido. portuguesa, aunque resulta Por el contrario, en España menos relevante y cómo están parece que el mercado no es las cosas por aquí, no sólo la capaz de sacar la cabeza de la política sino también la econocentrifugadora del día a día. Es mía, los resultados empresariaverdad que si lo medimos en les y, sobre todo, las valoraciotérminos de portadas del nes, podemos afirmar que la Financial Times un magnífico ventana de oportunidad en el termómetro de lo que pueden caso de la Bolsa española sigue pensar de nosotros los que de abierta. Los escépticos sostenverdad tienen dinero les drán la teoría de que no tiene por sacamos bastante ventaja; qué cerrarse nunca, pero yo no hemos tenido más y ninguna de me subo a ese carro y cuando el ellas buena. Con una situación mercado se dé cuenta me pillará política claramente mejor en dentro. Nasdaq, Trump y los hábitos de compra Últimamente, parece que al índice tecnológico americano se le atragantan las noticias. Si la semana pasada fue Facebook, esta semana le tocaba el turno a Amazon. El presidente americano, que últimamente no descansa, ha amenazado a la gran tecnológica por estar, en su opinión, acabando con el tejido empresarial tradicional americano. Por culpa de la empresa de Jeff Bezos, los americanos y supongo que el resto del mundo ya no compran de la misma forma, y esto resulta inadmisible según la bestia rubia. Con independencia de que el motivo de su ataque sea la línea editorial del Washington Post cabecera comprada hace poco por el principal accionista de Amazon contra su persona más que contra su Administración, el argumento utilizado es una absoluta sandez. No tiene ni pies ni cabeza que desde una instancia se imponga la forma en la que la gente tiene que comprar. Es más, si se supone que los nuevos hábitos de compra hacen desaparecer buena parte del comercio tal y como lo entendemos, hay poco que se pueda hacer desde cualquier gobierno. Un magnífico ejemplo de lo difícil que es poner puertas al campo. Sin cebarme mucho en los rebuznos del presidente Trump, creo que los últimos tropiezos del índice tecnológico americano han servido para desperezar a los agoreros. Con todas las cautelas posibles, porque en el caso del Nasdaq toco de oreja, creo que las Jeff Bezos AFP similitudes con la burbuja del año 2000 son desproporcionadas. Básicamente porque estas empresas ganan muchos miles de millones de dólares frente a la quimera que eran muchas de las famosas compañías de internet del año 2000 ¿recuerdan Terra? Y no solo ganan dinero, sino que en general estas compañías cotizan por debajo de 15 veces beneficios con crecimientos a futuro enormes. Y esto es lo verdaderamente difícil de anticipar: cuál será el crecimiento a futuro de compañías que ya son enormes máquinas de ganar dinero. Con crecimientos interanuales que no son de este mundo, lo complicado resulta saber cuál es el límite. Hasta el infinito y más allá. El comportamiento de la Bolsa el año pasado no fue normal. Algo más de volatilidad como la que estamos viendo en 2018, no solo es buena, sino que resulta deseable. Con todo, parece seguro que el crecimiento futuro de las compañías del Nasdaq depende menos de las venadas de Trump que de los nuevos hábitos de consumo y de la digitalización. DESIGUAL PRIMER TRIMESTRE EN LOS MERCADOS La Bolsa de EE. UU. se ha comportado mejor que el resto al inicio de 2018, la rentabilidad de los bonos no despega y España no se quita el ruido de encima C errado el primer trimestre del año, las sensaciones siguen enrarecidas, mixfeelings creo que dicen los ingleses. La Bolsa no acaba de subir, los bonos no terminan de caer y el ruido (volatilidad) aumenta. Destaca un año más la Bolsa americana, que lo hace mejor que el resto con independencia de las circunstancias. Europa continúa con el brazo atado a la espalda y no se quita el sambenito de piñata a la que zurran los agentes de merca- do al menor síntoma de turbulencias. Las rentabilidades de los bonos no terminan de coger tracción y, sin ir más lejos, en lo que llevamos de año, la renta fija de los gobiernos periféricos es un año más la sorpresa en lo que a rentabilidad se refiere. El dólar continúa a la baja con el bombero bocazas al frente de una estrategia de vuelo corto con más ruido que nueces. Y España representa un sí pero no en un momento en el que el ruido se sigue imponiendo y los fundamentales no terminan de imponerse. Así la cosas, ¿será 2018 una repetición del año pasado en lo que al comportamiento del mercado se refiere? Podría serlo. Son muchos los que se regodearían en el patético te lo dije Sin embargo, no lo creo. Más allá de las portadas de los periódicos hay una realidad que siempre se acaba imponiendo. Y en las circunstancias actuales, las Bolsas tienen que subir, los bonos caer, las divisas harán lo que les parezca bien y todos los inversores volverán a una normalidad que hemos olvidado por completo.