Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 2 DE ABRIL DE 2018 abc. es espana ESPAÑA 27 Una jornada emotiva La celebración religiosa coincidió con el aniversario de los 25 años de la muerte de Don Juan de Borbón En la entrada, los integrantes de la Familia Real fueron recibidos por la delegada del Gobierno en Baleares, María Salom, y por el obispo de Mallorca, monseñor Sebastià Taltavull, acompañado por los integrantes del Cabildo catedralicio. Además, posaron con la amabilidad y la simpatía acostumbradas para los medios de comunicación presentes en el lugar. Desde primera hora de la mañana se encontraban ya en las inmediaciones de la Catedral centenares de personas, tanto residentes como turistas, que aplaudieron y vitorearon a los Reyes. ¡Viva el Rey! y ¡Viva España! fueron las expresiones de afecto más escuchadas. Por su parte, la Familia Real correspondió a las muestras de cariño recibidas con varios saludos. Los miembros de la Familia Real correspondieron a las muestras de cariño de residentes y turistas EFE Único acto Además, algunas personas corearon el cántico Yo soy español, español, español que empezó a hacerse popular en las competiciones deportivas, y que ha pasado a tener un sentido que trasciende a ese ámbito. Ya en el interior de la Catedral, se reprodujeron los aplausos, mientras los Reyes saludaban de manera personal a numerosos fieles. Asimismo, se escucharon también en el interior del templo gritos de ¡Viva España! y ¡Viva el Rey! Una vez acabada la misa, se volvieron a reproducir los vítores y los aplausos cuando la Familia Real salió de la Catedral. Hubo además vivas dedicados a Don Juan Carlos. Pudieron verse también varias banderas de España. Como ocurrió ya el pasado año, Don Felipe, Doña Letizia, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía saludaron al numeroso público congregado y se acercaron para dar la mano a decenas de personas. Fue uno de los momentos más simpáticos de la jornada, pues eran numerosos los residentes y los turistas que querían estrechar la mano al Rey, quien respondió y correspondió a esas muestras de cariño finalmente ya en solitario. Los Reyes y sus hijas abandonaron el lugar a bordo del coche que anteriormente había conducido ya el propio Don Felipe. En otro vehículo viajaron Don Juan Carlos y Doña Sofía. Como en años anteriores, había un dispositivo policial especial en las proximidades de la Catedral y en los accesos a ese punto del casco antiguo de Palma. En cualquier caso, residentes y turistas pudieron acceder al lugar sin problemas. Además, no se registró un solo incidente. El de ayer fue el único acto público al que asistieron los Reyes en esta Semana Santa en Mallorca. Por su parte, Doña Sofía, acompañada por su hermana Irene de Grecia, había acudido el pasado lunes a un concierto solidario, y presenciaron la procesión del Viernes Santo en Palma. La Familia Real, al completo, en la Misa de Resurrección en Palma Centenares de personas vitorean a los Reyes, en un acto al que acudió Don Juan Carlos JOSEP MARÍA AGUILÓ PALMA DE MALLORCA Los Reyes y sus hijas fueron fieles, un año más, a la tradición de acudir a la Misa de Resurrección que cada Semana Santa se celebra en la Catedral de Palma. Les acompañaron Doña Sofía, que no suele faltar nunca a esa cita, y Don Juan Carlos, que no había asistido a dicha celebración religiosa desde 2014. La jornada de ayer tenía, por otra parte, un sentido especial y muy emotivo para la Familia Real, pues se cumplían 25 años de la muerte de Don Juan de Borbón. Don Felipe, Doña Letizia, la Princesa Leonor, la Infanta Sofía y los Reyes padres llegaron a la Seo palmesana poco antes de las doce del mediodía, a bordo de dos vehículos. El primero de ellos era conducido por el propio Don Felipe, y viajaban en su interior la Reina y sus dos hijas. En un segundo vehículo viajaban Doña Sofía y Don Juan Carlos. El Rey llevaba un traje azul, camisa blanca y corbata azul turquesa, mientras que Doña Letizia portaba una blusa con lunares, unos pantalones palazzo de color negro y unos stilettos del mismo tono. Por su parte, Don Juan Carlos llevaba un traje negro y Doña Sofía, un traje de chaqueta con falda de color beige. Los Reyes y sus hijas, Sofía y Leonor, ayer tras la Misa de Resurrección AFP