Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA DOMINGO, 1 DE ABRIL DE 2018 abc. es espana ABC EN EL EPICENTRO DEL TRÁFICO DE HACHÍS (y IV) Interior de un coche patrulla de la Policía de La Línea equipado con arma larga ABC patrulla con la Policía NONO RICO Sin prismáticos contra narcos que llevan tanques Las jornadas en La Línea se saldan con varios identificados, alguna detención, persecuciones y, en el peor de los casos, también con tiroteos ENRIQUE DELGADO SANZ LA LÍNEA DE LA CONCEPCIÓN (CÁDIZ) En el aparcamiento de la comisaría de Policía de La Línea de la Concepción no cabe un coche más. Pero no es porque haya muchos automóviles del Cuerpo, sino porque está lleno de vehículos de alta gama requisados a los narcos. Son tantos que incluso ocupan el espacio reservado en la calle para los agentes. Audi, Mercedes, BMW... las principales firmas de alta gama se dan cita en este parque móvil improvisado y la mayoría tienen desperfectos, probablemente fruto de alguna persecución. Esta ciudad es impredecible, nunca sabes lo que va a pasar comentan dos zetas al acomodarse en sus asientos antes de empezar la patrulla en una fría tarde de marzo. Entre ambos agentes, una escopeta. Las patrullas no pueden salir sin una aseguran y por delante varias horas de trabajo para escudriñar los rincones de una ciudad de apenas 63.000 habitantes pero con al menos cuatro barrios conflictivos donde la droga con- Avanza la tarde y la patrulla sale al paseo marítimo, donde no hay una típica estampa de playa: los altos bloques de apartamentos ceden su espacio a las casas bajas de pescadores, como las de la calle Canarias, una estrecha arteria del barrio de La Atunara donde los puntos los encargados de dar el agua campan a sus diciona la vida y en los que los veci- anchas para facilitar el ilegal trabajo nos se ponen de parte de los malos de los narcos. Las viviendas allí son cuando la ley intenta imponerse. casas bajas de pescadores, de una sola La ruta empieza justo en el barrio planta aunque algunas incluso lucen que linda con La Atunara, San Bernar- torreones para vigilar a los agentes do. Se trata de una barriada deprimi- y están separadas por estrechísimos da donde los bloques de viviendas, de callejones que utilizan los narcos para no más de cuatro alturas, se alinean burlar a la Policía. Las casas también dejando entre sí descuidadas plazo- tienen dos puertas, una a cada lado, letas donde los coches aprovechan que permiten a los delincuentes atrapara aparcar y las panvesarlas con facilidad dillas para conspirar. Depara escapar, siempre Identificación trás de las ventanas capaces de La Policía dispone que no seansus propios siempre hay ojos avizor, hacerlo por puntos de más aún cuando patrumedios a través de las inidentificación por trincadas calles de este lla la Policía. El deteriola ciudad para ro de estas viviendas barrio, donde tampoco contrasta con el precio intentar atrapar a es raro que los vecinos de los vehículos aparcaaparquen sus vehículos sospechosos dos, detalle que ayuda a de forma incorrecta para explicar cómo allí, en lo impedir el paso de los coDegradado alto de una de estas caches policiales. La Línea, un sas, la Policía desarticuLa Atunara queda municipio de ló recientemente un raatrás y es turno de ver apenas 63.000 dar utilizado por los narqué pasa en El Zabal, un cos: Ahí, en el edificio habitantes, cuenta barrio de lujosas vivienrojo lo tenían y nosotros con hasta cuatro das construidas de mano tenemos ni unos pris- barrios peligrosos nera ilegal. Una de las máticos fincas más ostentosas Un agente de la Policía en un punto de identificación en el barrio de La Atunara