Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 26 DE MARZO DE 2018 abc. es espana madrid MADRID 69 El chat de la polémica Echando gasolina al fuego Caso Lavapiés El pasado noviembre, un policía de CC. OO. el sindicato afín a Carmena, denunció una serie de afirmaciones de pésimo gusto en un chat privado de policías municipales. Más de un centenar de agentes participaban en ese grupo de WhatsApp, aunque el juez solo ha imputado a tres de ellos por supuestos delitos de odio e injurias (alabanzas a Hitler e insultos a la alcaldesa, entre otros improperios) El Ayuntamiento, en lo que se ha interpretado como un gesto a su electorado, decidió personarse como acusación en la causa, alimentando así la polémica. De nuevo, Barbero echando gasolina al fuego denuncian en círculos policiales. La investigación interna concluye que los agentes actuaron correctamente C. HIDALGO MADRID Negociación del convenio La falsa promesa de una nueva propuesta JOSÉ RAMÓN LADRA de ellas fue la creación de una suerte de jurados populares dentro del proyecto de Policía Comunitaria. Se pondría en marcha en enero de 2017, como experiencia piloto, precisamente en el barrio de Lavapiés. Toda la oposición puso el grito en el cielo (los conflictos de convivencia se dirimirían entre vecinos y asociaciones, para evitar judicializarlos y el asunto quedó suspendido por el Pleno de Centro. Otras novedades fueron la Unidad de Gestión de la Diversidad, que nació y sigue sin apenas competencias en su capítulo estrella, los delitos de odio; el refuerzo de los distritos (que prácticamente no se ha notado) y de unidades como la de Medio Ambiente; el Comité Ético; la eliminación de los mencionados antidisturbios, de los servicios de Información y de la Unidad de Apoyo Zonal, dedicada, entre otros asuntos, a la lucha contra la venta ambulante y el trapicheo de drogas. Este febrero comenzó la negociación de un nuevo convenio para el Cuerpo, caducado desde 2015. Por ahora solo se ha tratado el asunto de los turnos y los horarios, de manera insatisfactoria para los sindicatos. El concejal de Seguridad prometió una nueva porpuesta para la semana pasada. Ha llegado la Semana Santa y aún están esperándola. Si las conversaciones siguen por los mismos derroteros, se avecinan protestas en la calle. Mientras, arrecian las denuncias por las malas condiciones de las infraestructuras y falta de personal en el Cuerpo. Hay ocho unidades en barracones que finalmente no van a ser trasladadas a nuevos edificios, por, según el Ayuntamiento, los recortes impuestos por Montoro Pero la ley, sin embargo, no especifica en qué áreas hay que contener el gasto. La investigación abierta por la Jefatura de la Policía Municipal sobre la actuación de los agentes que intentaron salvar la vida de Mmame Mbaye ha concluido que fue del todo correcta. Así lo indicaron fuentes del caso a este periódico y así se lo trasladaron desde la cúpula del Cuerpo a los funcionarios afectados. La sombra de cualquier duda al respecto ha quedado desterrada, pese a las afirmaciones realizadas la semana pasada por el concejal de Seguridad, Javier Barbero, en el Pleno de Cibeles. Fue él quien se apresuró a anunciar, al día siguiente de los disturbioso en Lavapiés, que se iba a indagar al respecto. La Unidad de Asuntos Internos ha revisado las grabaciones de las cámaras de videovigilancia del barrio. También las coordenadas marcadas por los GPS de los coches patrulla y de las radios de los agentes que intervinieron en el auxilio del mantero senegalés, de 35 años y que pereció, como confirmó la autopsia, de un infarto sobrevenido por una patología congénita base. Se han revisado las declaraciones y comparecencias de los policías municipales y se ha buscado las de testigos de la zona. Cabe recordar que el amigo del finado que pidió ayuda a los agentes que pasaban por allí confirmó que nadie perseguía a Mmame, sino que este regresaba a su casa cuando le dijo que se sentía muy mal y cayó desplomado en plena calle del Oso, prácticamente en la puerta de su casa. Hasta siete policías le practicaron las maniobras de resucitación mientras llegaba el Samur, cuyos sanitarios nada pudieron hacer por salvar la vida del muchacho. Los agentes afirman que se sienten abandonados por el Ayuntamiento. El polvorín de Lavapiés Sembrar la duda sobre los agentes Lo ocurrido hace diez días en Lavapiés ha sido la gota que ha colmado el vaso. El edil Barbero no ha hecho más que sembrar la duda en la actuación policial y sus consecuencias en la muerte de un mantero por infarto. Además, la concejal Rommy Arce suma ya tres querellas por sus ataques a los agentes. La Policía y el Samur, en el lugar donde murió el senegalés EFE