Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 DEPORTES DOMINGO, 1 DE ABRIL DE 2018 abc. es deportes ABC Baloncesto LA BRECHA POR DEPORTES Tenis Igualdad en los Grand Slam El tenis ha conseguido igualar las ganancias en los torneos del Grand Slam, lo que generó críticas de algunos jugadores, que alegan que los chicos están más tiempo en la pista. Aún así, hay grandes diferencias entre lo que suman a final de temporada los más mediáticos: Roger Federer (64 millones) y Serena Williams (27) La WNBA, lejos de la NBA El deporte de masas con estrellas masculinas y femeninas que tiene un mayor desfase de sueldos es el baloncesto. El mejor pagado de la NBA (Stephen Curry) ingresa 34 millones euros, mientras que su homóloga de la WNBA (Nneka Ogwumike) percibe 100.000 euros. Los salarios medios también están desfasados: 560.000 contra 50.000. Nneka Ogwumike ABC Serena Williams El primer grande femenino del año, en vísperas del Masters de Augusta, sirve de plataforma reivindicativa contra la brecha salarial La rebelión de las golfistas MIGUEL ÁNGEL BARBERO ENVIADO ESPECIAL A PALM (EE. UU. Grandes diferencias 4 veces menos En el mundo del golf hay dos brechas salariales importantes: una de circuito y otra de género. Así, no tiene nada que ver competir en EE. UU. con hacerlo en Europa. En cuanto a los que juegan en América, la líder de ganancias en 2017, la coreana Sung Hyun Park, acumuló 2,33 millones de euros, la cuarta parte que Justin Thomas (9,9) Está muy bien teniendo en cuenta que los torneos regulares femeninos tienen bolsas medias de premios de 1,5 millones y los masculinos de 7. En los majors hay diferencias notorias, como los 5 millones del Open USA femenino frente a los 12 del masculino. En un momento histórico en el que las mujeres reclaman más protagonismo e igualdad de derechos, el deporte no podía abstraerse a la realidad: existe una gran brecha salarial entre lo que perciben los profesionales por hacer un mismo deporte, en función de su género. Con motivo de la celebración del primer major de golf femenino de la temporada, el ANA Inspiration, el club de Mission Hills ha sido escenario de distintas actividades destinadas a reclamar la equiparación de ingresos entre hombres y mujeres. Aprovechando que las golfistas son unas privilegiadas en comparación con las practicantes de otras disciplinas, se ha querido aprovechar la repercusión mediática de un evento como este (junto con el Masters de Augusta, es el único que se lleva celebrando en el mismo campo durante más de 45 años) para concienciar al mundo entero del problema. Hasta este punto del desierto de California se desplazaron atletas de diferentes especialidades que, de la mano de la actriz y activista Ashley Judd, comentaron sus experiencias en este sentido. Para la mayoría de ellas resultaba frustrante obtener un rendimiento económico muy escaso a unos logros similares a los de sus compañeros masculinos. Y eso a pesar de conseguirlos con el mismo esfuerzo y dedicación que ellos. Afortunadamente, poco a poco va corrigiéndose esta situación, como expusieron las gemelas Lamoureux, recientes campeonas olímpicas de hockey sobre hielo. Tan importante como la medalla de oro fue lograr que USA Hockey firmara un acuerdo de igualdad de La coreana Sung Hyun Park es la golfista que más gana: 2,3 millones anuales 370.000 euros En Europa las diferencias son abismales. Esta campaña las mujeres tienen menos pruebas y rondan los 300.000 euros en premios, por los dos millones de los hombres. Estos tienen, además, las Rolex Serie de siete millones por torneo. De ahí que las cifras finales de 2017 sean durísimas de comparar: la inglesa Georgia Hall fue la mejor con 370.000 euros, por los 5,39 millones de Tommy Fleetwood. salarios a partir de ahora señalaron orgullosas. No se trata tanto de querer más dinero, sino de hacer lo que es justo y de conseguir que a partir de ahora las niñas de todo el mundo puedan trabajar en igualdad de condiciones El atletismo, en la Diamond League, o el tenis, en los torneos del Grand Slam, ya reman en esta línea. No os rindáis nunca Ese espíritu de lucha y sacrificio es algo que no se les puede negar a las mujeres. A pesar de las dificultades que se encuentran, no cejan en su empeño cuando piensan que llevan la línea correcta, como comentó la doble campeona olímpica Carli Lloyd, que también ganó el Mundial de fútbol con los Estados Unidos. Si trabajamos juntas conseguiremos nuestros objetivos. No os rindáis nunca recomendó a las numerosas asistentes al acto. Los datos no engañan y reflejan que la mayoría de los deportes favorecen a los hombres sobre las mujeres en cuan- to a los ingresos que reciben. Las razones que se esgrimen son palmarias: los primeros llevan más gente a los estadios y obtienen mayores audiencias televisivas que ellas. Ante esto, el anfitrión de la semana, el comisionado del Circuito Femenino de Golf (LPGA) Mike Whan, ofrecía a ABC su propia solución. Tenemos que preguntarnos si los hombres ganan más porque tienen mayores audiencias televisivas y, efectivamente, es así. Y la razón es que durante 39 semanas al año ellos dan sus torneos en televisión nacional en abierto y nosotros solo en siete. Así es muy difícil competir y colarnos en las parrillas televisivas. Ahora bien, sí que afirmo que si una cadena nos diera la oportunidad de estar en abierto durante 30 semanas las cifras serían muy distintas El LPGA es un modelo a seguir en cuanto a las ligas profesionales, ya que se trata de la más longeva (data de 1950) y la que mayor crecimiento ha vivido en los últimos años. Si cuando llegué aquí en 2010 me dicen que en 2018 habría-