Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 MADRID DOMINGO, 1 DE ABRIL DE 2018 abc. es espana madrid ABC ABC accede al campanile de los Hombres Ilustres La Giralda de Atocha que custodia un Patrimonio impide subir a la torre por seguridad, pese a que los vecinos piden que sea visitable por ser BIC MARTA R. DOMINGO MADRID Se diseñó en 1890 con vocación de convertirse en la Giralda de la Real Basílica de Nuestra Señora de Atocha, pero más de un siglo después esta bella y desconocida torre de inspiración veneciana quedó sin campanas que tañer ni templo al que acompañar. Aislada del Panteón de Hombres Ilustres (calle de Julián Gayarre, 3) al no construirse el templo que uniría ambas construcciones, esta atalaya misteriosa se encuentra desde la década de 1970 enclaustrada entre los muros del Colegio Virgen de Atocha. Pese a que todo el conjunto fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1992 y los vecinos reclaman poder visitarlo, nunca se ha permitido su acceso. El campanile no se diseñó ni se pensó para que fuera visitable, además ahora no cumpliríamos los estándares de accesibilidad. Es bastante complejo llegar hasta arriba. La idea del campanile es que se pueda ver desde fuera y, afortunadamente, podemos disfrutar de él explica a ABC la arquitecta y técnico de Patrimonio Nacional, Andrea San Valentín. Una angosta escalera de piedra de 196 peldaños, a la que se accede por una discreta puerta situada entre las aulas de Secundaria, conduce hasta el nivel más alto de la torre, a unos 70 metros de altura. Sobre el terreno donde desde hace décadas los 1.500 alumnos del centro escolar juegan al fútbol y al baloncesto se tendría que haber levantado la nueva basílica dedicada a la Virgen de Atocha, cuya cúpula alcanzaría el vértice del campanario anexo. FOTOS: MAYA BALANYÀ Arriba, las vistas del colegio y la estación de Atocha desde el campanario; a la izquierda, las vigas de hierro donde colgarían las tres campanas que iban a completar la torrecampanile Un templo para la realeza El antiguo convento de los Dominicos fue ocupado por las tropas francesas durante la Guerra de Independencia en 1808. Tras la marcha del ejército de Napoleón, el edificio quedó casi en ruinas. Después de que los frailes abandonaran el centro religioso en 1834, éste se aprovechó como Cuartel de Inválidos y bajo sus muros se enterraron a los sucesivos directores del complejo militar. Cuando la reina regente María Cristina, viuda de Alfonso XII, ordenó construir la nueva basílica de Atocha también planteó que se erigiera junto a ella un Panteón para albergar esos restos mortales. El arquitecto Fernando Arbós (Roma, 1846- Madrid, 1916) ganó el concurso ante un jurado unánime que va- Andrea San Valentín ARQUITECTA DE PATRIMONIO NACIONAL La torre quedó aislada del Panteón porque el proyecto no se pudo terminar por problemas económicos Entre el Panteón y el campanile se iba a levantar la majestuosa Basílica de la Virgen de Atocha. En su lugar se erigió el colegio